Oficialismo alcanza acuerdo tras frenéticas negociaciones

Cerca de las 23.00, los principales dirigentes de los partidos de las coaliciones de gobierno consensuaron un documento -luego de tensas conversaciones, que incluyeron al Presidente Gabriel Boric como mediador-, con compromisos de cambios en caso de ganar el Apruebo en el plebiscito. Dentro de las materias acordadas, que serán dadas a conocer este jueves a las 11.30, está el fin de la reelección presidencial y se plantea restablecer la iniciativa exclusiva del Ejecutivo para proyectos que irrogan gasto fiscal.


El escenario que escogieron fue el cuarto piso del Senado del Congreso en Valparaíso. Ahí llegó rauda la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, para sostener una ronda de encuentros y conversaciones con miras a lograr destrabar un acuerdo de reformas, el cual se terminó alcanzando cerca de las 23.00 de ayer miércoles.

En esas dependencias se desarrollaron las tratativas, que no estuvieron exentas de tensiones, donde también arribaron su par de RD, Juan Ignacio Latorre, y el senador comunista Daniel Núñez.

A ese mismo lugar llegó, pasadas las 19.30, el presidente del PC, Guillermo Teillier, quien solo se limitó a decir a la prensa que venía recién arribando al encuentro para sumarse a las negociaciones, mientras que un poco más tarde llegó el presidente del PL, Patricio Morales, quien también ayudó en la redacción del acuerdo final. La timonel del PPD, Natalia Piergentili, en tanto, se mantuvo en contacto telefónico debido a que, cerca de la misma hora, se reunía -junto a personeros de su partido- con el Presidente Gabriel Boric en el Palacio Presidencial de Cerro Castillo.

Así, luego de varias horas de conversaciones, salió humo blanco y lograron consensuar un documento -que han mantenido con estricta reserva- el cual, según conocedores, ordenaron en cinco áreas temáticas. Los detalles del acuerdo se darán a conocer hoyjueves, a las 11.30, en la Biblioteca del Congreso Nacional de Santiago.

Sin embargo, personeros del oficialismo transmiten algunos de los ejes del documento. Primero, respecto de que el “preámbulo” del texto parte con una referencia al llamado que hizo el Presidente Gabriel Boric para que sus coaliciones de gobierno alcanzaran un pacto.

En relación a las materias a reformar del texto propuesto por la Convención Constitucional, en caso que gane el Apruebo, algunos puntos son, de acuerdo a las mismas fuentes, la eliminación de la reelección presidencial y las leyes de concurrencia, es decir, terminar con la potestad de los legisladores de presentar iniciativas que irrogan gasto fiscal y dejarlo como iniciativa exclusiva del Mandatario.

Quienes han accedido al contenido señalan que en el acuerdo, dentro del “perfilamiento” a la plurinacionalidad, se contienen aspectos como adecuaciones y -derechamente- reformas a lo que se conoce como consentimiento indígena, autonomías territoriales y a la justicia indígena. Sobre pensiones -afirman fuentes del oficialismo- se asegura heredabilidad y en, cuanto a vivienda, el respeto a la casa propia. Mientras que en salud, se establece la existencia tanto del sistema público como privado.

En el Socialismo Democrático transmiten que quedaron conformes respecto de cómo quedó establecida la plurinacionalidad.

Las horas previas

Previo a la cita con sus pares de los otros partidos, Vodanovic se reunió en el mismo lugar, a partir de las 17.30, con los senadores PS Juan Luis Castro, José Miguel Insulza, Alfonso de Urresti, Gastón Saavedra, Isabel Allende y Álvaro Elizalde.

En el lugar, la timonel PS -quien llegó con una agenda y su computador personal- comentó los alcances del acuerdo que se estaba negociando y los puntos más complejos que, hasta ese momento, impedían llegar a un consenso.

A ese encuentro se sumaron -30 minutos después- Núñez y Latorre.

—En el Frente Amplio y en el PC hay un foco de intransigencia.

Ese fue el reclamo que hizo al término de esa cita el senador Castro para dar cuenta que, hasta pasadas las 18.15, el acuerdo estaba en punto muerto. El senador, con evidente molestia, insistió en que no se lograba humo blanco debido a que los frenteamplistas y comunistas no querían ceder en sus posturas.

