Piedra de tope de nuestra Araucanía



SEÑOR DIRECTOR

En La Araucanía debemos transitar hacia una producción que genere valor agregado, esa ha sido la retórica. Sin embargo, para conseguirlo es crucial fortalecer la inversión de largo plazo y la participación del sector privado, siendo esta la principal piedra de tope para proyectar crecimiento. El fenómeno se explica porque las expectativas de los inversionistas se fundan considerando la estabilidad social y política de los territorios. En consecuencia, la voluntad política de nuestras autoridades es fundamental para encarar el problema y avanzar en estos ámbitos. Solo pudiendo dinamizar la formación bruta de capital, será posible enfrentar desafíos como la especialización y capacitación de nuestro capital humano, fortalecer el turismo, la agricultura, la industria y fomentar la asociatividad, logrando así mayores estándares de calidad en la producción y servicios, con esfuerzo focalizado en nuestras Pymes.

Establecidos los espacios de confianza, dejaremos de ver pasar los proyectos de inversión desde la zona central hacia el sur, sin detenerse en “La frontera” y dejaremos de depender casi exclusivamente de la inversión pública; podremos así vislumbrar la luz al final del túnel.

Humberto Salas Jara

Académico Facultad de Administración y Negocios

Universidad Autónoma de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.