Exconvencionales al gobierno: César Valenzuela (PS) y Constanza Schönhaut (CS) desembarcan en Ministerio del Interior

Constanza Schönhaut y César Valenzuela

El abogado socialista se responsabilizará a partir de esta semana de la jefatura del programa de Apoyo a las Víctimas de la subsecretaría de Prevención del Delito, mientras que la militante de Convergencia Social asumirá como asesora política del gabinete de la ministra Carolina Tohá.


Dos nuevos exconvencionales asumirán esta semana un cargo en el gobierno del Presidente Gabriel Boric. Se trata de César Valenzuela, quien fue uno de los articuladores del Colectivo Socialista en la extinta Convención Constitucional; y de Constanza Schönhaut, militante de Convergencia Social y miembro del Frente Amplio en ese mismo órgano.

Según confirmaron a La Tercera distintas fuentes del Ejecutivo, el militante PS llegará por estos días como jefe del programa de Apoyo a Víctimas de la Subsecretaría de Prevención del Delito que hoy lidera el PPD Eduardo Vergara. El cargo lo ejercía -hasta agosto de este año- Priscila Carrasco, quien por concurso público asumió en el Sernameg, dependiente del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.

Las mismas fuentes explican que era natural que Valenzuela -quien es abogado y licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales y tiene un magíster en Prevención, Seguridad Urbana y Política Criminal- arribara a un cargo de esa naturaleza atendiendo su currículum, sobre todo, porque en el segundo gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet ya había ejercido un rol de esas características como jefe del programa Denuncia Seguro de la misma repartición. De hecho, fue ahí donde conoció a Vergara, quien por esos años tenía a cargo la coordinación nacional de la División de Prevención y Seguridad en Eventos Masivos.

En el gobierno sostienen que el mandato de Valenzuela será potenciar el programa, cuyo principal objetivo es dar acompañamiento a víctimas de delitos graves.

“Busca promover que las personas que han sido víctimas de delito, por medio del ejercicio de sus derechos, superen las consecuencias negativas de ser víctima de un delito y no sufran victimización secundaria. Está dirigido a personas que han sido víctimas de delitos en forma directa e indirectamente -es decir, familiares, amigos o testigos- que experimentan consecuencias negativas producto de este hecho”, detalla la página web del programa dependiente de la subsecretaría.

Schönhaut, por su parte, asumirá en los próximos días un cargo de asesoría política y con una vinculación prominente con las regiones en el gabinete de la ministra del Interior, Carolina Tohá.

Abogada de profesión, la exconvencional es cercana al Presidente Gabriel Boric. Ambos coincidieron en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile y en las movilizaciones estudiantiles de 2006 y 2011. Además, militaron juntos, primero en Izquierda Autónoma y luego en el Movimiento Autonomista, el que ella presidió hasta su tránsito a Convergencia Social. Incluso se desempeñó como su jefa de gabinete cuando el Mandatario ejercía como diputado.

Durante su paso por la Convención Constitucional -fue electa por el Distrito 11- jugó un rol relevante en el colectivo del Frente Amplio, formando parte de la comisión de Sistema Político. Ahí conoció al jefe de gabinete de Tohá, el también exconvencional Ricardo Montero (PS), quien la habría convocado a unirse al equipo de la PPD. Según explican en el gobierno, la ministra no conocía personalmente a Schönhaut, pero sí su trayectoria política como fundadora de la coalición de origen de la actual administración.

Tras conocerse el arribo de la jurista, este fue cuestionado por sectores de la oposición, desde donde apuntaron a la relación de pareja que sostenía hasta antes de septiembre pasado con el ministro Giorgio Jackson (Mideso). Al respecto, en el gobierno recalcaron que su llegada no incumple las normativas de contratación de parientes en el gobierno que esta administración se fijó en marzo.

El fichaje de Schönhaut, Montero, Valenzuela se suma al desembarco de exasesores de convencionales al gobierno, por ejemplo Karla Carrizo, quien acompañó la gestión de Montero en el órgano constituyente y se sumó al Ministerio del Interior tras el cambio de gabinete. Un caso similar ocurrió con quienes fueron asesores de Daniel Stingo y Gaspar Domínguez, Vicente Martínez y Francisco Torres, respectivamente, los que arribaron a la Segpres liderada por la ministra Ana Lya Uriarte.

Así, el desembarco de los exconvencionales no ha pasado desapercibido en el oficialismo, donde, incluso, algunos han dicho que hubiese sido mejor que no arribaran tan prontamente al gobierno tras el contundente triunfo del Rechazo.

“Los convencionales, por decoro, deberían alejarse un tiempo de la primera línea de la actividad política”, dijo el senador PPD Jaime Quintana, en entrevista con La Tercera, el pasado 9 de septiembre, añadiendo -en relación al arribo de Montero- que el gobierno debía cuidar las señales que entrega. A esas críticas se sumó ayer el senador Fidel Espinoza (PS).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.