El punto más complejo hasta ese momento era el sistema político, al cual no querían realizar cambios sustantivos a lo que propone el texto de la Convención Constitucional. Si bien en un inicio el PC fue quien marcó la postura más dura, a través de su timonel, durante el paso de las horas, fue el FA quien endureció sus planteamientos.

“El Socialismo Democrático ha colaborado para hacer todos los esfuerzos para que podamos ganar el plebiscito. No puede ser que la intransigencia del PC impida llegar a acuerdos”, señaló, por su parte, el senador De Urresti (PS).

Del sistema político eran dos las áreas críticas que no querían modificar: el sistema legislativo, debido a que no querían darle más atribuciones a la Cámara de las Regiones -que reemplaza al Senado-, y las leyes de concurrencia, que son las que permiten que los legisladores presenten iniciativas que irrogan gasto fiscal. Esto último, según fuentes del oficialismo, se terminó destrabando.

Rol de Boric

En lo relativo a las iniciativas que permiten el gasto fiscal era una materia que también había sido advertida por el propio Presidente Gabriel Boric como área que había que corregir. “Hay muchas cosas que mejorar, por ejemplo, me parece que hay cuestiones específicas, como la iniciativa de gasto de los parlamentarios; el tema de los sistemas de justicia, fortalecer el Poder Judicial. Pero yo quiero destacar las cosas buenas del proyecto de nueva Constitución también”, dijo el Jefe de Estado el pasado 28 de abril, en el matinal de Mega.

Y el Presidente insistió en que ese punto se debía perfeccionar. Por lo mismo, el propio Mandatario lideró las tratativas para intentar destrabar las negociaciones. En las últimas horas tomó su teléfono para contactar directamente a los timoneles de los partidos de las coaliciones de gobierno, ya sea para insistir en algunos puntos o pedir que abandonen otros.

“He conversado con el presidente del PC tal como he conversado con la presidenta del PPD y del PS y hay una amplia voluntad de mejorar los aspectos respecto de los cuales haya dudas en la implementación, como otros del proyecto constitucional que se pueden mejorar”, señaló el martes, en entrevista con un medio local de Puerto Montt.

El Presidente, de hecho, jugó todas sus fichas para lograr sellar el consenso, sobre todo, porque fue él mismo quien, a inicios de este mes, “instó” a los partidos oficialistas a arribar a un acuerdo de reformas al nuevo texto constitucional. Después de ese llamado -y tras la resistencia inicial de Apruebo Dignidad-, las colectividades iniciaron las conversaciones “en serio”, como suelen advertir en ambas coaliciones.

En el oficialismo sabían que el acuerdo tenía que sellarse a más tardar esta semana, con el objetivo de que tenga un efecto en favor del Apruebo, de cara al plebiscito del 4 de septiembre.

Las conversaciones durante estas horas se desarrollaron con extremo hermetismo. Previo a la jornada de este miércoles en Valparaíso, varias de las tratativas habían sido telefónicas o principalmente por Zoom, incluso “uno a uno”.

La tarde del martes, de hecho, había relativo acuerdo para que todos los timoneles se conectaran telemáticamente. Sin embargo, esa instancia se vio frustrada. ¿La razón? Varios de quienes encabezan las tratativas -sin dar mayor detalle- advirtieron que, ante algunos puntos requeridos por el FA y el PC, hubo intenciones desde el Socialismo Democrático de “tirar el mantel” y abandonar las conversaciones, un intento que fue contenido -principalmente- por el presidente del PL, Patricio Morales.

Vodanovic, en los hechos, ofició como “guardiana” del borrador y no compartió el documento de manera física, sino que solo divulgó su contenido en las reuniones: mostrándolo o leyéndolo directamente desde su notebook.

El rol de Vodanovic, en todo caso, fue en los últimos días. Esto, porque en el Socialismo Democrático (particularmente el PPD y el PL) debieron embarcar al PS -quienes habían refrendado la postura de “aprobar sin vacilaciones- con la idea propuesta por Piergentili, quien ha empujado desde hace dos meses el “aprobar y mejorar”, la cual quedó consignada en un documento partidario.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Imperdibles




El timonel del gremialismo fue increpado justo en el momento en que ingresaba a Canal 13 para participar del programa Mesa Central. Francisco Muñoz, más conocido como Pancho Malo, junto a un grupo de personas que se hacen llamar "Patriotas", acusaron al senador de "traidor" mientras se impedía su paso.