“Dios, la patria y la historia juzgarán”: las indicaciones presentadas para despachar el preámbulo de la nueva Constitución

Los convencionales de la comisión presentaron enmiendas para la propuesta de texto introductorio de la nueva Carta Magna. Mientras que la derecha propone suprimir todo el texto y reemplazarlo por tres párrafos redactados por ellos, desde los colectivos de izquierdas pretenden sumar alusiones al estallido social, a los estudiantes y hablar de "nosotras y nosotros".




Desde las 15.00 horas del jueves la Comisión de Preámbulo de la Convención Constitucional debatirá y votará sobre las indicaciones presentadas por los 15 integrantes de la instancia con respecto al texto introductorio del proyecto de nueva Constitución. Las que sean aprobadas serán presentadas ante el pleno donde tendrán una oportunidad para ser incluidas en el borrador de Carta Magna.

En total los convencionales presentaron 35 indicaciones que buscan modificar la propuesta original de preámbulo. La más radical es una presentada por los convencionales de derecha de la instancia -Ruth Hurtado (Partido Republicano), Ricardo Neumann (UDI) y Raúl Celis (RN)- quienes propusieron suprimir todos los párrafos y reemplazarlos por un preámbulo de más chico.

El último de los párrafos dice así: “Proponemos humildemente la siguiente Carta Fundamental, con la conciencia de que Dios, la Patria y la historia juzgarán finalmente los resultados de las normas que a continuación se presentan”.

En relación al inicio del preámbulo, los convencionales Jorge Abarca (No Neutrales), Jorge Baradit (FA), Adriana Cancino (Colectivo Socialista), Elisa Loncon (Pueblo Mapuche), María José Oyarzún (FA), Fernando Salinas (Pueblo Constituyente), Luis Barceló (Colectivo del Apruebo), Lisette Vergara (Coordinadora Plurinacional) y Mario Vargas (Colectivo Socialista) enfatizaron en hablar de “nosotras y nosotros” -en lugar de la propuesta original que solo incluía el masculino “nosotros”- y pretenden especificar que Chile está conformado por “diversas naciones”.

En esta línea desde la derecha sugieren que se debería hablar de “nosotros, chilenos de los más diversos orígenes”.

1810 y el estallido social

Uno de los párrafos de la propuesta de preámbulo que causó mayor debate al interior de la comisión fue el que asevera que el 18 de septiembre de 1810 respondió a “un contexto histórico excluyente” que dejó marginó a mujeres, trabajadores y pueblos originarios. Sin embargo, el único sector que presentó indicaciones al respecto fue la derecha. Este sector propuso suprimirlo e incluir otro que menciona que el proceso constituyente “surgió como una oportunidad para que nuca más la violencia sea un medio de acción política tolerable”.

Por otra parte Cristina Dorador (Movimientos Sociales), Carolina Videla (Chile Digno), Salinas y Vergara propusieron agregar a la propuesta que la Constitución “es el resultado de los procesos de movilización, organización y construcción popular que por décadas se han levantado”.

Junto con esto buscan añadir que “gracias al empuje de las y los estudiantes, nos encontramos siendo protagonistas de un estallido social donde levantamos nuestras voces contra la precarización de la vida desde las calles y plazas”. También pretenden mencionar que “nosotras y nosotros (...) nos unimos al calor de la épica movilización de octubre del 2019″.

En esta misma línea, Abarca, Baradit, Cancino, Loncon, Oyarzún, Salinas, Barceló, Vergara y Vargas también sugieren que se incluya una referencia al estallido social: “Considerando los dolores del pasado y tras un estallido social, enfrentamos las injusticias y demandas históricas (...) para asumir esta vía institucional a través de una Convención Constitucional ampliamente representativa”.

El doceavo párrafo de la propuesta es el que decreta la Constitución política del Estado. Frente a esto, Hurtado, Neumann y Celis reiteraron que la opción de agregar: “Dios, la patria y la historia juzgarán”.

Por otro lado, y sobre este mismo párrafo, Videla, Vergara y Dorador plantearon que se adicione que se entrega “esta Constitución de futuro que reconoce al Chile plurinacional, intercultural y ecológico y establece derechos sociales para todas las personas y asegura la igualdad sustantiva”, junto con enfatizar el “respeto irrestricto de los derechos humanos”.

Si bien aún no está definido cuándo se votará en el pleno ni cuál será el quórum de aprobación de la propuesta de preámbulo, la mesa directiva de la Convención sugirió que el informe deberá visarse igual que todas las normas anteriores, es decir, con 2/3. Esto deberá ser ratificado por la mayoría simple del pleno.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.