La indignación de los apoderados del INBA por "estigmatización" de estudiantes

INBA

AgenciaUno

Los apoderados creen que se utilizan los hechos de violencia para motivar la aprobación de Aula Segura, mientras que desde el Mineduc, Marcela Cubillos lo descarta enfáticamente.




Sin omitir el fuerte rechazo que sienten frente a los hechos de violencia registrado en el liceo, el Centro de Padres del Internado Nacional Barros Arana insistió en que las autoridades no pueden incurrir en una "utilización política de los hechos". 

Aseguran que se ha mediatizado el tema con la intención de motivar la aprobación del proyecto Aula Segura en el Congreso.  

"Rechazamos la estigmatización de los estudiantes del Internado Nacional Barros Arana por parte de las autoridades, con el fin de desprestigiar y así debilitar la Educación Pública y en especial a los liceos emblemáticos", sostuvieron en un comunicado.

Junto con esto, denunciaron que desde hace 6 meses que han realizado gestiones con la Dirección de Educación Municipal y la Superintendencia de Educación, "solicitando que promuevan la mediación y resolución de conflictos al interior del establecimiento, sin respuesta y sin ninguna intención".

Desde el Mineduc la postura es totalmente opuesta, pues como han insistido constantemente, la intención de presentar Aula Segura siempre habría sido resguardar a todos los integrantes de las comunidades educativas.

Consultada por La Tercera, la ministra Marcela Cubillos fue enfática en descartar cualquier tipo de utilización del tema.

"No se utiliza, sino que existe violencia en establecimientos educacionales, por culpa de unos pocos que están arriesgando la seguridad de todos e impidiendo el derecho a la educación de la gran mayoría que quiere estudiar en paz", manifestó.

En el Congreso las miradas también están encontradas, mientras la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, Cristina Girardi adhiere a las palabras de los apoderados, hay otros, como el diputado Jaime Bellolio, que se oponen.

"Los que mejor saben cómo ocurren los hechos son los padres y apoderados, porque están metidos en el colegio. Ellos tienen una presencia bastante permanente y acompañan mucho a sus hijos, ellos están muy preocupados porque creen que se está haciendo un montaje, y como los mismos medios colaboran en ocasiones para hacer montajes y así tergiversar la realidad, no sería extraño", sostiene la parlamentaria.

De acuerdo a las versiones que ella ha podido recabar en las reuniones que ha sostenido con los padres, según comenta, es que no reconocen a los estudiantes del establecimiento en los llamados overoles blancos y que les llama la atención que si constantemente carabineros custodian el establecimiento, sigan ocurriendo estos hechos de violencia.

"Me decían: 'Que raro que no se den cuenta de lo que sucede si están siempre ahí. Es muy raro que se les pase por alto'", cuenta la diputada, agregando que acá lo que se intenta hacer es "tratar de poner bajo la alfombra la mugre, y esa mugre es fundamentalmente el abandono en que tienen a los liceos. Esto se utiliza para ocultar, más allá de la postura media fascista de echar a los estudiantes".

El diputado Jaime Bellolio, en tanto, lo primero que considera importante aclarar es que hay que lamentar la "violencia extrema" de quienes "intentan secuestrar la educación pública a punta de bombas molotov". 

Para él, de eso se trata Aula Segura, por lo que pide a los centros de padres y de alumnos que "se pongan del lado de todas las familias". "El derecho a la educación se ve impedido por la violencia extrema que algunos justifican. Esta iniciativa lo que pretende es dar más herramientas para proteger a la comunidad", explica.

"Yo les pediría que no solo condenaran la violencia, que se comprometan a encaminar herramientas que garanticen que nunca más una familia va a sentir temor de enviar a su hijo al colegio, que va a sentir miedo de que pase algo", sentencia.

Comenta