Carabineros plantea retirar al Gope de zona roja de La Araucanía

La Araucanía

Foto: Agenciauno/Archivo

Alto Mando acordó sacar a los efectivos de Pailahueque y las comunas del norte de la región. El gobierno no se opondrá al plan, siempre y cuando se presente una alternativa que refuerce la seguridad en la zona.




La salida del general Christian Franzani, exdirector Nacional de Orden y Seguridad de Carabineros, será el "desde" de la reestructuración que prepara el gobierno para la institución uniformada. El lunes se llevará a cabo la primera sesión de la mesa de trabajo entre el Alto Mando de la policía y el Ministerio del Interior, que busca delinear cambios a la forma de trabajo en La Araucanía, región donde el 14 de noviembre falleció el comunero Camilo Catrillanca durante un operativo del Gope.

Para comenzar la instancia, la cual estará encabezada por el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, el gobierno encomendó a Carabineros preparar una batería de propuestas para "repensar" la seguridad en La Araucanía y, para ello, Carabineros ya elaboró un plan, el cual planteará el lunes, a las 14.00, en La Moneda.

La propuesta contempla retirar de la zona roja o zona de conflicto (Ercilla, Angol, Collipulli) al Grupo Fuerza Especial de Tarea de Carabineros, integrado por funcionarios del Gope y conocido popularmente como Comando Jungla.

Este grupo, en el cual se encuentran los 23 uniformados que se fueron a capacitar a Colombia, ha sido duramente cuestionado por comuneros mapuches y la oposición. Si bien las primeras críticas se habían instalado cuando se presentó formalmente a la agrupación el 28 de junio en Temuco, estas se intensificaron tras la muerte de Catrillanca.

Desde el Ejecutivo explicaron que de llegar esa propuesta, ellos están llanos a aceptarla y no habrá oposición, siempre y cuando presenten un plan alternativo que refuerce la seguridad en la región, como por ejemplo reemplazar ese contingente con efectivos de Fuerzas Especiales.

Ayer, en La Moneda, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, señaló que "el gobierno tiene como una de sus acciones preferentes velar y entregar la mayor seguridad ciudadana. En esta obligación hemos trabajado desde el primer minuto y este día lunes, además, continuaremos con un trabajo que va a iniciar y conducir el subsecretario Rodrigo Ubilla, con un plan, que ya se le ha informado al Alto Mando, para iniciar su trabajo el día lunes".

Sin embargo, el equipo táctico no saldrá de toda la macrozona, la cual también está compuesta por la Región del Biobío. En ese sentido, explicaron en Carabineros, el Gope se dividirá en dos: una parte irá a la zona sur del Biobío (Tirúa, Contulmo, Cañete), y otra se mantendrá en Temuco, pero solo como personal que atenderá emergencias del tipo colocación de artefactos explosivos o emergencias.

En la zona de violencia rural de La Araucanía, en tanto, quedarán emplazados los efectivos de Fuerzas Especiales, las cuales podrían ser reforzadas.

"Se ha instruido que junto a la colaboración, se adopten las medidas que consideren necesarias a fin de que se establezcan situaciones de irregularidades", manifestó Chadwick.

Las otras propuestas

Durante la mañana de ayer, el Alto Mando de Carabineros se reunió para afinar los detalles de la propuesta, la cual no solo estará acotada a retirar a los efectivos del Gope de la zona.

Otra idea en carpeta que será presentada en La Moneda será eliminar la Dirección de Control y Orden Público en La Araucanía, jefatura creada en 2015 por el gobierno de Michelle Bachelet. Esta unidad estaba destinada a prevenir e investigar los hechos de violencia rural, a cargo de un general.

Esta dirección no ha estado exenta de cuestionamientos. Luego de la salida del general Eric Gajardo asumió Marcelo Teuber, quien fue pasado a retiro luego de ser vinculado a la fallida Operación Huracán, caso en que la fiscalía indaga la implantación de pruebas a comuneros mapuches.

Tras la salida de Teuber asumió el general Mauro Victtoriano, quien también debió dejar el cargo por su responsabilidad administrativa, según dijo el general Hermes Soto, en el operativo donde murió Catrillanca.

Luego asumió Ramón Alvarado, quien fue ascendido de coronel a general para ocupar la plaza. Sin embargo, su permanencia en el cargo estaría en evaluación por parte de Carabineros, dado que la idea de la institución uniformada es eliminar esta dirección, para que se convierta en una prefectura a cargo de un coronel.

Este punto es el que más dudas genera en La Moneda. El gobierno está dispuesto a aceptar el retiro del Gope, pero según explicaron en Interior, no estarían de acuerdo en eliminar la Dirección de Control y Orden Público de La Araucanía.

Estos cambios, explicaron desde Carabineros, no solo serán operativos, pues también enviarán un equipo del Departamento de Derechos Humanos de la policía uniformada a Pailahueque, donde trabajarán con los policías del sector y las comunidades.

Para el senador PPD Felipe Harboe, lo que se debe tener en cuenta para impulsar el plan de modernización de Carabineros en La Araucanía es "fortalecer los planes de Inteligencia, aplicar mejor y mayor tecnología, y tener más control de las dotaciones de la institución en la zona".

Chadwick, por su parte, respaldó a Carabineros, aunque advirtió que los policías que no cumplan con la ley "ya saben, y van conociendo cuál es el camino que les espera con este gobierno: transparencia, control de denuncias, responsabilidades y sanciones".

Reunión de trabajo

A partir de las 17.40 de ayer, el cuerpo de generales de Carabineros llegó hasta la Escuela de Oficiales, en Providencia, para reunirse en una cita con el general director, Hermes Soto.

La cita fue calificada como una "reunión de trabajo" entre los generales, donde Soto les comunicó que debían seguir trabajando, reforzando las confianzas entre ellos. Se entregaron lineamientos para el trabajo preventivo y el control de riesgos que debe hacerse de manera interna.

Además, se les comunicó a a los oficiales que transmitieran tranquilidad a las bases, dado que, según les expuso Soto, son situaciones que están al margen del trabajo que se hace en las comisarías, donde el eje central seguirá siendo la prevención.

Comenta