Forma de elección le pone suspenso a acuerdo para “bicameralismo asimétrico” en el Congreso

Foto: Agencia Uno.

Integrantes de la Comisión de Sistema Político -sin los de derecha- negociaron ayer por largas horas para enviar indicaciones antes del plazo que cierra este lunes en la noche. Al ambiente de acuerdo en general le resta despejar un nuevo nudo: el FA, los Movimientos Constituyentes y otros colectivos se abren a dos cámaras, pero plantean que la territorial sea integrada por los miembros de las asambleas legislativas regionales, figura que fue devuelta a otra comisión al ser rechazada por el pleno.




Con el cierre de plazo encima -lunes en la noche- para ingresar indicaciones que se votarían esta misma semana, la mayoría de la Comisión de Sistema Político se concentró gran parte de este domingo en apurar el despeje de trabas para alcanzar un acuerdo que permita dibujar un Congreso que alcance los 2/3 cuando llegue al pleno. Además de otros temas, el grueso de ese grupo seguía negociando al cierre de esta nota en desatorar una de las teleseries más tensas e inciertas de la Convención Constituyente: el lío unicameralismo versus bicameralismo.

En la reunión, que comenzó cerca del mediodía, no estuvieron los seis convencionales de derecha que integran la comisión. Los 19 restantes se propusieron agotar las conversaciones hasta llegar a un consenso y redactar y enviar hoy lunes las indicaciones. Según distintas versiones de participantes, hacia la mitad de la tarde de ayer había -según a quién se le pregunte- “buena voluntad” o “acuerdo general” para empujar una fórmula común de “bicameralismo asimétrico”, pero descartando la figura del Senado.

Hasta ahora, la única norma aprobada por Sistema Político (27 de enero) es la que crea un órgano legislativo plurinacional de una sola cámara que elimina el Senado, que entonces ganó por 13 votos a favor (FA, PC, Movimientos Sociales Constituyentes o MSC, ex Lista del Pueblo y otros), 10 en contra y dos abstenciones. Pero todos saben que no llega a los 2/3, ya que se opone el Colectivo Socialista (CS), los Independientes no Neutrales (INN), el Colectivo del Apruebo y la derecha.

La salida a un “bicameralismo asimétrico” implicaría que el FA, el PC, el MSC, la Coordinadora Plurinacional y Pueblo Constituyente se abren a dejar el unicameralismo. Más allá de los nombres que tengan, una idea es que sean dos cámaras u órganos: uno político y otro territorial. Pero al decir de varios, así como hay voluntad también el nudo ayer estaba acá: la propuesta del FA y de los unicameralistas es que la integración de la cámara territorial (que en los hechos reemplaza -aunque es distinta- a la figura del Senado) sea indirecta.

Según varias versiones, una de las propuestas del FA y el MSC es que eso se haga a través de las asambleas legislativas regionales, figura que fue rechazada y devuelta a la Comisión de Forma de Estado en la votación en particular del pleno de la semana pasada. En la misma línea estarían -“con más y menos matices”, según versiones- los delegados de la Coordinadora Plurinacional, Pueblo Constituyente y el Partido Comunista, aunque este último se ha opuesto a las asambleas regionales.

En el FA plantean que la cámara territorial la integren asambleístas regionales en ejercicio. Entre sus razones están “para fortalecer la incidencia regional en el debate legislativo”. En el MSC argumentan que son los órganos políticos de las regiones autonómicas los que deben concurrir al consejo, porque así “lo que se fortalece es la incidencia de esas instancias regionales y no la constitución de una segunda cámara del órgano legislativo”.

Un versión del FA asegura que “hay acuerdo general en las materias y marco de incidencia del consejo territorial”, pero que en los márgenes se sigue conversando. Y que también lo hay en un diseño de dos órganos con roles asimétricos.

Políticamente, el FA y los MSC son socios políticos en la Convención, tándem que a ratos ha incomodado a socialistas. Pero ayer en la tarde estos insistían en que hay “buen ambiente”.

En el Colectivo Socialista hay voces que explican que aunque hay voluntad de avanzar, no están de acuerdo en integrar indirectamente el futuro Legislativo, entre otras razones porque se proponen “asambleístas regionales que abandonen su trabajo durante cuatro o cinco meses para tramitar otras cuestiones y luego vuelvan a sus funciones”, y porque “la elección indirecta es un retroceso”.

Además, apunta una versión, eso interviene las facultades y discusión de la Comisión de Forma de Estado. Como sea, en el CS y en el FA asumen que lo que pase en Sistema Político estará atado a esa otra comisión.

Por lo mismo, hacia las 21 horas del domingo -según una versión- estaba previsto que los 19 delegados se reunieran con Forma de Estado.

Otra voz socialista subraya que están por un “bicameralismo asimétrico, con una cámara territorial permanente electa por votación directa” y “un acuerdo amplio”. Y que una vía para despejar este embrollo es resolver qué atribuciones normativas y reglamentarias quedan en las regiones.

En el FA transmiten que una posibilidad es tener consejos o asambleas regionales, “pero no con potestad legislativa”. Pero que defienden el espacio político regional; la duda es el ámbito de sus competencias.

En el CS insisten en que “vamos a empujar el acuerdo y sacarlo sí o sí”, pese a estas brechas.

Dado este cuadro, durante la tarde las y los convencionales resolvieron dejar esta madeja para el final y primero avanzar en los puntos en que -sostienen algunos- hay más acuerdo. En líneas gruesas, las materias a legislar y el proceso de tramitación. Eso conlleva las competencias en el flujo de tramitación, cuál sería la intervención que tiene en el proceso la cámara territorial y cuáles son las únicas materias en las que tendría concurrencia, según trascendió.

Descontando los de derecha, los 19 de Sistema Político se desglosan en tres frenteamplistas (Constanza Schonhaut, Jaime Bassa y Fernando Atria), tres del Colectivo Socialista (Maximiliano Hurtado, Ricardo Montero y Pedro Muñoz), dos PC (Marcos Barraza y Bárbara Sepúlveda), uno del Colectivo del Apruebo (Fuad Chahin), dos INN (Patricia Politzer y Guillermo Namor), dos Movimientos Sociales Constituyentes (MSC, Alondra Carrillo y Alejandra Flores), tres de la Coordinadora Plurinacional (Tania Madriaga, Marco Arellano y Alejandra Pérez), una de Pueblo Constituyente (PUCO, Francisca Arauna), y Renato Garín.

Mirando todo esto desde bien lejos, algunos de los seis convencionales de derecha que no participaron en la reunión acusaron fuera de micrófono una nueva señal de exclusión, aunque saben que un acuerdo se traducirá en 2/3 en el pleno. Así y todo, también van a ingresar sus indicaciones.

Una vez que se cierre este lunes en la noche el plazo para ingresar indicaciones, Sistema Político las votaría esta misma semana. Luego, el informe estaría listo en dos semanas más, para finalmente votarlo en general en el pleno hacia el mismo 11 de marzo, día en que Gabriel Boric asumirá la Presidencia de la República.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.