Carabineros revela cómo reforzará control de cuarentenas: test de temperatura y fiscalización en las salidas de Metro

La tarea estará focalizada en las estaciones del tren subterráneo ubicadas en Providencia, Las Condes y Ñuñoa. Diez personas han sido sorprendidas incumpliendo la restricción.




El quedarse en casa, hoy, en Chile, no es obligación para la mayoría de los ciudadanos, pero sí para un grupo considerado “cerrado” para las autoridades: los contagiados y su círculo más cercano. ¿Cuántos son? Según anunció hoy el ministro de Salud, Jaime Mañalich, son cerca de 8 mil las personas que deben estar en cuarenta obligatoria a nivel nacional.

Así lo dispuso el propio Presidente Sebastián Piñera en la reunión de hoy con el comité de emergencia del gobierno. El Mandatario dispuso de medidas fiscalizadoras más rígidas sobre este grupo de riesgo, las que están siendo aplicadas por Carabineros, personal de las Seremis de Salud e inspectores municipales.

El ministro Mañalich explicó que “están en cuarentena porque regresaron de un país hace poco o en contacto cercano o estrecho con enfermos de coronavirus o porque ellos mismos están enfermos y deben tener una cuarentena estricta”.

El titular del Minsal advirtió además que más allá de la mayor vigilancia que se implementará, “por orden expresa de la Fiscalía, que tiene mérito legal para hacerlo, las policías tienen el listado de todas las personas que tienen que estar en cuarentena, las llevan en sus teléfonos celulares, en sus computadores y en sus vehículos”.

Según el secretario de Estado, 10 personas han incumplido la cuarenta, arriesgándose a multas que podrían alcanzar los $ 50 millones. “Se arriesgan a multas muy importantes, a persecución penal y eventualmente reclusión en hostales sanitarios que han aumentado su capacidad”, dijo Mañalich.

De total de personas en cuarentena, 4.500 están en la Región Metropolitana, principalmente en comunas del sector oriente de la capital.

El intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, explicó que “se calcula por cada persona que da positivo, y eso multiplicado por 10, ya que, o son familiares directos o conocidos que tuvieron contacto con la persona contagiada. Esta es una cifra importante que se concentra en la zona centro norte de la capital, es decir, Santiago, Vitacura, Lo Barnechea, Providencia, Las Condes”.

Guevara explicó, además, que la fiscalización tiene dos fases:Los que dan positivo y están con licencia médica, señalando dónde cumplirán su cuarentena y ahí se les fiscaliza; y lo otro, controles en la vía pública por si algunas de las personas que estaban con cuarentena no la están cumpliendo, y son detectados poniendo en riesgo a la población”.

Test de temperatura

Aunque el lunes comenzó la marcha blanca de estos controles, fue ayer que Carabineros volcó a sus efectivos para fiscalizar el cumplimiento de la cuarentena en distintos puntos de la vía pública, especialmente en las salidas de las estaciones de Metro de la zona oriente.

Con un equipo de tres personas y un dispositivo electrónico para tomar la temperatura de las personas, además del listado online de quiénes tienen que estar con cuarentena, los efectivos policiales hicieron los controles, en las estaciones de Metro Manquehue, Escuela Militar y Los Dominicos.

La capitán Pamela Ormeño explicó que “estamos haciendo controles aleatorios que se desarrollarán en la mayoría de las salidas de Metro, que es donde más gente circula. La idea es detectar a gente que esté incumpliendo esta disposición médica”.

Si la verificación de identidad resulta positiva, Carabineros conducirá a la persona hasta el cuartel policial y se pondrá a disposición de la fiscalía, bajo el artículo 318 del Código Penal.

“El que pusiere en peligro la salud pública por infracción de las reglas higiénicas o de salubridad, debidamente publicadas por la autoridad, en tiempo de catástrofe, epidemia o contagio”, dice la norma, la que contempla, además de la millonaria multa, el presidio que va desde los 61 hasta los 301 días de pena.

Comenta