Pablo Bello, director de Políticas Públicas de WhatsApp y el cambio de las condiciones de privacidad de la aplicación: “El objetivo de esta actualización no es obtener más información de los usuarios”

Pablo Bello, director de Políticas Públicas de WhatsApp para América Latina.

La plataforma creada en 2009 trabaja cambiará sus normas de uso a partir de mañana, algo que el ejecutivo dice, no será inmediato para el país. E n entrevista desde Brasil, Bello aborda cómo están combatiendo la desconfianza que han generado estos cambios y además, la fórmula con la que también están derribando la desinformación, especialmente en tiempos de procesos eleccionarios, como el que vivirá Chile este fin de semana.




“Estamos realizando cambios en nuestras Condiciones del servicio y Política de Privacidad en lo que respecta a los mensajes entre las empresas y sus clientes en WhatsApp. Además, estamos proporcionando más información sobre cómo recopilamos, compartimos y usamos los datos”, señala WhatsApp en su sitio web en relación a su última actualización de políticas de privacidad.

Pero la medida no ha gustado a todos. Muchos usuarios han abandonado la plataforma a aplicaciones rivales, como Telegram o Signal.

Esta nueva política incluye que los usuarios acepten que Facebook y sus subsidiarias recopilen datos almacenados en WhatsApp como sus números de teléfono, los números de teléfono de sus contactos y las ubicaciones, entre otros datos, la que comenzará a operar este sábado 15 de mayo.

Pero Pablo Bello, director de Políticas Públicas de WhatsApp para América Latina señala en entrevista con Qué Pasa, desde Sao Paulo, Brasil, que se trata de una actualización mundial, que no está condicionada por el calendario chileno. “Es una actualización, que provee más información y opciones a lo usuarios de cómo poder interactuar con empresas y organizaciones a través de WhatsApp, que facilita la interacción de empresas con sus clientes”, explica.

Añade que el proceso de aceptación de los nuevos términos, está avanzando a nivel mundial de manera satisfactoria. “Sin embargo, para evitar tensionar una situación compleja en un contexto como el que estamos enfrentando a nivel mundial con la pandemia y con otras situaciones particulares en cada país, WhatsApp anunció la semana pasada que este proceso de soft blocking, como que le llamamos, esa restricción de funcionalidades a quienes no hayan aceptado, no va a ocurrir el día 15 de mayo, sino que varias semanas después. Es decir, no van a tener ningún problema en esa fecha, y van a tener más tiempo en aceptarlo los que no lo hayan hecho.

- Muchos usuarios siempre tienen sospecha de estos cambios, ¿cómo combate esa desconfianza?

En ningún caso, el objetivo de esta actualización es obtener más información de los usuarios, el objetivo es dar mayor transparencia respecto de cómo funcionan los canales de interacción de las empresas a través de WhatsApp. No cambia en absoluto la posibilidad de compartir datos de WhatsApp y Facebook, no significa que conecte más datos a lo que conecta hoy, y básicamente es eso, es información y opciones para que los usuarios que quieran, puedan interactuar con empresas y organizaciones a través de la plataforma, utilizando la app de Business.

Los datos de los usuarios están absolutamente resguardados, WhatsApp no va a capturar más datos, no va a compartirlos. Solamente está abriendo facilidades y opciones para que los usuarios y las empresas puedan interactuar de mejor manera.

- La medida ha sido muy impopular. Muchos usuarios se han ido a aplicaciones rivales, como Telegram o Signal. ¿Qué opina de estas “fugas”?

Los usuarios son libres de elegir las plataformas que quieran utilizar, estamos en un mercado competitivo, donde hay alternativas. Cada usuario podrá, a partir de la información que disponga, elegir la opción que estime conveniente. Nosotros en WhatsApp, garantizamos que la plataforma es robusta, segura y sobre todo privada. Y esto a diferencia de Telegram por ejemplo, todos los mensajes están cifrados por defecto, y también garantiza que la información y actualizaciones tienen que ver con habilitar nuevos modelos y formas de comunicación que siempre son opciones, y siempre es el usuario es el que decide si quiere utilizarla o no.

