Votaciones clave en Sistema Político: Propuesta PC sobre presidencialismo consigue mayoría, se aprueba Congreso unicameral y Estado Plurinacional

Esta tarde, con apoyo de los convencionales del Colectivo Socialista y de Vamos por Chile, se aprobó en general la iniciativa sobre régimen de gobierno presentada por convencionales del Partido Comunista. Esta norma propone atenuar el presidencialismo, la existencia de una vicepresidencia paritaria y admite una reelección inmediata del presidente luego de un mandato de cuatro años. También, justo con la mayoría necesaria, se aprobó la idea de tener una sola cámara. Además, se visó en general la iniciativa que pretende establecer que Chile es un Estado plurinacional e intercultural.


Una jornada clave se desarrolló hoy en la comisión de Sistema Político de la Convención Constitucional, puesto que desde la 13:00 de esta tarde la instancia comenzó sus votaciones -en general- sobre diversos temas clave para la propuesta de nueva Constitución.

Uno de los puntos más importantes de la jornada fue la votación por el régimen de gobierno. Pese a que la propuesta del Colectivo Socialista y la que presentaron de forma transversal convencionales del Frente Amplio, Independientes No Neutrales y Movimientos Sociales Constituyentes parecían ser las favoritas durante la mañana, la iniciativa presentada por el Partido Comunista, a través de una de sus representantes en esa comisión ad hoc, Bárbara Sepúlveda (Chile Digno), sorprendió y se convirtió en la única referida a régimen de gobierno en conseguir los 13 votos necesarios para ser aprobada en general dentro de la comisión de Sistema Político.

La norma impulsada por el PC busca establecer la composición y atribuciones del Poder Ejecutivo, mantiene el presidencialismo, crea una vicepresidencia paritaria y admite una reelección inmediata del presidente luego de un mandato de cuatro años.

Esta propuesta fue respaldada por Marco Arellano (exLista del Pueblo), Marcos Barraza (Chile Digno), Rosa Catrileo (Pueblo Mapuche), Rául Celis (Vamos por Chile), Marcela Cubillos (Vamos por Chile), Renato Garín (IND), Constanza Hube (Vamos por Chile), Maximiliano Hurtado (CS), Hernán Larraín (Vamos por Chile), Tania Madriaga (exLista del Pueblo), Cristián Monckeberg (Vamos por Chile), Pedro Muñoz (CS), Ricardo Montero (CS), Alejandra Pérez (exLista del Pueblo), Arturo Zúñiga (Vamos por Chile) y Sepúlveda (Chile Digno).

En tanto, se opusieron Constanza Arauna (MSC), Alondra Carrillo (MSC), Fernando Atria (FA), Alejandra Flores (Pueblo Constituyente) y Constanza Schonhaut (MSC), mientras que Jaime Bassa (FA), Fuad Chahín (Colectivo del Apruebo), Guillermo Namor (INN) y Patricia Politzer (INN) se abstuvieron.

Uno de los votos a favor de esta iniciativa, y que sorprendieron, fueron los de la derecha, en especial los de la UDI. Tras la votación, la convencional Cubillos (Vamos por Chile) explicó que como colectivo estuvieron a favor de todas las propuestas que consagraban un régimen presidencial. Aunque en un principio acordaron apoyar la propuesta del Colectivo Socialista, al ver que esta no consiguió los votos necesarios para ser aprobada -obtuvo 12 y necesitaba 13-, decidieron sumarse a la propuesta presentada por el PC.

Barraza (Chile Digno) celebró la aprobación de la propuesta que él firmó, pues considera que logrará restringir las atribuciones del futuro presidente o presidenta y traspasarle más atribuciones al Legislativo pero sin distinguir la figura de jefe de gobierno y jefe de Estado.

En este sentido, Cubillos (Vamos por Chile) enfatizó que se trata de una votación en general, por lo que bastaba coincidir en la esencia de un régimen presidencial y afirmó que tienen muchas diferencias con la propuesta en particular, las que se votarán una a una durante febrero a través de la presentación de indicaciones.

Una de las mayores diferencias entre la derecha y la propuesta de Sepúlveda (Chile Digno) era sobre el inciso primero, referido a la cesación del cargo. Este inciso en específico planteaba que el o la presidenta cesará de su cargo por la “incapacidad total declarada por el Congreso Plurinacional, o la revocatoria de mandato”. Por eso, entre los convencionales comunistas de la comisión (Barraza y Sepúlveda) y la derecha acordaron que ese punto se votara por separado. Finalmente fue rechazado por 13 votos en contra.

La iniciativa presentada por el PC diagnostica que en Chile actualmente existe un “hiperpresidencialismo” que ha caracterizado el sistema político en las últimas décadas. Para solucionarlo, propone que este régimen debe ser “superado y aminorado en clave de redistribución de poder, requilibrios y de fortalecimiento del poder legislativo plurinacional”.

Esta norma también establece que la función ejecutiva estará integrada por la presidenta o presidente, la vicepresidenta o vicepresidente y los ministros. En este sentido, a diferencia del régimen actual, crea la figura de la vicepresidencia y estipula que deberá ser paritaria.

También establece que el presidente o presidenta de la República durará cuatro años en el ejercicio de sus funciones y que podrá ser reelegido de forma inmediata o posterior, pero solo una sola vez.

