Seis casos de usuarios que han presentado recursos de protección para retirar sus fondos de pensiones

AFP

Lanzamiento de campaña "Decido yo", el 23 de julio, con el que se iniciaba una ofensiva judicial contra las AFP. Foto: Agenciauno

Durante 2019 se han presentado 20 recursos de protección por parte de personas que buscan hacerse con sus fondos de las AFP por diversos motivos.


Patricio Carrasco: Secuelas físicas permanentes

"El requiriente trabaja desde los 14 años a la fecha, teniendo hoy 37 años. El 2012 fue asaltado a mano armada por unos delincuentes, resultando herido por tres disparos de bala efectuados a quemarropa, lo que trajo secuelas físicas permanentes. Estuvo a punto de pensionarse por incapacidad o invalidez laboral, pero ello finalmente le fue negado.

Actualmente, debido a sus complicaciones de salud, tiene muchos problemas financieros, sociales y de salud, y actualmente lleva más de un año con licencia médica, encontrándose impedido de trabajar, motivo por el cual requiere poder disponer de sus ahorros previsionales con el objetivo de administrarlos personalmente. Después de todo, siempre le han dicho que tales fondos son de su exclusiva propiedad".

Rigoberto Espinoza: Cesante y sin recursos

"Rigoberto Espinoza trabaja desde hace más de 34 años a la fecha, teniendo hoy 56 años. Hoy se encuentra cesante y no tiene dinero para poder sustentar sus gastos personales y de su familia, por lo que se le hace imperioso y necesario poder acceder a fondos en efectivo para poder sobrevivir. Además, tiene problemas financieros, sociales y está sin trabajo, por más que ha buscado en diversos lugares.  Por tal motivo, el requiriente pidió a AFP Habitat el retiro de sus fondos previsionales de su cuenta de capitalización individual de cotizaciones obligatorias, lo cual fue respondida negativamente por la empresa.  Espinoza es dueño del dinero correspondiente a sus fondos previsionales que al 01.08.2019 ascendían a la suma de $ 150.104.128".

Eduardo Ossandón: Crédito hipotecario

"En 1988, con 26 años, comencé a trabajar y con ello a cotizar. Trabajé como profesor durante tres años y como no era sostenible económicamente, ingresé a trabajar como ejecutivo de ventas. Al 30 de junio de 2019 le he entregado a la AFP $ 67.957.311. Para pagar una vivienda propia debo pagar un crédito hipotecario mensualmente, hasta 2029, de $ 220.000. Al disponer de mi dinero podría asegurar mayores ingresos mensuales de los que la AFP me va a entregar como pensión. Según el monto que hasta la fecha tengo ahorrado recibiría una pensión mensual de $ 220.000. Si me devuelven el dinero puedo invertirlo, por ejemplo, en fondos mutuos, cuya ganancia mensual estimada es de aproximadamente $ 400.000, sin siquiera tocar el monto inicialmente aportado".

María Luz Navarrete: Tratamiento de salud

"En 1973, a los 23 años, comencé a trabajar y en 1977 suscribí mi primer contrato de trabajo. Durante casi toda mi vida laboral como contadora auditora, alrededor de 33 años, entregué a la AFP $ 99.983.915. En 2010 me jubilé y hoy mi pensión asciende a la suma de $ 521.196. Con 69 años, padezco artrosis severa, depresión grave, bronquiectasias (enfermedad respiratoria crónica) y, producto de esta última, mi corazón se encuentra hipertrofiado. Estoy bajo tratamiento en el sistema público de salud. Sin embargo, no puedo tratar mi corazón porque no tengo acceso a realizarme los exámenes necesarios (...) y debido a su alto costo no es una opción realizarlos de manera particular. Por todo lo descrito, decidí solicitar a a AFP que administra mi dinero la devolución de mis ahorros".

Iván Vargas: Deuda de educación

"Ingresé a la vida laboral el año 2010, a la edad de 18 años, dedicándome a labores del tipo manual como operario de un supermercado. Ingresé a estudiar a la Universidad de La Serena, motivo por el cual tuve que dejar de trabajar a tiempo completo y hasta la fecha solo he cumplido labores remuneradas en verano. En alrededor de nueve años entregué a la AFP $ 1.207.509. Con 28 años ya cuento con una deuda considerable ocasionada por el Fondo Solidario de Crédito Universitario, al que he debido acogerme por no contar con los medios para solventar el pago de mi carrera (...). Esta situación me tiene en un estado psicológico de constante tensión nerviosa y estrés. Por todo lo descrito, decidí solicitar a la AFP que administra mi dinero la devolución de mis ahorros".

Cristina Sandoval: Dependencia familiar

"Soy una trabajadora de 60 años y recibiré una jubilación bajísima en relación con el nivel de vida que mi remuneración me permite. Esta situación me obligará a complementar mi jubilación con otros trabajos, lo que aparentemente deberé seguir haciendo en la medida en que mi salud y edad lo permitan. Actualmente vivo con mi madre, de 89 años de edad, y debo solventar en la medida de mis posibilidades mis enfermedades y las suyas, especialmente su demencia senil. En esta situación y sabiendo que la AFP Modelo administra mis ahorros, los cuales corresponden a un monto de un poco más de $ 46 millones, decidí solicitar que me devolvieran mis ahorros para que, de esta forma, los pueda administrar y decidir cómo invertirlos o dividirlos de la mejor forma".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.