WhatsApp está creciendo a nivel global, de hecho creemos que esta actualización, es buena para los usuarios, es buena para las empresas y la economía. Hay millones de personas que confían hoy en la plataforma, la app sigue siendo muy querida, admirada y utilizada por millones de latinoamericanos y chilenos.

- ¿Qué pasa si alguien no tiene Facebook, igual debe aceptar esta nueva política?

Esta política no tiene nada que ver con Facebook, tiene que ver con WhatsApp y cómo puede facilitar los modelos entre usuarios y empresas. Esta actualización no significa en absoluto que WhatsApp comparta más datos con Facebook, los mensajes personales siguen absolutamente protegidos. Nadie puede ver el contenido de las conversaciones, eso está en el ADN de la plataforma, es seguro, privado y garantiza protección e integridad del contenido.

El combate a la desinformación

Además de los cambios en la política de privacidad, Bello consigna el reforzamiento que la empresa de mensajería ha hecho para combatir la desinformación en períodos electorales y mantener la integridad de la plataforma.

Explica que WhatsApp, a diferencia de otras plataformas, no es una red social. Es una plataforma de mensajería privada, la inmensa mayoría de los mensajes son entre dos personas, y hay grupos, pero son en promedio de menos de 10 personas. “Los mensajes están cifrados de extremo a extremo, esto significa que nadie puede ver el contenido de los mensajes que se envían, solamente la persona que lo envía y la persona que lo recibe. Y esto es válido para grupos, audios, fotografías, para todo. Las conversaciones están protegidas”.

Dice que a diferencia de las redes sociales abiertas (Facebook, Instagram, Twitter), no es posible hacer moderación de contenidos. “Lo que hace Whatsapp con respecto a la información, en primer lugar, es contener la viralidad, tratar por diseño de minimizar o reducir el grado de viralidad de los mensajes. Para eso, hemos introducido modificaciones en el producto, que hace más difícil compartir mensajes. Si antes se podía reenviar un mismo mensaje a 20 personas, WhatsApp modificó eso para que ese mensaje pueda ser reenviado solamente a cinco personas a la vez. Eso hace más difícil el reenviar mensaje, introduce fricción. Si un mensaje llega a ser compartido más de cinco veces, en cuyo caso aparece una doble flecha como indicador, ese mensaje puede ser reenviado a una sola persona más como máximo”.

Imagen referencial. REUTERS/Thomas White//File Photo

“Cuando tengo una conversación con una persona que conozco, que es mi amigo, o que es un familiar, yo confío en el origen de esa información. Cuando ese mensaje es de otra persona o viene de otro lugar, aparece un indicativo, esa flecha que dice que es reenviado, y a partir de ahí, hay restricciones y dificultades para que ese mensaje no pueda ser viralizado de una forma importante”.

Dice que no hay una medidaque se aplicará para este fin de semana de elecciones, sino que es un esfuerzo continuo. “No hay algo específico para el fin de semana de elecciones. Más allá de que equipos técnicos estarán trabajando conjuntamente para monitorear que no hayan situaciones o problemas de operaciones en la plataforma. Se han implementado modificaciones en los últimos meses, que tienen que ver con el combate de la desinformación. Una, la que mencionaba, por diseño, y dos, la plataforma de integridad, que identifica cuando hay cuentas con un comportamiento poco auténtico, como spam, que están haciendo publicidad electoral de manera masiva”.

- ¿Puede un candidato enviarme publicidad de su campaña?

WhatsApp no puede saber si lo que envía una persona es publicidad o un mensaje de cualquier cosa, lo que no puede hacer esa persona es empezar a enviar miles de mensajes de manera automatizada, porque la plataforma de integridad lo va a detectar y lo va a bloquear muy rápidamente. Es una plataforma muy robusta y capaz.

