Caso Tomás Bravo: juzgado de Arauco ordena toma de muestra capilar a su tío abuelo

La defensa del acusado -que es el único imputado por el caso- había argumentado una eventual afectación a su salud o dignidad en caso de llevar cabo los peritajes, alegatos desestimado por la jueza. La medida solicitada por el Ministerio Público fue tomada en consideración la gravedad de los hechos y el interés público que existe por el esclarecimiento de la muerte del menor.




Durante esta jornada, el Juzgado de Garantía de Arauco acogió la petición del Ministerio Público para tomar muestras de exámenes corporales a Jorge Escobar, el único imputado por el homicidio calificado del menor de tres años que despareció el 17 de febrero y fue encontrado fallecido tras nueve días de búsqueda.

La jueza Paulina Escalona aceptó los argumentos del ente persecutor y los querellantes, estimando que se debe priorizar el interés público por esclarecer los hechos, además de otras consideraciones. Así, concedió la autorización judicial para la toma de muestra de cabellos, que se ejecutará luego de la coordinación de fiscalía con la defensa de Escobar.

“La medida solicitada parece la más adecuada para el fin perseguido, por lo que es idónea, además de proporcional, teniendo en consideración el tipo penal por el que se encuentra formalizado el imputado; la gravedad de los hechos materia de la presente investigación penal que dicen relación con la muerte de un niño, hechos que sin duda repugnan a la sociedad toda, razones que esta sentenciadora estima más que suficientes para concluir que en el presente caso debe prevalecer el interés público por el esclarecimiento (de los hechos) y la posterior sanción de los delitos que resulten acreditados en conformidad a la ley”, dijo la magistrada.

Además argumentó que “no aceptar esta pericia sería coartar o limitar la investigación que conduce el Ministerio Público”, cuyo plazo se había extendido por seis meses más el 15 de septiembre, en la audiencia donde se rechazó el sobreseimiento del tío abuelo del pequeño.

Respecto de una eventual afectación a la salud o la dignidad del imputado que podrían tener los peritajes, la jueza Escalona desestimó los argumentos que habían sido presentados por la defensa. “Nada se alegó que esta pericia pueda producir menoscabo a la salud del imputado, considerando esta juez que ello por sí solo no puede causar menoscabo a esta, ni tampoco afectación en su dignidad que justifique el limitar el accionar del Ministerio Público en el cumplimiento de sus obligaciones”, detalló la jueza Escalona.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.