Día clave para órgano constituyente: derecha endurece postura contra Boric y negociaciones siguen entrampadas

Los representantes de Chile Vamos en las negociaciones.

El emplazamiento del Presidente a la derecha para no seguir dilatando un acuerdo tensionó la víspera del crucial encuentro de hoy. "Lamentablemente (el Presidente) se pasó hacia los sectores más radicales", dijo el diputado Schalper (RN). En La Moneda, sin embargo, sospechan que hay grupos opositores que ya están por abandonar el compromiso de una nueva Constitución. La presidenta del PS, en tanto, reiteró que no se cierra a una fórmula mixta.


Una reunión por Zoom sostuvieron ayer en la tarde los principales dirigentes de Chile Vamos, a fin de prepararse para lo que será la jornada clave de este lunes en la discusión del proceso constituyente.

A partir de las 9 de la mañana están convocados los representantes de los partidos políticos para intentar destrabar el acuerdo, luego de tres meses de negociaciones que han estado entrampadas por diferencias sobre el nuevo órgano constituyente.

El oficialismo mayoritariamente continúa aferrado a la idea de que la nueva instancia sea 100% electa, pero desde la oposición ha cobrado fuerza el que sea una entidad mixta, con un componente de expertos designados por el Congreso y otra parte por personeros elegidos por la ciudadanía. Por una parte, el PC y Convergencia Social son los más inflexibles respecto del órgano 100% electo, mientras que, por otro lado, RN mantiene una postura pétrea por la instancia mixta.

En el encuentro de ayer los dirigentes de la UDI, RN y Evópoli comenzaron a afinar la posición que adoptarán en la reunión de este lunes y, además, abordaron las opiniones y reparos que transmiten sus militantes frente al desarrollo de las conversaciones.

Sin embargo, el fin de semana los dirigentes de Chile Vamos fueron sometidos a una oleada de emplazamientos de parte del oficialismo y el gobierno, situación que marcará la cita de este lunes.

Algunos asistentes habituales comentan que el cuadro sigue siendo complejo, porque hasta el momento algunas posturas siguen irreductibles.

En La Moneda, incluso, se ha instalado la preocupación y la sospecha de que algunos dirigentes de partidos tradicionales de derecha estarían en un ánimo de postergar el acuerdo constituyente, porque ya perdieron interés y el compromiso por una nueva Constitución.

El sábado, el propio Presidente Gabriel Boric afirmó que “para lograr un acuerdo todos tienen que ceder (...) Esto se tiene que cerrar. No pueden seguir dilatándolo eternamente”, mientras que la ministra vocera de gobierno, Camila Vallejo, sostuvo que se esperaba un acuerdo “lo antes posible”.

El Mandatario, además, remarcó su preferencia por un órgano 100% electo, en un intento por frenar las concesiones de algunos representantes de centroizquierda -como el PPD, algunos sectores del PS y la DC- que se han abierto a una instancia mixta.

“Para nosotros es importante que este proceso tenga legitimidad ciudadana y eso requiere que los constituyentes sean electos”, dijo Boric en línea con sectores de su coalición, como el Frente Amplio y el Partido Comunista.

Ya el viernes, en una reunión de su comité político ampliado en La Moneda, el Presidente había afirmado que había que seguir dando la pelea por un órgano 100% electo, mientras que el diputado Diego Ibáñez (presidente de Convergencia Social, colectividad donde milita Boric) recalcó: “No nos vamos a mover un pelo del órgano 100% electo”.

Tras el emplazamiento directo del Jefe de Estado, dirigentes de Chile Vamos salieron a responderle al oficialismo y arremetieron especialmente contra Boric. Además, ayer hubo un encuentro entre parlamentarios de RN en que se criticó “intransigencia” de Boric y se manifestó compromiso con un órgano mixto y no uno 100% electo.

En Estado Nacional, de TVN, el secretario general de RN, el diputado Diego Schalper, dijo que “el Presidente, lamentablemente, se pasó hacia los sectores más radicales de su coalición, que son Convergencia Social y el Partido Comunista, que efectivamente siguen empujando una Convención 100% electa”.

