Gira presidencial: Pago de alojamiento de parlamentarios abre pugna entre Congreso y La Moneda

Senado y Cámara piden ser ellos quienes determinen qué parlamentarios los van a representar en visitas de Estado. Planteamiento surge luego de que protocolo dictado por la Cancillería estableciera que Presidencia no costeará más los gastos de alojamiento de legisladores.




Una inesperada controversia entre el Congreso y La Moneda se abrió luego de que el Ministerio de Relaciones Exteriores dictara un nuevo protocolo para reglamentar las giras presidenciales.

El documento, que fue adelantado por La Tercera a mediados de mayo, se establece que la Presidencia de la República no costeará más el alojamiento de los parlamentarios que sean invitados por el Mandatario para que formen parte de su delegación en el marco de sus giras.

El reglamento de la Cancillería, que fue remitido a ambas cámaras del Congreso, se dictó justamente luego de que La Moneda enfrentara una serie de críticas por la presencia de los hijos del Presidente Sebastián Piñera en su última gira por Asia.

En ese contexto y ad portas de que el jefe de Estado inicie un nuevo periplo, esta vez por Israel, Palestina y Japón, tanto el presidente del Senado como el de la Cámara de Diputados plantearon reparos respecto de la forma en que se tomó la decisión relativa a solventar los gastos de estadía de los parlamentarios y advirtieron que -por el momento- seguirán pagando un tercio del viático por día a los legisladores que asistan a las giras del Presidente, lo que advierten, no les alcanzaría para cubrir todos sus gastos.

"Si el gobierno invita debiera velar por que los invitados tengan las condiciones adecuadas porque efectivamente hay viajes donde los costos son más elevados", señaló el líder de la testera de la Cámara Alta, Jaime Quintana (PPD).

Mientras que el presidente de los diputados, Iván Flores (DC), advirtió que "cuando el Presidente toma esta decisión genera una disparidad respecto de lo que son las asignaciones de recursos porque, en este caso, la Cámara de Diputados solo puede financiar el un tercio de los viáticos al día, lo que claramente no alcanza para cubrir el hotel de la jerarquía del Mandatario y financiar otros gastos. Así las cosas, serán los parlamentarios lo que tendrán que decidir si van a ir con sus propios gastos o sencillamente no ir".

Y agregó: "Si es el Presidente quien invita a dedo al parlamentario entonces tendrá que evaluar si la medida que ha tomado va a asegurar que asistan estos diputados".

En medio de los cuestionamientos al protocolo de La Moneda, ambas cámaras, además, llamaron al Ejecutivo a que, si esas condiciones se mantienen, permitan que sea el Congreso y no el Mandatario quien defina qué parlamentarios lo acompañarán en sus próximos viajes.

"Si vamos a hablar de giras de Estado lo que corresponde es que sean los poderes, en este caso las cámaras, quienes definan quiénes lo van a representar. Y esperamos, con posterioridad a esta próxima gira, hablarlo con el propio jefe de protocolo o con el mismo Presidente", advirtió Quintana.

En la misma línea, Flores señaló que "si se trata de una visita de Estado deberían ser las propias instituciones las que determinen qué parlamentarios van, porque este no es un viaje de amigos".

En el Parlamento miran con preocupación la posibilidad de que la decisión de La Moneda termine por desincentivar la participación de legisladores en visitas de Estado. De hecho, aseguran que una de las alternativas sería pagar los gastos que no cubran el tercio de viático que transferirán a cada parlamentario, vía rendición, lo que, sin embargo, no es una decisión tomada y debe ser sometida a la decisión de las comisiones de régimen.

Con todo, para la gira que el Presidente Piñera iniciará este domingo ya confirmaron su asistencia la mayoría de los parlamentarios que fueron invitados, entre ellos, los diputados Gabriel Silber (DC) y Sergio Gahona (UDI) y la senadora Ximena Rincón (DC). Además, asistirían el senador Iván Moreira (UDI) y el diputado Pablo Kast (Evópoli).

Comenta