Paso a paso: cómo borrar tus redes sociales y no dejar huella

Ilustración: Vicente Martí.

En un mundo cada vez más digitalizado y con más plataformas, hay que saber resguardar la propia privacidad. Acá una guía de cómo bajarse de algunas de las principales redes.


Lo de las redes sociales es una historia de nunca acabar. Cuando cae una, aparece otra y la fiebre vuelve, aunque sea por un corto periodo. Desde MySpace, Fotolog, Orkut, Vine, Google+, Tuenti, entre otras tantas, han quedado en el pasado y dejado el limpio camino a Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Snapchat y la imbatible TikTok. Pero en un mundo completamente digitalizado, donde el día a día pareciera ser una cuestión virtual y el metaverso es lo que se viene a la vuelta de la esquina, es necesario saber cómo no sobreexponerse ante las redes sociales.

De acuerdo a un estudio realizado por Hootsuite y We are Social, entre 2020 y 2021 se produjo un aumento del 13,2% de usuarios en las redes -490 millones más que el periodo anterior-, impulsado por el Covid-19. Y gran parte, el 98,8%, revisa sus actualizaciones e interactúa con sus contactos en estas plataformas a través de sus dispositivos móviles. Incluso las mismas compañías detrás de estas redes entregan los datos de los navegantes a terceros, exponiendo la información privada. Eso, sumado a que los ciberataques a particulares y el secuestro de datos vivió un alza durante los periodos de aislamiento. Ambos factores, la mayor sobrexposición de los cibernautas y los peligros en la red, han motivado incluso a distintas organizaciones a fomentar la “higiene digital”.

Muchos han pensado en salirse de algunas redes sociales, ¿pero cómo darnos de baja y proteger que nuestra información siga en el ciberespacio?

Facebook

La crisis de credibilidad de Meta, conocida antes como Facebook, llevó a muchos usuarios a cuestionarse su permanencia en la red. De hecho, según un informe realizado por pCloud en 2021, la principal plataforma de la compañía comparte un 57% de la data de sus cibernautas a terceros y expone así su privacidad con fines comerciales.

Para poder suprimir la cuenta en Facebook, aunque la compañía puede demorar meses en borrar la información e incluso mantener un respaldo por ciertas causas legales, hay que seguir una serie de pasos. Si la intención es solamente desactivar la cuenta durante un periodo de tiempo y así reducir la constante actividad, los interesados deben ir a “Configuración y Privacidad” -desde un PC físico o el mismo celular-, seleccionar “Tu información de Facebook” y luego “Desactivación y Eliminación”.

En el caso de desactivar, nadie podrá ver la información, comentarios, fotos y nada de lo que lo hubiese en la cuenta. En el caso contrario y que la intención sea la eliminación de la cuenta, el procedimiento es el mismo, pero los usuarios tendrán un periodo de 30 días para volver a activarla y cancelar de esa manera la eliminación definitiva. Una vez sucedido ese tiempo, la plataforma comenzará con la supresión y toda la información y documentos serán imposible recuperarlos.

Facebook, perteneciente al grupo Meta, puede demorar meses en borrar la información de una cuenta. En algunos casos incluso puede mantener un respaldo por ciertas causas legales.

Instagram

Es por lejos una de las plataformas más utilizadas de forma transversal. Tanto adultos como usuarios más jóvenes tienen cuentas en Instagram, pero son justamente estos últimos los que, en base a los modelos que se exponen en la red social propiedad de Meta, pueden salir más perjudicados en cuanto a su estabilidad mental y emocional. De todas maneras, además a las consecuencias que puede tener en la vida personal de sus miembros, es la que más información comparte a terceros -79%- e incluso existen delincuentes que, identificando las ubicaciones de las casas de cibernautas que estén de vacaciones, utilizan las fotografías en sus perfiles para poder geolocalizar sus domicilios.

Al igual que Facebook, la red social permite una desactivación de la cuenta. Para ello hay que ir “Configuración”, luego a “Editar Perfil” y “Desactivar mi cuenta temporalmente”. Con esto la cuenta permanecerá oculta hasta que vuelva activarse iniciando sesión. Eso sí, solo se puede desactivar una vez por semana. Pero si la intención es la supresión total del perfil y del contenido de este, hay que ir a la sección “Eliminar tu cuenta”, justificar la clausura y poner los datos de ingreso. En caso de proceder, los datos se eliminarían un mes después. La medida puede revertirse siempre y cuando se acceda previo a la fecha que le entreguen al momento de la solicitud.

Instagram ha sido acusada en diversas ocasiones de afectar la salud mental de sus usuarios, particularmente de los más jóvenes.

Twitter

El de Twitter es un mundo un tanto más simple. La red social, donde los usuarios interactúan en un sistema de mensajes cortos, salones de chat de voz y diversas publicaciones, supera a Facebook en la simpleza de dar de baja los perfiles. No hay dos modalidades por separado como desactivar y dar de baja definitivamente, sino que van de la mañana.

Para poder desactivar algún perfil en la red social, los usuarios deben dirigirse a “Más opciones”, luego a “Configuración y Privacidad” y hacer click en “Tu cuenta”. Luego, ir a la opción “Desactiva tu cuenta” y seguir los pasos ahí indicados. Son 30 días los que permanecerá “durmiendo” la cuenta, sin posibilidad de ver los tuits ni publicaciones. Una vez transcurrido ese periodo se eliminará toda la información y datos disponibles y no se podrá acceder a ellos. El procedimiento puede realizarse desde PC y dispositivos móviles.

