Frustración por medidas contra el Covid provoca disturbios en Guangzhou mientras aumentan los casos en China

Personas hacen fila para hacerse pruebas de Covid-19 después de un brote, en un sitio de exámenes improvisado en Guangzhou. Foto: Reuters

Los videos ampliamente compartidos en Twitter mostraban escenas ruidosas en el distrito Haizhu de Guangzhou de personas que corrían por las calles y protestaban con trabajadores vestidos con trajes blancos para materiales peligrosos.


Multitudes de personas en la ciudad de Guangzhou, en el sur de China, atravesaron las barreras de Covid y marcharon por las calles en escenas caóticas el lunes por la noche, según videos publicados en línea, en una muestra de resentimiento público por las restricciones contra el coronavirus.

Entre los últimos brotes en China, el de Guangzhou es el más grande, con nuevas infecciones diarias de Covid-19 que superan las 5.000 por primera vez y alimenta la especulación de que los confinamientos localizados podrían ampliarse.

Los videos ampliamente compartidos en Twitter mostraban escenas ruidosas en el distrito Haizhu de Guangzhou de personas que corrían por las calles y protestaban con trabajadores vestidos con trajes blancos para materiales peligrosos.

Twitter está bloqueado en China, y varios hashtags relacionados con el tema de los “disturbios” en el área fueron eliminados de Weibo, similar a Twitter en China, el martes por la mañana.

La gente protesta en Guangzhou, China, en esta imagen obtenida de un video publicado el 15 de noviembre de 2022. Foto: Reuters

Ni el gobierno de la ciudad de Guangzhou ni la policía provincial de Guangdong respondieron a las solicitudes de comentarios de Reuters.

“Fue bastante tenso anoche. Todos se aseguraron de que sus puertas estuvieran cerradas con llave”, dijo un residente de Guangzhou que usa el nombre de Chet y vive a un kilómetro de donde tuvo lugar la protesta. Dijo que los grupos de chat locales y las redes sociales se habían inundado con videos e imágenes del episodio.

“Cuando sucedió tan cerca de mí, lo encontré realmente molesto. No pude dormir anoche después de ver esas imágenes”, dijo Chet, cuyo complejo residencial ha estado cerrado durante unos 20 días.

El martes, China informó 17.772 nuevas infecciones locales de Covid-19 para el 14 de noviembre, frente a las 16.072 del día anterior y la mayor cantidad desde abril, incluso cuando muchas ciudades redujeron las pruebas de rutina después de que las autoridades anunciaran medidas la semana pasada destinadas a aliviar el impacto de las fuertes restricciones por el coronavirus.

Personas hacen fila para hacerse una prueba de Covid-19 en el distrito de Chaoyang, Beijing, el 15 de noviembre de 2022. Foto: Reuters

En la capital, Beijing, las nuevas infecciones alcanzaron un récord de 462 el lunes. Las principales ciudades, incluidas Chongqing y Zhengzhou, se encuentran entre las más afectadas.

Aún así, China se esfuerza por limitar el daño de su política de Covid Cero después de casi tres años de pandemia, ya que el último de una serie de informes económicos sombríos mostró que las ventas minoristas cayeron en octubre y la producción fabril creció más lentamente de lo esperado.

Si bien muchos residentes expresaron un optimismo cauteloso después del anuncio del viernes de que se aliviarían algunas de las estrictas políticas por el Covid, esta semana aumentaron las preocupaciones sobre el empeoramiento de los brotes y hubo confusión ya que algunas ciudades detuvieron o ajustaron las pruebas regulares.

Fatiga con el Covid Cero

Las escenas del lunes por la noche de Guangzhou fueron el último estallido de frustración por las restricciones del Covid que han provocado confinamientos frecuentes y cuarentenas impuestas bajo una política característica del Presidente Xi Jinping que, según China, salva vidas.