Por detrás de esta propuesta, la iniciativa del Colectivo Socialista que busca regular el Poder Legislativo, el Poder Ejecutivo y el sistema político electoral, que contó con el respaldo de la derecha (Celis, Cubillos, Hube, Larraín, Monckeberg y Zúñiga), obtuvo 12 y no 13 votos, es que es la cifra requerida para que una norma sea aprobada en esta comisión, por lo que se rechazó.

La iniciativa sobre sistema de gobierno presentada de forma transversal por convencionales del Frente Amplio, Independientes No Neutrales y Movimientos Sociales Constituyentes -firmada incluso por la presidenta María Elisa Quinteros (MSC)- fue rechazada por 14 votos en contra, 10 a favor y una abstención.

Uno de los convencionales que respaldó iniciativa fue Jaime Bassa (FA). Sobre su rechazo, el constituyente sostuvo: “No vinimos aquí a morir con las botas puestas, no vinimos a morir con las banderas arriba, vinimos a participar de un proceso deliberativo para tener la mejor Constitución posible para el país”.

Que las propuestas sean votadas en general, según explicó la coordinadora de la comisión, Rosa Catrileo (Pueblo Mapuche) implica que requieren de más conversaciones para lograr ser plasmadas en el informe que como comisión deben presentar al pleno. Y, además, adelantó que, al igual que en las demás comisiones, existirá un plazo a mediados de febrero para presentar indicaciones sobre las normas aprobadas.

Nueva estructura del Congreso: una sola cámara

Después del almuerzo, los convencionales retomaron la sesión para definir la estructura del Congreso. Luego de que las cuatro propuestas presentadas para mantener la bicameralidad fueran rechazadas -todas por 13 votos en contra y 12 a favor-, se aprobó por 13 votos a favor, 10 en contra y dos abstenciones la iniciativa presentada por la convencional Alondra Carrillo (MSC) para crear un Congreso u órgano legislativo plurinacional de una sola cámara, pues incluye la eliminación del Senado.

La propuesta de Carrillo (MSC), además, busca establecer criterios de paridad de género y escaños indígenas, como también de diversidades sexuales. También establece que los los integrantes de la cámara serán elegidos en un sistema mixto con tres componentes: “político sustantivo”, territorial y plurinacional. La propuesta establece que la Cámara esté compuesta por 205 miembros y que estos sean electos cada cuatro años.

Esta propuesta contó con el respaldo de Arauna (exLista del Pueblo), Arellano (exLista del Pueblo), Atria (FA), Barraza (Chile Digno), Bassa (FA), Carrillo (MSC), Catrileo (Pueblo Mapuche), Flores (exLista del Pueblo), Garín (IND), Pérez (exLista del Pueblo), Schonhaut (FA) y Sepúlveda (Chile Digno).

Sobre la aprobación de la iniciativa, Carrillo (MSC) señaló: “Dimos el primer paso para poner fin al Senado, una institución que ha sido expresiva de una política y una democracia elitista y excluyente. Los pueblos se están abriendo camino democratizando las instituciones políticas y que la estructura del poder sea más horizontal, paritaria, plurinacional y donde la representación territorial y popular sea protagónica”. Arauna (exLista de Pueblo), por su parte, adelantó el desafío que quienes apoyaron la iniciativa tienen por delante: “Ahora necesitamos buscar los dos tercios”.

Ajenos a esta celebración, los convencionales de derecha de la comisión criticaron la aprobación del Congreso unicameral y sostuvieron que generaría un régimen político inconsistente. “Hemos aprobado un régimen político muy incoherente. Aun cuando es en general, debemos hacer una seria autocrítica por la falta de coordinación. Es urgente trabajar en un acuerdo amplio e integral”, dijo Hernán Larraín (Vamos por Chile).

Junto con esta iniciativa, también se aprobó la propuesta presentada por Rosa Catrileo (Pueblo Mapuche) para establecer escaños reservados para representantes indígenas en el parlamento plurinacional unicameral, por 13 votos a favor y 10 en contra y dos abstenciones.

En cuanto a la tramitación legislativa, durante la jornada la siete iniciativas sometidas a votación resultaron rechazadas.

Los primeros pasos del Estado Plurinacional y del voto obligatorio

La primera iniciativa en ser aprobada el día de ayer fue la que busca el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios y que fue presentada por Catrileo (Pueblo Mapuche). En concreto, esta iniciativa busca establecer que los pueblos y naciones indígenas preexistentes y sus miembros, “en virtud de su libre determinación, tienen derecho al pleno ejercicio de sus derechos colectivos e individuales”. Además, enfatiza que tienen derecho a la autonomía y al autogobierno, a su propia cultura, a la identidad y cosmovisión, al patrimonio, la lengua y al reconocimiento de sus tierras.

También se aprobó, por 16 votos a favor, tres en contra y seis abstenciones, la iniciativa presentada por la convencional Tiare Aguilera (Pueblo Rapa Nui), que busca reconocer e implementar “tratados y acuerdos históricos” a través del del ejercicio del derecho a la libre determinación de los pueblos y naciones indígenas como titulares de derechos colectivos diferenciados.

El último bloque de temas abordados durante la jornada tuvo relación con el sistema electoral. Dentro de este tema, una iniciativa aprobada por gran parte de la comisión (18 votos a favor, cinco en contra y dos abstenciones) fue sobre la idea de establecer la inscripción automática y el voto obligatorio para mayores de 18 años, además de permitir el voto voluntario para mayores de 16, tanto chilenos como residentes en el extranjero. Esta propuesta fue presentada por Bassa (FA), y contó con el apoyo de convencionales como Barraza (Chile Digno), Sepúlveda (Chile Digno) y Atria (FA).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.