"Megxit", el nuevo escándalo que enfrenta la familia real británica

Britain_Royals_75825.jpg-27ca3

Las figuras de Harry y Meghan fueron sacadas de la exposición de la familia real en el museo de cera Madame Tussauds de Londres. Foto: AP

La decisión de Harry y Meghan de tomar distancia de la corona provocó furia entre los tabloides. La Reina no fue informada de la decisión y estaría buscando una "solución rápida" a la crisis.




El reconocido museo de cera Madame Tussauds de Londres decidió apartar las populares figuras del príncipe Harry y Meghan Markle, que antes estaban expuestas junto a los otros miembros de la familia real. Según los medios británicos, es una manera poética de representar la crisis que sufre la realeza tras la decisión de Harry y Meghan de tomar distancia de la realeza.

La pareja se conoció en una cita a ciegas en Londres, en julio de 2016, donde inmediatamente conectaron gracias al interés de ambos por actividades caritativas. Las semanas siguientes, empezaron a verse cada vez más, tomando incluso unas vacaciones en Botswana.

Sin embargo, noviembre de ese año marcó el inicio de la complicada relación de Harry y Meghan Markle con la prensa, cuando un representante del príncipe publicó una declaración que señalaba que Meghan había sido víctima de abuso y acoso por parte de los medios, que la ponían en portada y hacían comentarios racistas sobre ella. "Esto no es un juego, es su vida y la de ella", decía el comunicado.

Un año después, en noviembre de 2017, Harry y Meghan se comprometieron. La actriz le dijo a la BBC que había sido "ingenua" respecto a lo que significaba estar involucrada con un miembro de la familia real. Aunque Harry le había advertido, ambos estaban "totalmente sorprendidos" por el nivel de interés y escrutinio de la gente.

El 19 de mayo de 2018, la pareja se casó en el castillo de Windsor y pasaron a tener el título de duques de Sussex. Tras una mediática polémica, el padre de Markle no asistió al matrimonio.

En octubre, la pareja anunció que esperaba su primer hijo. En los meses siguientes, Meghan fue acusada de "lucir" demasiado su embarazo, por tocarse el vientre excesivamente en público.

En marzo de 2019, los duques decidieron separarse del palacio de Kensington, y surgieron rumores de conflictos entre Guillermo y Harry. Más de US$ 3 millones de dinero público fueron gastados en la remodelación de la nueva residencia oficial de los Sussex, Frogmore Cottage.

En mayo de 2019, con el nacimiento de su hijo Archie, la pareja dio nuevas señales de distanciamiento de la Corona al anunciar que el recién nacido no tendrá un título.

En junio, decidieron separarse de los duques de Cambridge para iniciar su propia marca, Sussex Royal, que ya se encuentra registrada en la Oficina de Propiedad Intelectual de Reino Unido.

Un mes después, fueron criticados nuevamente por tomar aviones privados durante sus vacaciones, tras el anuncio de Harry de que solo tendrían dos hijos para cuidar el planeta.

En octubre, Meghan demandó al periódico The Mail on Sunday por publicar una carta escrita a mano que había enviado a su padre. Al mismo tiempo, el príncipe Harry se lanzó en un ataque sin precedentes contra los tabloides británicos por el trato a su esposa, diciendo que ya no podía ser "testigo silencioso de su sufrimiento privado". Un mes después, la pareja anunció que en lugar de pasar la Navidad con la familia real, viajarían a Canadá por seis semanas.

https://www.latercera.com/mundo/noticia/terremoto-la-realeza-britanica-significa-meghan-harry-financieramente-independientes/966666/

Futuro de los duques

La pareja anunció el miércoles que dividirán su tiempo entre Reino Unido y América del Norte, aunque no quedó claro si se refirieron a EE.UU. o Canadá. Otros aspectos, como si harán uso de la seguridad entregada a la familia real por Scotland Yard, aún no se dan a conocer.

Meghan podría volver a trabajar como actriz, aunque no ha mostrado interés en hacerlo. Sí ha mencionado que le gusta el trabajo con organizaciones caritativas, a las que ha dedicado gran parte del tiempo desde 2018.

Según Bloomberg, los discursos públicos podrían ser la solución para Harry. De acuerdo al director de una agencia, el hermano menor de Guillermo podría ganar hasta US$ 500 mil por discurso, con lo que podría reemplazar el pago anual que reciben de la Corona.

Tabloides furiosos

Además del terremoto dentro de la familia real y las reacciones en redes sociales, la decisión de Harry y Meghan provocó furia en los tabloides, que criticaron a la pareja por no haber informado a la Reina. Según The Sun, Isabel II estaría más enojada que cuando el príncipe Andrés decidió dar una entrevista sobre el caso de Jeffrey Epstein sin consultarla. Fuentes del palacio de Buckingham aseguraron que la monarca está buscando una "solución rápida" a la crisis.

Comenta