"No podía creer lo que estaba pasando": El relato de Hermes Soto de los días posteriores a la muerte de Catrillanca

Imagen HERMES SOTO-2

El ex General Director declaró en la causa el pasado 10 de diciembre ante los fiscales de La Araucanía, testimonio al que accedió La Tercera. Entre otros puntos, revela su frustración el día en que se le informa que sí habían cámaras del procedimiento que terminó con el asesinato del comunero mapuche.




El 10 de diciembre de 2018, aproximadamente a las 12.30 horas, y en dependencias del Ministerio Público, el exgeneral Director de Carabineros Hermes Soto -quien en ese entonces aún ejercía el cargo- prestó declaración ante los fiscales Cristian Paredes, Roberto Garrido y Jorge Calderara respecto a la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca.

En su declaración ante los persecutores- a la que accedió La Tercera- el ex jefe de la policía uniformada entregó una serie de antecedentes respecto a cómo fueron las horas posteriores al operativo que terminó con la muerte de Catrillanca y cómo él se fue enterando de los hechos acaecidos en la comunidad Temucuicui, en la Región de La Araucanía.

En ese sentido indicó que el 14 de noviembre cerca de las 17.00 el entonces general Christian Franzani le informó del operativo que había terminado con una persona lesionada en la citada comunidad. Según indicó, dichos antecedentes "me las iba entregando el General Franzani, quien a su vez era informado por el General Victtoriano". Añadió que a eso de las 19.30 u 20.00 "el Ministro del Interior me solicita dar una conferencia de prensa informando de la situación al país".

Respecto del operativo y ante una consulta de los persecutores, Soto respondió que "durante las primeras horas del procedimiento, no recibí información, ni consulté respecto de la existencia o no de cámaras como parte del equipamiento de los funcionarios. Lo que sí, siempre fue un hecho reconocido y claro es que los funcionarios habían disparado".

"Recuerdo que durante el día jueves 15 de noviembre comencé a averiguar si existían imágenes del procedimiento y la información que recibí, también a través del general Franzani, era que los funcionarios del GOPE no habían utilizado cámaras a pesar de contar con cámaras de cargo fiscal, según recuerdo uno de ellos la habría dejado en su casa y el otro en una mochila. La tarde del día 15 de noviembre, el General Franzani me reportó desde la Araucanía que había revisado el procedimiento que estaba todo normal y que regresaría a Santiago", añadió.

Según explicó ante los fiscales de La Araucanía, la tarde del jueves 15 "el ministro dispone que concurra a la Araucanía e indague respecto de la existencia de cámaras".

En relación a su viaje a la zona de Pailahueque, Soto aseguró que "recibí en conjunto a los cuatro funcionarios del GOPE y les consulté respecto del uso de cámaras y ellos señalaron no haberlas llevado al procedimiento. Recuerdo que uno de ellos manifestó haberla dejado en una mochila y otro funcionario expresó que la había olvidado en su casa. En esa reunión recibí a los abogados Cristian Inostroza, al Capitán Sobarzo y otros abogados que habían llegado el día anterior. Los abogados cumplen la función de apoyo en la revisión de los procedimientos. La reunión que acabo de indicar, no tuvo en total más de una hora y media, y con los funcionarios del GOPE estuve por muy breve tiempo, oportunidad en la que manifestaron lo que ya señalé respecto de las cámaras y ratificaron que habían disparado en el contexto de un enfrentamiento sostenido en el lugar".

Pero Soto explicó también que a continuación de dichas reuniones "concurrí a Angol, con el propósito de escuchar los audios de la Central de Comunicaciones relativos al procedimiento. De lo que escuché en los audios, recuerdo las comunicaciones relativas a la persona herida y las solicitudes de auxilio correspondientes para sacarlas del lugar. No recuerdo haber escuchado audios relativos al enfrentamiento".

Finalmente, respecto al episodio sobre cómo se enteró de la existencia de imágenes del operativo dijo que el sábado 17 de noviembre "aproximadamente a las 16.30 horas, recibí un llamado del General Victtoriano, quien me indicó que la PDI requería la citación del sargento Ávila, ya que se había establecido a través de unas imágenes que en realidad este funcionario sí portaba una cámara. El General Victtoriano me explicó que el Sargento le habría indicado que la tarjeta de memoria la había extraído y la había roto, supuestamente porque tenía imágenes con su mujer. En ese momento, no podía creer lo que estaba pasando, de manera que solicité una reunión urgente con el Ministro del Interior y le di cuenta de lo que me había informado el General Victtoriano".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.