Familia de manifestante muerto en Plaza Italia se reúne con Fiscal Nacional y pide que policía colabore con la investigación

Manifestación registrada el 3 de octubre de 2020 en Plaza Italia

Cristián Valdebenito (48) falleció el 7 de marzo de 2020, tras presuntamente recibir en la cabeza el impacto de una bomba lacrimógena lanzada por un arma de Carabineros.




“La familia de Cristián Valdebenito valoró la reunión con el Fiscal Nacional (Jorge Abbott) porque demuestra la preocupación del Ministerio Público por las víctimas. Los familiares le manifestaron que están preocupados porque han transcurrido casi dos años desde el homicidio y aún no hay formalizaciones”, aseguró el abogado Ciro Colombara.

El profesional, junto al jurista Aldo Díaz, representa a la familia de Cristián Valdebenito (48) en la causa penal que investiga la fiscal de Alta Complejidad Centro Norte Ximena Chong. La víctima habría recibido el impacto de una bomba lacrimógena disparada por Carabineros, la cual le habría causado graves lesiones.

En marzo de 2020, el médico urgenciólogo de la posta central, Rubén Nissin detalló que Valdebenito “ingresó con lesiones graves, entre ellas una contusión craneal. Fue un elemento contundente; nos referimos al mecanismo, pero no sabemos el origen”, dijo entonces el facultativo.

De acuerdo a los querellantes en la causa, Valdebenito habría recibido el impacto de la bomba lacrimógena cuando se manifestaba en la Plaza Italia. Pese a las diligencias realizadas, detallaron en la cita con el fiscal nacional, Jorge Abbott, e Ymai Ortiz, directora de la Unidad de DD.HH., no existen formalizados en la causa. El encuentro, además, ocurre a pocos días de una nueva conmemoración del estallido social del 18 de octubre de 2019.

Tras la cita, los abogados que representan a la familia de la víctima pidieron “que Carabineros colabore con la investigación y entregue toda la información. Confiamos en que prontamente se determine y se formalice a los funcionarios de Carabineros responsables del homicidio de Cristián Valdebenito”.

En el marco de esta investigación, la fiscal Chong ofició al entonces general director de Carabineros, Mario Rozas, para entregar “un detalle del jefe de los servicios y personal con mando a cargo de los arietes o dispositivos” e informar “la totalidad de funcionarios que recibieron como material de cargo fiscal escopeta tipo ‘stopper’ (lanzagases), identificando el armamento e incautándolo (asociado a cada funcionario)”.

También la fiscalía solicitó conocer el detalle de las municiones utilizadas el día del deceso, y los respaldos de las cámaras corporales usadas por el personal de Carabineros.

Según la autopsia del Servicio Médico Legal (SML), la muerte de Valdebenito ocurrió por una “laceración arteria comunicante anterior derecha secundaria a un traumatismo cérvico cráneo encefálico por impacto de objeto contundente”. Asimismo, concluye que “debido a la gravedad de la lesión, la muerte no se habría evitado aún con la aplicación de socorros médicos oportunos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.