En conversación con La Tercera, Schalper añadió que “estos emplazamientos del Presidente y del oficialismo están haciendo que nuestro sector pase de la incomprensión a la molestia. Porque nuestro sector político tiene claro que fuimos parte de un mundo que ganó el plebiscito con un 62%, y yo no conozco otro sector que en esas circunstancias asista a La Moneda (...). Le pediría al oficialismo que termine con esta dinámica de intentar inhibir sus diferencias internas por la vía de hacer emplazamientos que ya a estas alturas están tornándose molestos para nuestro sector”.

El jefe de los senadores UDI, Iván Moreira, afirmó que “en el escenario actual, con un Presidente amenazando con ultimátum, no puede generarse un acuerdo el día lunes. Será una semana intensa para los líderes de Chile Vamos y no veo acuerdos, porque estando bajo presión es muy difícil tomar la decisión que más le conviene a Chile en un tema tan sensible. Además, para llegar a un acuerdo constituyente y sellarlo, se necesita consensuarlo con la institucionalidad de los partidos, y eso no es de un día para otro. Por lo tanto, si hay entendimiento entre los sectores con fórmula intermedia, habría novedades en un par de semanas”.

“Con amenazas de Boric y posiciones intransigentes de un traje a la medida del derrotado en el plebiscito solo lograrán endurecer las posiciones. La izquierda se mueve en la lógica del todo nada”, concluyó Moreira.

El secretario general de Evópoli, Juan Carlos González, sostuvo que “tengo la sensación de que íbamos avanzando en la mesa, pero cuando el Ejecutivo instruye a sus partidos la condición de un órgano 100% electo, relegando a los expertos a un rol secundario, su propuesta retrocede a algo muy similar a la fallida Convención. No es que la derecha no quiera un acuerdo. Se olvidan que hay un amplio 62% que rechazó el anterior proceso y un 78% que quiere una nueva Constitución. A ese inmenso grupo estamos representando y en eso tenemos que ser responsables, lo que incluye no dilatar una nueva y buena Constitución”.

En defensa del Mandatario salió la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, quien señaló que en su calidad de jefe de la alianza de gobierno él tiene derecho a intervenir en el debate. “Cuando hay conducción política, la derecha dice que hay intervencionismo. No es así. El Presidente tiene el deber de conducir a las coaliciones, es parte de sus tareas en un régimen presidencial. Si la derecha quiere cambiar el régimen, que cambien la Constitución”.

Respecto de las características de la entidad constituyente, Vodanovic reiteró que no se cerraba a los planteamientos de la derecha. “El órgano mixto es una posibilidad que no es la que buscamos, pero tenemos que garantizar que exista un proceso democrático, participativo y que tenga legitimidad. No me cierro a ninguna fórmula”, dijo.

Si bien en Chile Vamos predomina la idea del órgano mixto, el presidente de la UDI, Javier Macaya, intentó junto con Boric buscar una alternativa de mecanismo 100%, lo que no tuvo piso en su propia coalición.

La idea del timonel gremialista era que existiera un anteproyecto con las bases del órgano constituyente elaborado por expertos, que luego la nueva instancia estuviera 100% elegida, pero que su contenido fuera aprobado por 4/7 del Congreso Nacional posterior a la redacción, para luego ser plebiscitado por la ciudadanía. Sin embargo, desde RN, y la propia UDI, le recalcaron que el sector está inclinado por un órgano mixto.

A eso se suma que en la derecha han tenido que sufrir las presiones de sus bases más duras que no están por una nueva Constitución, y que les recalcan que debieran enfocarse en otros temas, como la crisis de seguridad que existe en el país y los problemas económicos por la inflación.

De todas maneras, en sectores del Socialismo Democrático piensan que es RN quien está más contrario a ceder. El problema es que dentro de Renovación también hay matices, los diputados no tienen la misma posición que sus senadores y dentro de sus bancadas hay quienes derechamente prefieren cerrar el capítulo constituyente.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.