Urgencias al límite o colapsadas: atenciones médicas por virus respiratorios aumentaron un 379% respecto de 2021

VALPARAISO: Funcionamiento del Hospital Carlos Van Buren durante la pandemia

Los casos originados por enfermedades como la influenza, el adenovirus o el virus sincicial han crecido significativamente durante las últimas semanas. Los funcionarios de la salud están en alerta y, según datos del Colmed, hay varios establecimientos que han debido bloquear este tipo de atenciones por falta de camas y cupos.


La pandemia de Covid-19 implicó la disminución de otras enfermedades asociadas a virus respiratorios. De hecho, la influenza prácticamente desapareció en 2020 y 2021, cuando el coronavirus se expandió en el país. Por esta razón, los expertos advertían que este invierno -sin cuarentenas y de regreso a las actividades- iba a ser más duro, pues además del Covid-19 la red asistencial también iba a tener que atender los otros virus respiratorios.

Así, las cifras y los gremios de salud ya dan cuenta de que el aumento de virus respiratorios es evidente y que el impacto en las urgencias y en las hospitalizaciones ya se puede ver.

Luis Enberg, presidente de la Sociedad Chilena de Medicina de Urgencia (Sochimu), relata que “algunas urgencias están al límite, y otras están sobrepasadas, porque la cantidad de pacientes que está consultando es muy alta. Hay muchas personas que van por enfermedades respiratorias, otros pacientes que están descompensados y eso hace que muchos se queden hospitalizados en las urgencias”.

Asimismo, el médico proyecta que el escenario podría seguir empeorando: “Nosotros creemos que esto viene en ascenso, porque aún no comienza el invierno y ya estamos con urgencias sobreexigidas o saturadas. Entonces no vemos esto con buenos ojos y tenemos la impresión de que esto va seguir y que puede hasta empeorar”.

Las cifras que maneja el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) coinciden en que las atenciones de urgencia por causa respiratoria han aumentado significativamente. La última semana se registraron 112.337 consultas, pero en el mismo período del año pasado hubo 23.438, es decir, se configura un incremento del 379%.

La presidenta del Colmed Santiago, Francisca Crispi, asegura que “en la Región Metropolitana hemos evidenciado la saturación de los servicios de urgencia, con aumento de la consulta, y también aumento de la necesidad de camas UCI. Nos preocupan las urgencias infantiles en las cuales las camas UCI escasean, y hemos visto aumento de la consulta por VRS en menores de un año. También las urgencias de adultos han sufrido un colapso por las consultas, y hemos recibido el informe del cierre de urgencias públicas en la capital por falta de camas y cupos”.

Frente a este aumento de consultas de urgencia por virus respiratorios -que afecta principalmente a la población pediátrica- la ministra de Salud llamó a recurrir a este tipo de atención solo cuando sea necesario: “Estamos en un momento distinto a 2020 y 2021, cuando solo circulaba Covid-19 y no estaban los otros virus respiratorios. Ahora, la invitación es que las personas acudan a los servicios de urgencia cuando hay algún elemento de alerta, como cuando la respiración es agitada. Si eso no es así, hay que acudir a los centros de atención primaria y así utilizar los servicios de urgencia solo cuando existan elementos de gravedad”.

Asimismo, el subsecretario de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud, Fernando Araos, afirma que desde la cartera están tomando las medidas necesarias para enfrentar la alta demanda en las urgencias: “Hoy tenemos un plan de contingencia invernal de causas respiratorias que ya está en marcha. El plan busca dotar de mayor recurso humano los servicios de urgencia y de atención primaria, pero también busca la reconversión de camas para este invierno en particular”.

Las clínicas

En el sector privado la situación es similar, pues las unidades de urgencia también están a su máxima capacidad. En ese contexto, Carlos Rivera, jefe de Urgencias de Clínica Universidad de los Andes, comenta que “además de los pacientes Covid-19, y de las personas con enfermedades crónicas descompensadas, se agrega la crisis respiratoria que ha afectado principalmente a la población infantil, pero también a los adultos, de modo que, en general, los servicios de urgencia en todo el país se encuentran sobrepasados”.

Asimismo, el especialista también proyecta que el escenario epidemiológico actual se mantendrá: “Lo más probable es que estas alzas en las enfermedades respiratorias que afectan a la población infantil, y a los adultos no vacunados, continúen, por lo menos por las próximas cuatro o cinco semanas”.

María Lupe Heredia, jefa de Urgencia Infantil de la Clínica Alemana, también advierte del aumento en las consultas de urgencia: “Estamos atendiendo un 20% más de pacientes comparativamente a la campaña de invierno del año 2019. Aumentando la cantidad y la complejidad de los pacientes que consultan debido a la coinfección viral que la mayoría presenta”.

Por esta razón, los expertos llaman a mantener las medidas de autocuidado, como el uso de mascarilla. Además, recalcan la importancia de la inmunización, tanto contra el Covid-19 como contra la influenza.

Este año, la campaña de vacunación contra la influenza comenzó el 7 de marzo y continuará hasta que se cumpla la meta de vacunación del 85% a nivel nacional. La campaña del Minsal está dirigida a funcionarios de la salud, adultos mayores de 65 años, niños hasta quinto básico y embarazadas. Hasta el momento, 6.552.706 personas se han inmunizado contra el virus, lo que equivale al 79,5%.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.