Defensa de Martin Pradenas impugnará ante Corte de Apelaciones legitimidad de padre de Antonia Barra como querellante: “La víctima no quería denunciar”

El juez del Tribunal de Garantía de Temuco rechazó tal posibilidad, debido a que el tema ya había sido resuelto anteriormente por otro magistrado. El padre de la víctima calificó el recurso, que será presentado ante el tribunal de alzada de Temuco, como una "estrategia para dilatar y ganar tiempo para poder debatir respecto a las pruebas que se van a presentar" en la preparación del juicio contra Pradenas.


Ante la Corte de Apelaciones de Temuco recurrirá la defensa de Martín Prardenas Dürr, a objeto de que el tribunal de alzada resuelva la legitimidad como querellante del padre de Antonia Barra, al asegurar que la joven manifestó en vida no querer hacer la denuncia por temor a las repercusiones que esto traería tanto a su familia como a la de su agresor, luego de presuntamente ser víctima de un ataque sexual, en septiembre de 2019, en Pucón.

Durante la cuarta jornada de preparación de juicio oral en contra de Pradenas, su defensa planteó la tesis que tanto el padre de la víctima como el Ministerio Público no tenían la facultad para denunciar o querellarse, luego de que la joven decidiera no iniciar una acción legal en contra del imputado. El juez del Tribunal de Garantía de Temuco, Alfredo Cox, negó tal posibilidad, basado, entre otras consideraciones, en que el hecho ya había sido conocido y resuelto anteriormente por otro magistrado de la causa.

“No pudimos convencer al tribunal de que aquí hay falta de rectitud para proceder criminalmente. Esto significa que la víctima no quería denunciar, nunca se respetó su decisión”, señalo el abogado defensor Gaspar Calderón ante el rechazo del juez Cox de suspender la audiencia de preparación del juicio hasta que el tribunal de alzada resuelva respecto de la legitimidad activa como querellante de Alejandro Barra, en representación de su hija, quien se quitó la vida producto de una profunda depresión provocada por abuso sexual reiterado y violación delito por el que se encuentra acusado Martín Pradenas.

El defensor penal agregó que “vamos a apelar únicamente respecto de esa solicitud de falta de requisitos para proceder criminalmente. Entendemos que nunca ni el padre de la víctima, ni el Ministerio Público, estuvieron en posición jurídica de denunciar a querellarse, porque ella no quería. La víctima aquí no quería; de hecho, es un derecho de la mujer o de la víctima hacerlo o no hacerlo”.

Tras conocer la estrategia de la defensa, Alejandro Barra señaló que “como víctima encuentro que es una falta de respeto. Siempre con lo mismo. Hoy día perdimos toda la mañana, en lo que a ellos les parece y son cosas que ya están resueltas. Entonces perdemos tiempo y de nuevo insisten en que yo no tengo legitimidad”.

“¿Por qué insisten tanto en eso, si es inocente su representado?”, se preguntó el padre de la víctima. “¿Por qué insisten en que yo no esté?, ¿qué los motiva a eso? Lo que los motiva es que nosotros hemos hecho un trabajo profesional, exhaustivo y apegado a derecho.

“Toda esta estrategia de la defensa, para mi, no tiene más que otro fundamento que dilatar y ganar tiempo para poder debatir respecto a las pruebas que se van a presentar. Porque hoy día quedó de manifiesto que ellos no tienen idea y no han estudiado la carpeta, que es la herramienta de esa acusación del fiscal”, agregó.

Para el abogado de la víctima, Alejandro Guzmán, la acción judicial “es improcedente, es un asunto que ya está resuelto. No olvidemos que el 9 de septiembre de este año, ya el juez del tribunal de garantía de Temuco resolvió sobre el punto y estableció que Don Alejandro tiene legitimidad activa como víctima, no solamente para formular la denuncia que hizo, sino también para presentar querella; participar en todos los actos del procedimiento”.

“Esta maniobra de la defensa no solamente revictimiza una vez más a la familia, sino que además, tiene una afán y un efecto meramente dilatador”, añadió.

Resueltos los vicios formales de la acusación, se espera que a contar de este martes se inicie la etapa de exclusión de pruebas testimoniales, periciales y documentales qué presentarán tanto la Fiscalía como los abogados querellantes en contra de Pradenas, quien está acusado de cinco delitos de abuso sexual reiterado y dos violaciones -de menor y mayor de 14 años de edad-, ocurridas entre los años 2010 y 2019, por lo cual arriesga una condena de presidio perpetuo calificado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La startup hizo pública su intención de revivir al ave conocida como Dodo, que desapareció en el siglo XVI.