Director de Incidencia del Servicio Jesuita a Migrantes sobre tramitación de visas a venezolanos: “Pareciera que los consulados no están dando abasto”

Miles de venezolanos han optado por solicitar la visa chilena.

Para el abogado Juan Pablo Ramaccioti, los plazos en la entrega de visas para personas que se encuentran en situación humanitaria es una cuestión urgente.


El nuevo director de Incidencia del Servicio Jesuita a Migrantes, Juan Pablo Ramaccioti, conversó con La Tercera sobre la situación que muestra la tramitación de los visados de Responsabilidad Democrática, dirigidos a Venezuela, y los de Turismo y de Reunificación Familiar de Haití.

¿Qué le llama la atención de estas cifras?

En el caso de Venezuela, viendo los números, se ha cerrado por falta de antecedentes 20% de las más de 90 mil visas que se han solicitado. Y en cuanto a las visas de reunificación familiar o las de turismo consular para haitianos, se ha rechazado 35% en el caso de las primeras, y 72% de las segundas, ambas por falta de antecedentes.

Es decir, estamos frente a un número importante de visas que se están rechazando porque falta un antecedente en la solicitud. Ahí hay que preguntarse por la causa de este fenómeno: si es que los procedimientos son muy complejos, o si hay falta de información.

¿Por qué cree que se produce esto?

Son los consulados los que tienen que entregar la información concreta, pero pareciera haber problemas en la información que se brinda a los solicitantes de visas. Por otro lado, pareciera ser que frente a situaciones que requieren respuestas rápidas, y ante un número alto de solicitudes, los consulados no están dando abasto.

¿Le sorprende el alto número de ciudadanos venezolanos que están solicitando visa?

No es sorprendente, producto de la gran cantidad de venezolanos que han llegado en el último tiempo a Chile y, también, mirando la situación en la que está hoy Venezuela. Sí preocupa que hay un número importante de ciudadanos y ciudadanas de Venezuela que necesitan salir de su país y piden entrar a Chile, pero el sistema no está siendo capaz de cursar esas solicitudes.

¿Qué cree que se debería hacer?

Primero, hay que fortalecer la capacidad de los consulados para poder procesar y tramitar las visas. Segundo, preguntarse por qué hay tantos rechazos de solicitudes, tanto en el caso de las visas haitianas como en el de las de Venezuela.

Si hay visas que se están demorando mucho en ser otorgadas y las personas que las solicitan están en una situación de crisis política humanitaria, hay que tener presente que esas personas van a migrar igual. Por ello, no se puede esperar seis meses para llevar a cabo la tramitación.

Respecto de la discusión que se realiza actualmente en el Congreso respecto del proyecto de ley sobre la materia, es importante que la nueva legislación contemple mecanismos que flexibilicen la entrada en estos casos, sobre todo cuando se trata de situaciones de crisis política y humanitaria.

¿Cree que el rechazo del gobierno al Pacto de Migraciones puede afectar este escenario?

Es este tipo de situaciones, que requieren una coordinación internacional que se haga cargo no solo de lo que pasa con las personas migrantes cuando llegan al país de destino, sino también de cuáles son las causas que las hacen salir de sus países de origen. Esto se añade al ver qué tipo de coordinación puede haber con los países de tránsito. Esa es una oportunidad de la que se está restando el Estado chileno.

#Tags


Seguir leyendo