Álvaro Elizalde (PS) y Raúl Soto (PPD) liderarán el Senado y la Cámara tras instalación del nuevo Congreso

Una serie de acuerdos de gobernabilidad le permitirán al nuevo oficialismo liderar ambas cámaras, algo que se ve como vital para el avance de las reformas que desee impulsar el gobierno de Gabriel Boric. La elección del socialista en la Cámara Alta no estuvo exenta de polémica, ya que en la derecha se generó el primer quiebre debido al acuerdo de administración. Algunos parlamentarios cuestionaron dichas negociaciones con el ahora oficialismo, lo que se tradujo en una división de votos; mientras la UDI y Evópoli respaldaron a Elizalde, tal como se acordó, RN y Republicanos dieron su respaldo a Chahuán.




Un nuevo ciclo político comienza este viernes en Chile. Porque no solo es el inicio del mandato de Gabriel Boric como nuevo Presidente de Chile, sino que también es el comienzo de un nuevo Congreso.

Es así como temprano los nuevos senadores y diputados cumplieron con la tradicional ceremonia de asunción de sus funciones y de elección de la nueva mesa directiva de dichas corporaciones.

Una serie de acuerdos de gobernabilidad le permitirán al nuevo oficialismo liderar ambas cámaras, algo que se ve como vital para el avance de las reformas que desee impulsar el gobierno de Gabriel Boric.

Raúl Soto (PPD) presidirá la Cámara por 7 meses

De esta manera, en el caso de la Cámara la tarde de este jueves se definió que Raúl Soto (PPD) sea el primer presidente de la corporación hasta el 21 de octubre de 2022. Lo que fue ratificado este viernes cuando fue electo por 88 votos a favor. Claudia Mix y Alexis Sepúlveda serán los vicepresidentes.

Posterior a dicho mandato, será la parlamentaria comunista Karol Cariola, quién liderará la testera.

Este acuerdo considera seis periodos de presidencia divididos en siete u ocho meses y considera a diputados de la ex Concertación, Apruebo Dignidad, ecologistas, ex-humanistas y el PDG.

Raúl Soto
Diputado Raúl Soto

Tras asumir, Soto dio un discurso donde sostuvo que “cuando hay un proceso de cambio, Cuando tuvimos un estallido social, una pandemia que desnudó las falencias de asistentes en nuestro modelo de desarrollo, en nuestras estructuras institucionales de políticas yo creo que es necesario que todos desde nuestra percepción política propia desde nuestras convicciones”.

Agregó que “la Cámara de Diputados y el Congreso en general como poder del estado no pueden restarse de este proceso de cambio, no podemos ser meros espectadores de lo que está pasando en la sociedad chilena y en las institucionalidad política de nuestro país. Necesitamos generar condiciones también de justicia social, equidad respetando siempre por cierto la libertad”.

Álvaro Elizalde (PS) será el encargado de ponerle la banda presidencial a Boric

En el caso de la Cámara Alta, el acuerdo administrativo del oficialismo determinó que sea Álvaro Elizalde (PS), quien lidere el Senado durante un año. Esto tras recibir 35 apoyos, mientras que su principal competidor, Francisco Chahuán (RN), obtuvo solo 13 respaldos.

De esta manera, será él quién ponga la banda presidencial al Presidente electo, Gabriel Boric durante la ceremonia de cambio de mando de este viernes.

Sin embargo, su elección no estuvo exenta de polémica, ya que en la derecha se generó el primer quiebre debido al citado acuerdo de administración. Algunos parlamentarios cuestionaron dichas negociaciones con el ahora oficialismo, lo que se tradujo en una división de votos; mientras la UDI y Evópoli respaldaron a Elizalde, tal como se acordó, RN y Republicanos dieron su respaldo a Chahuán.

El presidente del partido Socialista, Álvaro Elizalde FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

El senador Rojo Edwards (Republicanos) indicó sobre el acuerdo administrativo que “para variar una parte de la derecha se rinde a buscar la unidad y a defender lo que pensamos en una situación de crisis institucional. Lo que hemos visto de la actitud de algunas personas de nuestro sector, hace sentido con la debilidad del gobierno que se va yendo, la no defensa de las ideas y no ser capaces de lograr la unidad que se requiere para defender la patria”.

Alocución que tuvo respuesta de Francisco Chahuán (RN): “Nosotros no renunciamos a nuestros sueños ni a las esperanzas para un mejor país, ni a nuestras ideas ni asumir nuestras responsabilidades para conducir y liderar. Ratificamos esos sueños y esas esperanzas”. Y agregó que “aquí se faltó a la buena fe y a la palabra empeñada. RN entra en una profunda reflexión”.

El senador Felipe Kast aseguró que esperaba que su partido Evópoli, la UDI y también RN “podamos cumplir con los acuerdos que hemos alcanzado y por lo mismo que tengamos alternancia en la presidencia del Senado como hemos acordado”.

Manuel José Ossandón (RN), quien en un minuto sonó fuerte para presidir el Senado, aseguró ante sus pares que “la derecha queda en una irrelevancia máxima porque no tenemos ni el gobierno, en la Convención no nos escuchan, en la Cámara cuatro años y aquí se le ha regalado el Senado que era el último bastión que teníamos para tener una oposición concreta”.

Por otra parte, la saliente líder de la testera, Ximena Rincón (DC), en su discurso de despedida señaló que ”si no somos capaces de ofrecer alternativas y un nuevo rumbo, no solo fracasamos como políticos, sino que fracasamos como país. Ya no es tiempo para la política del revanchismo y la pequeñez cortoplacista. Es hora de renovar nuestro compromiso, renovar nuestras confianzas, pero siempre con los ojos y oídos de cara a la ciudadanía”.

Mientras que sobre el acuerdo alcanzado en esta corporación, el recién asumido senador Iván Flores (DC) indicó que “fueron largas horas, nos saltamos el almuerzo, nos saltamos todo, porque había un interés superior. Y era tener el mejor acuerdo político, no solamente de la presidencia de la mesa, sino que por sobre todo las comisiones. Es tan relevante las presidencias de comisiones para lo que viene, para las grandes reformas en salud, educación, vivienda, para qué decir de la tributaria (...) Hemos logrado un buen acuerdo. Si bien es cierto dejamos la posibilidad de que Francisco Huenchumilla pueda ser presidente de la Cámara, él va a tener la vicepresidencia el segundo año, pero la presidencia de varias comisiones relevantes”.

Tras las negociaciones quedó establecido que durante el segundo año del Senado (2023) la presidencia sea asumida por algún legislador de derecha (UDI o RN). Al tercer año (2024) le corresponderá al PPD y en el cuatro año (2025), nuevamente a la ahora oposición.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.