Ministra de la Mujer y Equidad de Género: “En todos los espacios donde el deudor tenga algún ingreso se le va a exigir que pague su pensión”

La semana pasada se promulgó la ley que crea el Registro Nacional de Deudores de Pensiones Alimenticias, que busca perseguir patrimonialmente a los padres que incumplan la manutención de sus hijos. “Lo más importante es que la mujer ya no es la que persigue al deudor. Ahora hay otras entidades, públicas y privadas, mandatadas para hacer cumplir que paguen”, dice la ministra Mónica Zalaquett, quien detalla los alcances de la normativa.




El primer retiro del 10% de los fondos de la AFP anclado a la pensión de alimentos, con una retención obligatoria de lo adeudado para traspasarlo a las demandantes, abrió la puerta a un antiguo problema: el incumplimiento y las morosidades en estos pagos, que afectan directamente a los niños y sus tutores, en su mayoría, las madres.

También puso sobre la mesa abultadas cifras: a mitad de este año y considerando los tres retiros, las solicitudes de retención sobrepasaban las 800.000, con 419.793 en la primera instancia; 257.569 en la segunda, y 180.693, en la tercera.

Y a más de un año de aquella medida, el escenario de desprotección por el que transitaban históricamente madres e hijos ante padres irresponsables, promete un cambio. En eso confía la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett, luego de que la semana pasada se promulgara la ley que crea un Registro Nacional de Deudores de Pensiones Alimenticias, medida que persigue patrimonialmente a los progenitores que incumplan la manutención, para garantizar su pago efectivo.

¿Cómo surge este proyecto de ley?

Fue un proyecto que el Presidente Sebastián Piñera presentó el 8 de marzo, para el Día de la Mujer, y nos demoramos menos de siete meses (en promulgar). Agradezco el apoyo transversal de los parlamentarios y las parlamentarias, y al ministro de Justicia, que se la jugó por sacarlo adelante. También a la Academia, a la sociedad civil; hicimos un trabajo bien hecho y creemos que va a marcar un precedente, por el impacto social que tiene.

¿Cómo funcionará el registro?

Estará habilitado desde noviembre del próximo año y consistirá en que cuando un deudor no pague tres meses consecutivos, o cinco meses intermitentes, el Tribunal de Familia lo ingresará al Registro Nacional de Deudores. El primer requisito para salir es pagar toda la deuda o llegar a un acuerdo de pago que los tribunales consideren suficiente. Esto es muy importante, porque la ley anterior fijaba un pequeño monto para que los deudores quedaran libres, ya no.

¿Qué pasará con las personas que ingresen a este registro?

Tendrán varios obstáculos en su vida cotidiana. Por ejemplo, no podrán renovar la licencia de conducir ni el pasaporte; cuando quiera obtener un crédito bancario de 50 UF o más, el banco estará mandatado por ley a retener un porcentaje del crédito para pagar la deuda; tampoco se podrá registrar un inmueble o un auto a su nombre y, si vende uno, se le retendrá un porcentaje del dinero que reciba para pagar las pensiones.

¿Podrán recibir beneficios del Estado los deudores?

Ningún beneficio del Estado, ni siquiera los de Becas Chile. Se modificará el Código Civil donde se incorporará ahora que una deuda por pensión de alimentos se considerará un crédito de primera clase, algo importante. Además, si el moroso trabaja para el Estado, se le retendrá del sueldo lo correspondiente a la pensión, e incluso, si tiene una deuda, un 20 por ciento adicional para que se ponga al día. Si es un gerente o director de una empresa abierta en la bolsa, se le retendrá hasta un 50 por ciento de su sueldo para que se ponga al día o incluso la devolución anual de impuestos. Es decir, en todos los espacios donde el deudor tenga algún ingreso, se le va a exigir que pague su pensión.

¿Y quién vigilará que esto se cumpla?

Lo más importante es que ahora la mujer ya no es la que persigue al deudor. Ahora hay otras entidades públicas y privadas mandatadas para hacer cumplir que paguen. Esta ley viene a cambiar el paradigma porque no se centra en lo punitivo, no queremos que el deudor esté en la cárcel, queremos que trabajen y cumplan con lo básico. Además, mantener una deuda durante mucho tiempo se considerará un tipo de violencia, por lo que también se perseguirá por la Ley de Violencia Intrafamiliar.