Los usuarios tienen un rol central en el combate de la desinformación. Ellos pueden hacer un reporte a WhatsApp, también puede reenviar el mensaje el mensaje a una agencia de chequeadores de datos (AFP), que trabaja en toda América Latina, a la cual se puede reenviar el mensaje para poder recibir algún feedback. Estamos empezando a probar y seguramente estará disponible en las próximas elecciones presidenciales, la posibilidad de hacer una consulta rápida a Google, desde el contenido de un mensaje para poder verificar el contenido.

El enfrentamiento a la desinformación es tarea de todos, de las instituciones, de las plataformas y es también tarea de los usuarios. Y es por eso que hemos lanzado un campaña llamando a éstos a ser responsables y no compartir desinformación.

Coronavirus y un nuevo escenario

- La pandemia ha potenciado algunas formas de comunicación, ¿cómo ha cambiado este nuevo escenario a WhatsApp? ¿Perdieron protagonismo frente a otras aplicaciones como Zoom por ejemplo?

Son mercados más bien complementarios. Lo que WhatsApp ha visto, es una explosión del uso de servicios de mensajería, sobre todo de videollamadas durante la pandemia. Sobre todo en los momentos de lockdown. WhatsApp aumentó la posibilidad de tener videollamadas conectivas, de manera simultánea, lo cual fue un esfuerzo de ingeniería. Inicialmente estaba diseñado para dos personas, luego creció a cuatro y ahora permite que ocho personas puedan conversar a través de videollamada. No es para una videoconferencia masiva de trabajo, para eso hay soluciones que lo hacen muy bien, a lo mejor WhatsApp el día de mañana irá en esa misma dirección, pero para comunicaciones personales, la introducción de ocho personas ha sido muy positiva y valorada.

En relación a la irrupción de Zoom, Bello señala que son mercados más bien complementarios. Photo by Pavlo Gonchar / SOPA Images/Sipa USA. No Use Germany.

Y por qué ocho y no 50. Las videollamadas en WhatsApp siguen estando protegidas por el cifrado de extremo a extremo, son 100% privadas, las plataformas de comunicación masiva no pueden decir eso hoy en día en términos de seguridad y privacidad. Para poder garantizar que las conversaciones estén protegidas, requiere de una exigencia técnica mayor. Irá creciendo, pero hay que desarrollar aún esas soluciones mantenido la configuración de seguridad.

- El teletrabajo se está consolidando como una nueva forma de trabajar, ¿qué potencialidades tiene WhatsApp para esta nueva modalidad laboral?

WhatsApp ofrece básicamente seguridad, privacidad y confiabilidad, que es un tema súper importante en América Latina y en Chile. Fui subsecretario de Comunicaciones (primer período de Michelle Bachelet 2006-2010). Chile tiene una mejor infraestructura de telecomunicaciones que otros países, pero aún así en sectores rurales puedes tener personas con baja conectividad, queremos asegurar que funcione en todas partes, incluso hasta con 2G. Eso desde el punto de vida técnico es bastante espectacular.

- ¿Qué novedades vienen en el futuro que se puedan adelantar o comentar?

Estamos todo el tiempo trabajando en innovaciones tecnológicas, podría mencionar una que ya fue anunciada y que tiene que ver con el uso de la plataforma en el computador, y el otro tema y espero que sea una realidad pronto, es el uso de WhatsApp para realizar pagos. Una solución y modelo que ya está operativo en India y Brasil, los primeros países del mundo donde es posible transferir dinero de una persona a otra.

Inicialmente lo que está habilitado es la transferencia de persona a persona, de la misma manera que envías una foto o archivo, puedes hacerlo con dinero, y se deposita en tu cuenta. El siguiente paso es justamente el pago a comercios, que está en desarrollo y proceso de aprobación. Tienes un contacto, que puede ser una empresa (lo puedes añadir a través de un código QR), y haces un pago directamente. Esperemos esté muy pronto en toda América Latina.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.