Intendente del Biobío pide a voluntarios no participar en búsqueda de Tomás: “Entendemos el deseo de ayuda, pero hoy lo importante es que trabajen equipos especializados”

“Lo importante es decir que acá hay un equipo que trabaja desde el primer momento que se activó esta noticia", sostuvo la autoridad regional.




El intendente de la Región del Biobío, Patricio Kuhn, llamó a la ciudadanía a no concurrir a las labores de búsqueda del pequeño Tomás -niño de 3 años y medio desaparecido el jueves en las cercanías de Lebu- para así no entorpecer el proceso que en estos momentos llevan adelante las policías y personal de Bomberos.

“Al principio hubo una cantidad enorme de personas que eran voluntarios, pero hoy día es necesario, y es el llamado que queremos hacer, a que las personas no vengan. Entendemos el natural deseo de ayuda, pero hoy día lo importante es que trabajen equipos especializados”, expresó la autoridad en conversación con TVN.

“Lo importante es decir que acá hay un equipo que trabaja desde el primer momento que se activó esta noticia, la lamentable pérdida, extravío, de este niño. Tenemos desplegadas alrededor de 300 personas en la búsqueda de Tomás”, agregó el intendente.

Antecedentes del caso

A las 20 horas del pasado miércoles se le perdió el rastro a Tomás en la localidad de Caripilun, un pueblo agrícola y forestal de no más de 30 casas ubicado a 20 minutos de la comuna de Arauco, en la Región del Biobío, según relató La Tercera PM.

Los antecedentes que hasta ahora se manejan es que el menor se encontraba acompañando a su tío abuelo Eduardo en la búsqueda de animales en las cercanías de la Ruta P-40, que une a las comunas de Arauco y Lebu, por la zona costera, a un costado del puente El Molino.

La madre del menor, Steffy Bravo, señaló que su tío salió detrás de unos animales que se le arrancaron. Tomás se quedó en una loma esperando y cuando Eduardo regresó, el menor ya no estaba. “Hay dos vacas y tres terneros, esos animales siempre se arrancan. Él le dijo: ́'hijo, espérame’, lo dejó sentado y fue a buscar los animales. Mi tío dice que se demoró como cinco minutos en volver y ya no estaba. Desde donde se perdió son cerca de 10 minutos a la casa y habría regresado. Pienso que caminó hacia la calle y que alguien se lo llevó, porque pasan muchos vehículos”, relató la mujer.

Esa noche, Bomberos, Carabineros y más de 400 vecinos llegaron a ayudar en la búsqueda de Tomás. Al momento de perderse, el menor de tres años y siete meses vestía un polerón naranjo, pantalón azul y zapatillas celestes.

“Creo que no fueron más de cinco minutos que mi tío se demoró en volver y Tomás a lo mejor se aburrió y caminó, pero él conoce, quizás se asustó y se escondió en algún lugar”, agregó Steffy Bravo.

Durante la noche del miércoles, un grupo de vecinos apedreó la casa donde vive el tío de Tomás, ya que lo responsabilizan de la desaparición del menor. Al lugar tuvo que llegar Carabineros para dispersar con bombas lacrimógenas a los vecinos y el hombre debió ser sacado por una puerta trasera de la casa por su seguridad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.