Así se rearma el área dramática de TVN

“Somos una empresa que está en marcha, que está funcionando, y bien”, dice Jaime de Aguirre.

Álex Bowen, Vicente Sabatini, Verónica Saquel, Rodrigo Sepúlveda y Alejandro Burr, son algunos de los nombres que hasta hace poco pasaron por el área dramática de TVN, luego del remezón interno que provocó en el canal la salida de María Eugenia Rencoret en 2013.

Fueron varios años de desaciertos, con teleseries como Caleta del sol, No abras la puerta, Matriarcas y La poseída, pero ahora desde el interior de Bellavista 0990 aseguran que lo peor ya pasó.

“Estamos saliendo. Hubo un momento de mucha crisis, porque hubo mucho cambio, y todo el canal se vio sorprendido con algo que pasó, y que todos sabemos. Hubo un desarme, una desarticulación, que fue muy dura. No es fácil que un canal ponga sobre la mesa una cantidad de recursos y se lleve todo un área que era fundamental. Pero lo peor ya lo pasamos”, aclara Jaime de Aguirre, director ejecutivo de la señal.

El repunte para De Aguirre fue El camionero, la teleserie vespertina que salió al aire el año pasado y que terminó con un promedio de 10 puntos de rating. Eso, a pesar de que su sucesora, La colombiana, haya bajado los números, acumulando hasta hoy 8,6 unidades.

Más allá de los cifras, el ejecutivo dice estar enfocado en dar muestras claras que en TVN se está trabajando para tener al aire al menos dos telenovelas: nocturna y vespertina. Por eso ya está siendo promocionada Wena profe, con Marcelo Alonso y María Elena Swett, para las 20 horas, y con la producción ejecutiva de Mauricio Campos. Y, paralelamente, otro equipo, liderado por la productora Vania Portilla, trabaja en el thriller prime ¿Dime quién fue?, con Antonia Santa María.

“Somos una empresa que está en marcha, que está funcionando y bien, independiente de lo que salga en los qué pasa de la vida. Estamos trabajando de forma permanente, con una visión de futuro, para organizar las cosas y adaptarnos a las nuevas circunstancias del mercado”, afirma De Aguirre.

Julio Rojas es el director de contenidos del área dramática del canal desde la salida de Rencoret, por lo que sabe bien todo lo que ha sido este rearme. De todo este proceso dice: “Estos años han sido tan duros para nosotros, que hemos aprendido mucho, y esa es una gran ventaja. Hemos aprendido de los errores, y eso es un capital de perfeccionamiento gigante. Estamos con entusiasmo y muchas ganas de hacerlo bien”.

Desde que De Aguirre arribó a TVN, en diciembre del año pasado, se puso como meta que el área dramática tuviera continuidad, independiente de las cifras de sintonía. Sabía que era necesario “que la máquina no se detuviera”. Y, como espectador ajeno a la señal, sintió que El camionero era la mejor señal de querer volver a reencantar las audiencias con historias propias.

“Siempre he pensado que el área dramática es la que mejor dibuja las misiones editoriales y la misión básica de los canales, que es entretener. Tener área dramática, o ficciones, es parte de la vocación y del rol de los canales. Creo que son insustituibles a la hora de entregar una oferta completa”, reflexiona el ejecutivo. Rojas, Portilla, Campos y De Aguirre, coincidieron, dicen, en querer crear historias con contenido, con temáticas relevantes, y que no dejen de entretener a los televidentes.

En este camino, de querer volver a contar con el respaldo de la audiencia, no es una tarea fácil despegarse de la nostalgia latente de saber que hace algunos años TVN era la señal con las teleseries más exitosas. Sin olvidar este exitoso pasado, Rojas declara: “No nos podemos quedar con un espíritu nostálgico de lo que fueron las grandes teleseries de los noventa, sin comprender que ahí había claves narrativas increíbles. Pero todo hay que actualizarlo porque el mundo cambió. Acá, lo que hay, es gente trabajando y pensando en el futuro”.

Momentáneamente De Aguirre está también como director de programación, lo que lo hace estar aún más presente y supervisando estos procesos creativos. Ser parte de esto, afirma, lo ha hecho darse cuenta de que “las historias de telenovelas que nosotros hacemos, me hacen pensar que no es lo mismo con TVN que sin TVN. En esta industria no da lo mismo. Nuestra área dramática contribuye de manera muy poderosa a la industria”.

Seguir leyendo