Senado aprueba Ley de Identidad de Género sin inclusión de menores de 14 años

Por 26 votos contra 14, y cero abstenciones, la cámara alta dio el vamos al proyecto del gobierno que regula el cambio de nombre y sexo registral en adultos y adolescentes mayores de 14 años y menores de 18 . La segunda parte, sobre menores de 14 años, fue rechazada por falta de quórum.


Esta tarde, el Senado aprobó el proyecto del gobierno sobre Identidad de Género, por 26 votos contra 14. Esto regula el cambio de nombre y sexo registral en adultos mayores de edad y de los adolescentes mayores de 14 años y menores de 18.

Por otra parte, el inciso que incluía en la normativa a los menores de 14 años fue rechazada por falta de quórum.

El escrutinio se llevó a cabo en dos tandas. Esto se debió a que en la comisión mixta se aprobó una indicación para que en la sala del Senado se efectuaran dos votaciones. La primera, sobre la iniciativa del gobierno, que norma el cambio de nombre y sexo registral en adultos mayores de edad y de los adolescentes mayores de 14 años y menores de 18 (que van a un procedimiento judicial); y una segunda, iniciativa tanto de la oposición como de Evópoli sobre los menores de 14 años. Esta última planteaba que estos menores podrían, con la venia de uno de sus padres o tutores legales, acceder al cambio de sexo registral ante un tribunal de Familia.

La indicación de realizar dos votaciones había sido impulsada en la comisión mixta por los diputados de oposición Matías Walker (DC), Natalia Castillo (RD), Juan Ignacio Latorre (RD) y Adriana Muñoz (PPD), y fue aprobada además con los votos del diputado socialista Raúl Saldívar, Alejandro Navarro (PRO-PAIS) y del senador de Evópoli Felipe Kast. Mientras, en contra se manifestaron la senadora de la UDI Jacqueline van Rysselberghe, el diputado Jaime Bellolio (UDI) y su par de RN, Diego Schalper.

El debate se desarrolló en medio de manifestaciones por parte de partidarios y detractores de la idea ubicados en las tribunas, ante las cuales, el presidente del Senado, Carlos Montes, una y otra vez debió pedir silencio.

“Esta es una realidad y que no le impongamos a la realidad visiones ideológicas, visiones integristas porque deformaríamos la realidad y no estaríamos cumpliendo nuestro rol de legisladores”, aseguró la senadora Adriana Muñoz (PPD). “Tratar con indolencia y hostilidad a las personas trans está mal. La transexualidad es una realidad. Hay un drama que niños y niños trans viven solos junto a su familia”, agregó durante la discusión.

“La Ley de Identidad de Género vacía a la familia de contenido antropológico. Anuncio reserva de constitucionalidad”, dijo en Sala la senadora Luz Ebensperger (UDI).

“Lo que hacemos aquí con este proyecto, estamos haciéndonos cargo de una realidad… la sociedad ya lo está resolviendo en la práctica”, argumentó en su intervención la senadora Carolina Goic (DC).

“Esta definición (identidad de género) es incompleta, y por lo tanto, errada. Deja de lado los elementos científicos, como si no tuvieran nada que ver con el caso”, manifestó José García Ruminot (RN). “Todo cambio de nombre de sexo y nombre registral de mayores de 18 años debe tratarse ante los tribunales de justicia debiendo acompañarse de todos los documentos que fundamenten tal petición. He llegado a la convicción de que (esta ley) es perjudicial para nuestras familias y la sociedad chilena”, agregó.

“La sociedad ha cambiado, y hay que hacernos cargo de los cambios de la sociedad chilena. La sociedad chilena lo que hace es respetar algo, mientras no traten de imponérslo al resto”, dijo Ricardo Lagos Weber (PPD) durante la discusión. “(La ley) no impone nada a nadie. En nada menoscaba a mí, ni a mis hijos, ni a mis vecinos, ni a nadie. A nadie lo van a obligar a cambiar su nombre y sexo en el Registro Civil. Cada uno profesa y sigue lo que cree, para eso tenemos leyes, para que nadie sea perseguido”, complementó.

“Es un proyecto profundamente dañiño para Chile. Desvincula la naturaleza de cada ser humano de su constitución biológica, reemplaza la biología por la sicología. