La Universidad Católica y la Universidad de Chile suspenden sus clases presenciales por el coronavirus

Ignacio Sánchez, rector de la PUC junto al emblema principal. Foto referencial.

Ignacio Sánchez, rector de la PUC junto al emblema principal. Foto referencial.

Ambas instituciones de educación superior continuarán con sus actividades académicas mediante plataformas en línea.




Este sábado, la Pontificia Universidad Católica y la Universidad de Chile resolvieron suspender las clases presenciales debido al coronavirus,

En el caso de la primera, esta comunicó que “se ha decidido suspender las clases presenciales en todas las facultades en pregrado, postgrado y educación continua a partir del lunes 16 de marzo y hasta que tengamos nueva información”, a consecuencia del coronavirus que ya se encuentra en su Fase 3 de acuerdo a lo informado por las autoridades de gobierno.

“El Ministerio de Salud nos ha confirmado que estamos en una fase 3 (que los casos infectados no son trazables), y el número de casos diarios se ha incrementado de manera muy significativa, y nuestros especialistas de salud pública e infectología piensan que la situación continuará deteriorándose”, arguyó la casa de estudios.

La institución explicó que “con el fin de enfrentar la suspensión de clases presenciales se han estado preparando para que los cursos se dicten en formato online en los mismos horarios establecidos en la programación académica”.

En cuanto a los funcionarios de la PUC, “quedarán eximidos de asistencia los funcionarios mayores de 65 años, embarazadas y personas con enfermedades crónicas o inmunodeprimidos. Asimismo, reorganizaremos el trabajo con empresas externas de seguridad, aseo y jardines de manera de extender estas indicaciones en los días siguientes”.

Mientras, en el caso de la denominada Casa de Bello, desde dicha institución explicaron que se “reemplazará actividades presenciales docentes de pre y postgrado por modalidad en línea a través de plataformas de la Universidad como U-Cursos”.


Comenta