May pide al parlamento británico no "frustrar" resultados del referendo sobre el Brexit

Brexit (1)

Foto: AFP

Las declaraciones de la primera ministra británica se dan después de que miembros de su gabinete defendieran aplazar la salida de la Unión Europea si no se aprueba un acuerdo de salida.


La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha insistido en que no se debe "frustrar" el resultado del referéndum en el que ganó el Brexit, después de que miembros de su gabinete defendieran aplazar la salida de la Unión Europea (UE) si no se aprueba un acuerdo de salida.

"Nuestro empeño para materializar el Brexit debe ser absoluto. No podemos frustrar el que fue el mayor ejercicio democrático en la historia de este país", afirmó la primera ministra anoche en una reunión a puerta cerrada con voluntarios del Partido Conservador, según informó un portavoz de Downing Street.

"En las últimas etapas de este proceso, lo último que debemos hacer es perder de vista nuestro objetivo", sostuvo May antes de viajar hoy a Egipto para asistir a una cumbre entre la UE y la Liga Árabe en la que conversará sobre el Brexit con líderes comunitarios.

Al menos cinco miembros del Gobierno han pedido la dimisión de la ministra de Trabajo y Pensiones, Amber Rudd, al considerar que está liderando una corriente de presión para extender el plazo de salida de la UE más allá del 29 de marzo, según revela hoy el diario The Sunday Times.

Rudd, junto con otros dos ministros, publicó el sábado un artículo en el que advertía de que el Parlamento bloqueará un posible Brexit no negociado en caso de que no se llegue a un consenso sobre las condiciones de salida del bloque comunitario "en los próximos días".

Si May no logra renegociar el acuerdo del Brexit con el resto de socios de la UE antes del miércoles, la Cámara de los Comunes volverá a someter previsiblemente a votación una serie de enmiendas que permitirán a los diputados ejercer control sobre la hoja de ruta del Gobierno.

Una de las iniciativas que puede ser considerada es una enmienda planteada por la laborista Yvette Cooper y el conservador Oliver Letwin que prevé dar un margen hasta el 13 de marzo al Ejecutivo para ratificar un acuerdo de salida, antes de obligarle a pedir a Bruselas una extensión del plazo para abandonar la UE.

Según The Sunday Times, Rudd ha advertido a la primera ministra en una reunión privada de que puede dimitir para respaldar esa enmienda si antes no se ha retirado de la mesa la posibilidad de un Brexit no negociado.

A esa votación llega asimismo con divisiones internas el Partido Laborista, primero de la oposición, tras sufrir en los últimos días la deserción de nueve diputados, descontentos con la gestión de su líder, Jeremy Corbyn.

El dominical The Observer ha revelado que el empresario británico David Garrard, uno de los mayores donantes del laborismo, ha aportado fondos al nuevo grupo parlamentario independiente que han formado ocho antiguos parlamentarios laboristas y tres conservadores.

Comenta