La primera “mujer del fuego” de Conaf

Aída Baldini, en la Central Nacional de Coordinación (Cenco) de la Conaf.

Conocida por su carácter fuerte y sus 26 años como funcionaria de Conaf, Aída Baldini se transformó hace un par de meses en la primera mujer en asumir la Gerencia de Protección contra Incendios Forestales de la institución.

“Cuando estudié en la universidad, en el año 1981, éramos 100 alumnos. Y de ese total, solo 10 eran mujeres”, reflexiona desde una de las oficinas de Conaf la nueva gerenta de Protección contra Incendios Forestales, Aída Baldini. La profesional añade que en esa época “tampoco había para ocupar los cargos de responsabilidad”. No obstante, enfatiza, hoy la realidad comienza a ser distinta. “Hago clases hace muchos años en la UC y ahora son muchas más mujeres”, se alegra.

Ingeniera forestal de profesión, asumió en su actual cargo hace un par de meses. Ahora le corresponde cargar con la responsabilidad de evitar que se repita una tragedia como los recientes megaincendios en la zona centro sur.

En conversación con La Tercera, Baldini relata cómo llegó a convertirse en la primera mujer en ostentar este cargo, históricamente ocupado por hombres. “Prácticamente toda mi carrera la he desarrollado en la Conaf. Ocupé otro cargo, gerenta forestal, que es un poco más amplio” en alcance, precisa.

Por lo anterior, cree que puede aportar una gestión más integral que la de sus antecesores. “Al ser el gerente en incendios un especialista en esta materia, van despreocupando las otras áreas de gestión”, asevera.

La ingeniera no solo es pionera en Chile. También es una de las pocas en el mundo que ocupa este tipo de cargos. “En general, esta es un área que usualmente lideran profesionales varones. Actualmente, tengo entendido que de las naciones con las que tenemos relaciones, hay tres” con mujeres a cargo del combate de incendios, describe.

“De hecho, en Estados Unidos en este minuto el programa de incendios del servicio forestal está dirigido por una mujer”, complementa.
Según se comenta al interior de la institución, más que por su capacidad técnica como tal, asumió el cargo por su facilidad para organizar y desplegar rápidamente equipos, junto con su carácter fuerte y decidido.

Se trata de una labor muy exigente y constante. Apenas concluyen los meses más caóticos, cuando crece la amenaza del fuego, de inmediato comienza la planificación de la próxima temporada. Las tareas en este sentido se inician aproximadamente en mayo o junio.
“Estando en el cargo, puedo decir que es muy pesado. Es absorbente, una labor de 24 horas por siete días. Hay que tener vocación”, reconoce Baldini.

La profesional estudió Ingeniería Forestal en la Universidad Austral de Chile en Valdivia. Se desempeñó unos años en el Servicio Agrícola Ganadero y fue en 1992 cuando viajó a Santiago y se integró a la institución que hoy la tiene como una de las mujeres pioneras en el combate de siniestros.

Uno de los principales fantasmas con los que tendrá que lidiar es la serie de incendios forestales que afectaron a la zona centro sur del país durante los primeros meses del año pasado. Según los cálculos de la Conaf, ese año se quemaron casi 500 mil hectáreas, muy por sobre las 50 mil que se promedian, aproximadamente, cada año.

De hecho, lo que se observó en el verano de 2018 fue más cercano al promedio, cuando se quemaron aproximadamente 40 mil hectáreas. Para el verano que viene, si bien no se espera un megaincendio, sí se proyecta que la cifra aumentaría bastante en relación a este año.

¿Cuál es el pronóstico de incendios forestales para el verano que viene?
Este año viene una temporada que tiene bastante material fino disponible, así que proyectamos superficies afectadas sobre las 70 mil hectáreas. Es decir, hablamos del doble de la temporada pasada. Sin embargo, esta superficie correspondería a 12% de la que destruyó el gran incendio de 2017.

¿Cómo ha sido la incorporación de mujeres a la Conaf?
Ha sido paulatina. Al día de hoy la proporción es de alrededor de 70% de hombres y 30% de mujeres. En mi caso, veo que todas podemos ocupar cargos sin ningún problema.

Seguir leyendo