¿A cuántas personas se pretende beneficiar?

Es relativo, pero este registro nos va a permitir tener una radiografía clara de la dimensión de las deudas de alimento. A partir de esta ley, los tribunales de Familia actualizarán las liquidaciones (de los deudores) de forma mensual y las deudas se reajustarán de forma automática (se medirán en UTM). El retiro del 10% de las AFP visibilizó que al menos 600 mil mujeres solicitaron retiros, lo que impactó a más de 1 millón de niños, niñas y adolescentes, pero no todos pudieron cobrarlos, porque muchos deudores no tenían ahorros previsionales. Ahora, esta ley busca que todos paguen, pero es muy importante que las mujeres denuncien ante los tribunales a los deudores.

¿Existiría esta ley sin los retiros de dinero de la AFP?

De todas maneras. Cuando fui diputada y presidí la Comisión de Familia, hace ya 10 años, esto ya era un tema, impulsé algunas mociones, pero en ese momento no hubo patrocinio del Ejecutivo. Cuando el Presidente me invitó a liderar esta cartera, en mi primera semana me junté con tres juezas de Familia, para precisamente evaluar una propuesta de ley.

¿No influyeron los retiros?

Este proyecto iba sí o sí cuando llegué a este ministerio. Pero se me alinearon las estrellas, porque el retiro del 10% hizo que todo Chile tomara conciencia de este problema, quizás eso ayudó para la tramitación rápida.

¿Qué tanto ha golpeado la pandemia a las chilenas?

Las ha golpeado tremendamente. En materia laboral retrocedimos prácticamente 12 años. Hemos recuperado un poco, pero aún estamos como hace ocho años atrás. La violencia hacia la mujer también se desató, a causa de las cuarentenas. En esta pandemia se perdieron casi 900 mil empleos femeninos y hoy falta recuperar 400 mil. Históricamente las crisis les han golpeado más a las mujeres.

A las mujeres y sus hijos.

Cuando la red de cuidados se interrumpió, vimos que muchas mujeres se vieron forzadas a salir de la fuerza laboral. Son las madres, las mujeres, las que muchas veces cumplen solas el rol de cuidado de los hijos y por eso es que también estamos trabajando en la corresponsabilidad con entes públicos y privados, porque el cuidado del hogar y los hijos debe ser compartido.

¿Se considera feminista?

De todas maneras. Lo que pasa es que el feminismo tiene muchas corrientes. Yo soy una feminista que luchará toda su vida por construir una sociedad que nos genere igualdad en derechos y deberes a hombres y mujeres. Hay que cerrar la brecha salarial, las mujeres tienen que caminar tranquilas, tener un desarrollo integral; indudablemente la violencia de género restringe a las mujeres. Además, digamos las cosas como son: han sido los movimientos feministas los que han impulsado las grandes transformaciones sociales. El problema es que en Chile la gente le da una cierta connotación al feminismo.

¿Una connotación ligada a algún sector político?

Lo que pasa es que cuando una mujer es golpeada, discriminada o recibe menos sueldo por su trabajo, nadie le pregunta de qué partido es.

¿Pero siente que a su sector político le cuesta hablar de feminismo?

Honestamente, si miras la agenda que ha impulsado este gobierno, el Presidente se ha comprometido desde el primer día con la construcción de una sociedad donde hubiera igualdad de derechos para hombres y mujeres. Hemos hechos grandes avances. Con la Ley Gabriela avanzamos a que la violencia en el pololeo también se considerara como algo más grave, seguimos trabajando importantes proyectos como el monitoreo telemático; ahora estamos trabajando con la sociedad conyugal. Entonces, ha habido un compromiso con la erradicación de la violencia de género, es un eje dentro de las políticas públicas. Creo que hay mucho mito en mi sector en torno al feminismo.

¿Y qué le pasa cuando un candidato de su sector propone la eliminación del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género?

Estoy segura de que él lo reconsiderará. Quizás, en un minuto no se justificaba este ministerio, pero hoy en día Chile lo requiere. Este ministerio es el gran articulador para que muchos otros ministerios se comprometan con la equidad de género, trabajamos con todos para este cambio cultural.

¿Votaría por ese candidato?

Jajaja. Mi voto es secreto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.