Ministro Víctor Pérez tras hechos de violencia en La Araucanía recalca que “yo no fui a provocar absolutamente a nadie”

El secretario de Estado recalcó que su visita a la zona a días de haber asumido como ministro, fue para "iniciar un trabajo de diálogo y a respaldar y fortalecer la acción de las policías". Además afirmó que "todos los delitos que tengan una connotación racista, vengan de donde vengan, son rechazados".




Han transcurrido un par de días desde que se generaran una serie de incidentes en varias comunas de La Araucanía que concluyeron con varias personas detenidas, y con cuestionamientos por consignas acusadas de racistas que fueron emitidas por grupos de personas.

Quien estuvo en el foco de atención debido a estos hechos fue el nuevo ministro del Interior, Víctor Pérez. El reemplazante de Gonzalo Blumel asumió el martes pasado y durante la semana se trasladó hacia la región de La Araucanía, lo que fue considerado por algunos personeros de oposición. Dicha interpelación fue desacreditada ayer por el aludido, y hoy volvió a referirse al tema.

Al respecto, el secretario de Estado afirmó que “yo no fui a provocar absolutamente a nadie, fui a iniciar un trabajo de diálogo y a respaldar y fortalecer la acción de las policías que están resguardando a las personas, resguardando y cuidando a todos los chilenos”.

En relación a las demandas que apuntan a que habría personas detenidas por motivos políticos, Pérez afirmó que “en Chile no hay presos políticos. Todas las personas que están detenidas lo están por resoluciones de los tribunales de justicia. Yo creo que aquí hay un afán de justificar y validar la violencia. Quienes cortan los caminos, quienes atacan a personas inocentes, quienes asesinan comuneros como algunos de los hechos que están sancionados por los tribunales, son los que generan la violencia”.

“Por lo tanto, como gobierno vamos a estar siempre para enfrentar la violencia, y siempre para generar el diálogo y la conversación con todos los actores que quieran ver el objetivo y el propósito que tenemos todos, que la gente de La Araucanía viva en paz”, añadió.

Respecto a los cánticos que se provocaron de forma paralela a los hechos de violencia, sostuvo que “soy absolutamente anti racista. Todos los delitos que tengan una connotación racista, vengan de donde vengan son rechazados. Somos un país, somos chilenos y chilenas y que tenemos que trabajar unidos en esa materia. Uno está condenando todo tipo de violencia, sea verbal, física o amedrentamiento”.

Comenta