Covid-19, crisis económica y fondos de pensiones: ¿qué hacer?

Coronavirus golpea a los fondos de pensiones



*Leonardo Hernández es académico de la Facultad de Economía y Administración UC y Clapes UC.

“Fondo A perdió -22% en los últimos 23 días y Fondo E perdió -11% en los 35 días posteriores al estallido social”, titulaba un artículo publicado en medio escrito el 22 de marzo. Frente a este escenario, muchos se preguntan: ¿qué hago con mis ahorros previsionales?, ¿me cambio de fondo?, o ¿cómo protegerme de las caídas en precios de activos? La respuesta más sensata es no haga nada, espere y mantenga la calma. Y si está pronto a jubilarse, la recomendación es postergue esa decisión el mayor tiempo posible.

La crisis del coronavirus vino a agravar un problema que ya había comenzado en Chile con la sequía y el estallido social: un deterioro de las perspectivas económicas, que se ha traducido en bajas importantes en los precios de los activos financieros. La diferencia es que ahora el shock es global –exceptuando el dólar y el oro, los precios de los activos han caído en todo el mundo, especialmente en los países más golpeados por la pandemia.

Pero los shocks que enfrentamos son temporales. No sabemos exactamente cuánto durarán, pero exceptuando la sequía (que puede resultar ser un cambio permanente), tanto el estallido social como la pandemia van a pasar, y en un par de años volveremos a la normalidad. La capacidad productiva de Chile y el mundo –que dependen del capital físico y humano– no debieran alterarse en el mediano plazo. Y si se impone el sentido común en la solución de nuestra crisis política, el país debiese volver a su trayectoria de largo plazo. Por ende, las caídas más recientes de precios de activos en lo grueso se van a revertir y el dólar volverá a valores más cercanos a los 700 pesos que los observados en los últimos días.

Estas reversiones de precios a mediano plazo implican comprar hoy activos subvaluados (acciones) y vender aquellos sobrevaluados (dólar), pero esto conlleva tomar más riesgo, las acciones que más han caído son de empresas que tienen un mayor riesgo de quiebra (aerolíneas, cadenas de hoteles, etc.). ¿Tiene estómago para ello? Además, adivinar cuándo comprar/vender para sacar algo más de rentabilidad, a menos que usted tenga una bola de cristal, resulta ser un juego muy riesgoso (analice la tabla y pregúntese si alguien podría haber adivinado que en diciembre había que cambiarse del fondo A al E, para volver al A en enero y al E en febrero). Lo concreto es que los cambios que observamos en el corto plazo son reflejo de la gran incertidumbre que enfrentamos, pero los ahorros previsionales deben analizarse con una mirada de largo plazo; no debemos desesperarnos por cambios temporales que, además, nos van a acompañar por varios meses.

Jubilarse hoy, sin embargo, es en general una mala idea, porque dado el nivel actual de las tasas de interés (los bancos centrales han bajado sus tasas de política monetaria a niveles tales que el interés real es negativo), la jubilación a la que se podría optar será menor que aquella en tiempos normales. Además, puede ocurrir que al momento de jubilarse venda activos subvalorados (más riesgosos) y compre activos sobrevalorados (más seguros). Si puede postergar su jubilación hágalo y no se desvele tratando de acertar cuando cambiarse de fondo; por ahora preocúpese de cosas más inmediatas, como no promover el contagio del Covid-19.

Comenta

Imperdibles