Personas hacen fila para hacerse una prueba de Covid-19 cerca de un edificio de oficinas en el Distrito Central de Negocios en Chaoyang, Beijing. Foto: Reuters

El mes pasado, un brote de Covid en una planta enorme de Foxconn que fabrica iPhones de Apple en Zhengzhou provocó el caos, con muchos trabajadores huyendo, incluso trepando cercas, obstaculizando la producción.

Funcionarios en Guangzhou, hogar de casi 19 millones de personas, dijeron que planean más hospitales improvisados además de los seis que se han construido que tienen 20.000 camas, principalmente para la observación de personas infectadas sin síntomas.

“La curva de infección de Guangzhou sigue el ritmo del brote de marzo-abril de Shanghái, lo que plantea la pregunta de si se desencadenará un confinamiento en toda la ciudad”, escribieron los analistas de JPMorgan, refiriéndose al cierre de dos meses de Shanghái este año, que provocó disturbios generalizados.

“Se convertiría en un punto de prueba con respecto a la determinación del gobierno de impulsar la relajación de las medidas de control de Covid”, dijeron.

JPMorgan estimó que las ciudades con más de 10 nuevos casos acumulados la semana pasada albergan a 780 millones de personas y representan el 62,2% del PIB, aproximadamente el triple de los niveles observados a fines de septiembre.

Tiempos de exámenes

Según las nuevas reglas de China, los esfuerzos de exámenes deben ser más específicos, aliviando una carga financiera significativa para las ciudades.

El lunes, el distrito más poblado de Beijing, Chaoyang, trasladó algunos sitios de exámenes más cerca de complejos residenciales.

Si bien eso aumentó la cantidad de sitios, también generó largos tiempos de espera para muchos, lo que alimentó la frustración, ya que muchos lugares de trabajo requieren resultados negativos en las pruebas dentro de las 24 horas.

Una mujer se hace la prueba de Covid-19 luego del brote de la enfermedad en Shanghái, el 15 de noviembre de 2022. Foto: Reuters

En Weibo, un hashtag sobre el cierre de cabinas de prueba se inundó de comentarios críticos el lunes por la noche antes de ser censurado: “¿Qué se supone que deben hacer los trabajadores?”, escribió un usuario de Weibo. Otro preguntó: “¿A qué tipo de cerebro se le ocurrió esta política?”.

El martes, los funcionarios dijeron que Chaoyang estaba agregando más sitios de prueba, incluso cerca de las oficinas. La ciudad también prohibió las visitas a los hogares de ancianos.

“¿Por qué está cerrado nuestro edificio?”

Las medidas de flexibilización del viernes provocaron un repunte del mercado con la esperanza de que China esté señalando planes para poner fin a una política que casi ha cerrado sus fronteras y ha provocado confinamientos frecuentes, posiblemente comenzando después de la sesión anual del Parlamento en marzo.

Pero los expertos advierten que la reapertura completa requiere un esfuerzo masivo de refuerzo de la vacunación y también necesitaría un cambio en los mensajes en un país donde el Covid sigue siendo muy temido.

Trabajadores de prevención de pandemias con trajes protectores ingresan a un complejo de departamentos que fue puesto bajo confinamiento en Beijing, el 12 de noviembre de 2022. Foto: Reuters

En Shanghái, que ha estado reportando números de infección relativamente bajos, incluidos 16 el lunes, los bloques de departamentos aún estaban siendo sellados y el Shanghai Disney Resort ha estado cerrado desde el 31 de octubre después de que un visitante dio positivo.

Si bien el gobierno central ha instado a un enfoque más flexible para controlar los brotes, las autoridades locales todavía tienen margen de maniobra para cerrar edificios que evalúan como de alto riesgo.

“Las reglas son muy claras, entonces, ¿por qué nuestro edificio está cerrado?”, preguntó un jubilado de Shanghái cuyo edificio fue sellado con cinta adhesiva el lunes por la mañana después de que se llevaran a un “contacto cercano” y lo pusieran en cuarentena.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La startup hizo pública su intención de revivir al ave conocida como Dodo, que desapareció en el siglo XVI.