Apuesta de Boric y Jackson para reponer rebaja de 50% de las dietas fracasa en comisión mixta

Debate estuvo cruzado por recriminaciones entre diputados y senadores. Legisladores frenteamplistas acusaron de "hipócritas" a sus pares de la Cámara Alta, los que cuestionaron una "supuesta altura moral" sobre el debate.




Por 8 votos a favor y 2 en contra la comisión mixta que revisó el proyecto que busca rebajar la dieta parlamentaria y de altas autoridades de la administración pública, ratificó esta tarde la propuesta aprobada por el Senado, echando por tierra la apuesta de los diputados del Frente Amplio, Gabriel Boric (CS) y Giorgio Jackson (RD), para asegurar por ley un 50% de disminución en esas remuneraciones.

Así, en el informe de la instancia que debe ser votado ahora por ambas cámaras del Congreso, quedó establecido que será el Consejo de Alta Dirección Pública (CADP) el que definirá -bajo criterios técnicos- el porcentaje de rebaja transitoria de las autoridades contempladas en la iniciativa en un plazo de 30 días en el caso de parlamentarios y ministros y un plazo de 90 para el Presidente de la República, seremis, intendentes, gobernadores regionales y personal contratado a honorarios que sean de confianza.

La instancia fue integrada por el propio Boric y los diputados Leonardo Soto (PS), Paulina Núñez (RN), Juan Antonio Coloma (UDI) y Matías Walker (DC), además de los senadores Alfonso De Urresti (PS), Felipe Harboe (PPD), Andrés Allamand (RN), Víctor Pérez (UDI) y Francisco Huenchumilla (DC).

De todos ellos, solo Boric y Soto estuvieron por aprobar una enmienda introducida por el Frente Amplio que buscaba obligar al CADP a reducir esos salarios en "un porcentaje que no podría ser menor a un 50% de la última remuneración percibida”. Asimismo, la comisión mixta rechazó una segunda propuesta presentada por el bloque, la que establecía un límite del 30% y que tampoco concitó el respaldo necesario para su aprobación.

El debate estuvo cruzado por fuertes recriminaciones entre diputados y senadores. “Voy a tener que responder algunas de las aseveraciones que aquí se han hecho que son falsas o hipócritas", fueron las palabras de Boric en la instancia, quien se defendió ante los cuestionamientos de sus pares de la Cámara Alta por haber “cambiado de posición”. Esto, porque el Frente Amplio defendió una rebaja inmediata del 50% y en la mixta finalmente cedieron a que fuese el CADP el que fijara ese porcentaje, aunque forzando un piso en ese guarismo.

"Yo no he cambiado de posición (...) lo que hemos hecho en esta comisión es proponer alternativas para poder llegar a un acuerdo, que veo que no podrá ser posible. Y la propuesta que hicimos fue establecer un mínimo de rebaja para el Consejo de Alta dirección Pública, pero que ellos decidieran y eventualmente podía llegar a ser un 50%, pero lo que están haciendo ustedes con la votación que seguramente se va a producir es traspasar esa responsabilidad a otra parte y después cuando haya una rebaja que eventualmente pueda ser simbólica van a decir ‘no fuimos nosotros, lo decidieron otros, estamos limpios’, habiendo tenido la posibilidad de establecer un criterio que hiciera que esta rebaja fuera sustantiva. Es lo que se llama de manera clásica un cambio gatopardista, cambiar algo para eventualmente todo siga igual, poniendo toda la presión en otro lado y desligándose de la responsabilidad que nos compete a nosotros”, dijo el legislador por Magallanes.

Los dichos del parlamentario provocaron profunda molestia entre los senadores. “Creo que es muy importante aquí evitar los calificativos, hipocresía, mentiras. ¿Hasta cuándo? ¿Qué se han imaginado? ¿Qué se han imaginado empezar a calificar? Lo que nosotros hemos intentado hacer es evitar un acto de corrupción, que es el propio Congreso es el que defina su remuneraciones. A mí eso me parece que es reñido con la ética. Y nos están planteando ahora que sea el parlamento el que fije el 50% y ahora el 30%, dejemos eso en manos de un tercero, no seamos nosotros los que establezcamos cuál es la remuneración”, sostuvo el senador Harboe.

Mientras que Huenchumilla señaló que “nunca nadie me ha dado fundamentos sobre el 50%, siempre lo he visto como un tincómetro, esto no es póker (...) tienen que darse cuenta que lo importante es que nos toleremos en nuestras diferencias. Tenemos diferencias y eso no nos hace ni más ni menos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.