Vale considerar que, de todas maneras, aunque se hayan borrado todas las publicaciones de algún usuario determinado y contenido emitido por su cuenta, permanecerán todos aquellos mensajes o tuits de otros cibernautas donde se les haya mencionado con anterioridad. Si la idea es eliminar el rastro con respecto a alguna publicación en el pasado -hay muchos quienes lo hacen porque, al momento de búsqueda laboral, los reclutadores revisan sus redes sociales- no es lo más óptimo y convendrá, en ese caso, solicitarle al otro usuario eliminar el comentario.

También existen otras posibilidades en Twitter. A diferencia de otras redes, se puede tener activa la opción de tuitear, que otros puedan verlo, pero que solo puedan comentarlo los usuarios a los que esa persona sigue y así se resguardan los cibernautas de comentarios no deseados y que después no puedan eliminar por su propia cuenta.

TikTok

Ocupada principalmente por usuarios jóvenes, TikTok es por lejos una de las plataformas más utilizadas e incluso el año pasado se convirtió en la app independiente -que no pertenece al grupo Meta- más descargada en el mundo. Eso sí, es una de las plataformas que ha tenido que implementar más filtros de seguridad con respecto a los usuarios que desean unirse.

De hecho, solo durante 2021 tuvo que eliminar más de siete millones de cuentas que pertenecían a menores de esas. Y es que su atractivo formato y las miles de posibilidades que existen con respecto a la creación de contenido la han transformado en la favorita de los más pequeños, pero también los expone a los cientos de peligros en la red.

Cualquiera que quiera usar la red social debe poder comprobar, por lo bajo, que tiene 13 años. Solo durante en el primer trimestre de 2021 se borraron por parte del equipo de la plataforma unas 7.263.952 de perfiles, bajo el argumento de posiblemente tener menos de esa edad. Y durante el periodo siguiente el número aumentó a 11.205.597.

Durante 2021, TikTok dio de baja a más de 18 millones de cuentas por ser sospechosas de tener menos de 13 años.

La red ha sido acusada en diversas ocasiones de mantener información privada de sus usuarios, como número de teléfono, fecha de nacimiento, preferencias sexuales y correos electrónicos, que supuestamente utilizarían para poder segmentar de sus inscritos y enviarles publicidad personalizada.

Para poder dar de baja una cuenta en la red social, los usuarios deben dirigirse a su perfil en la aplicación, ir al menú y seleccionar “Ajustes y Privacidad”. Ahí tendrán que dirigirse a “Administrar cuenta” y seguir hacia “Eliminar cuenta”. La opción que ofrece TikTok es similar a la propuesta por Twitter, en que la cuenta se desactiva, pero transcurridos los 30 días de inactividad se borra definitivamente toda la información y contenido. Eso sí, al igual que todas las otras redes sociales, recomienda descargar todas las publicaciones e información en caso de querer mantenerlas.

En caso de haber solicitado la copia de los datos, los usuarios deben esperar la aprobación para poder descargarlos y así eliminar definitivamente la cuenta.

WhatsApp

A diferencia de las anteriores, WhatsApp comenzó como una aplicación de mensajería instantánea, pero que luego fue abriéndose hacia un formato un tanto híbrido, con la posibilidad de compartir “Estados” -similares a las “Stories” de Instagram- y realizar videollamadas. Pero los cambios de condiciones y políticas de privacidad no le han parecido a parte de los usuarios, e incluso hay quienes han optado por otras alternativas, como Telegram o Signal, para así proteger la privacidad del contenido de sus conversaciones.

De hecho, para prevenir suplantaciones de identidad o robo de información por parte de terceros, la aplicación parte del grupo Meta -tal como Facebook e Instagram-, comenzó a testear hace unos meses la posibilidad de resguardar la encriptación de los respaldos de las conversaciones en la nube con una clave de 64 dígitos, que se sumó al cifrado de extremo a extremo de los dispositivos.

Pueden pasar hasta 90 días para que WhatsApp comience con el proceso de eliminación de información de una cuenta.

Uno de los grandes problemas, por muy básico que parezca, es que las cuentas en la aplicación no se borran con solo eliminarla del dispositivo. Quien quiera suprimir su perfil en el sistema de mensajería debe abrir WhatsApp, dirigirse a los tres puntos en la parte superior e ir a “Ajustes”. Ahí deben ingresar a “Cuenta” e ir a la pestaña “Eliminar mi cuenta”.

Con eso se borrará la cuenta de WhatsApp, el historial de mensajes, todos los grupos en la aplicación y las copias de seguridad en Google Drive. En el detalle, las especificaciones son las mismas que entrega Facebook al abrir este proceso. Por ejemplo, es probable que transcurran 90 días desde que se inicia el proceso de eliminación para que este realmente se concrete. Incluso es posible que, después de ese periodo, aún conserven información en sus bases de datos, pero “en casos de desastres naturales, errores de software o algún otro evento de pérdida de datos”.

A estos se incluye que mantengan información sobre datos, edad, compañía telefónica, entre otros, pero explicitan que no se podrá vincular directamente a los usuarios, por lo que la identidad estará completamente resguardada. Eso sí, y siguiendo el ejemplo de Facebook, mantendrá información en sus bases por resguardo ante asuntos legales.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.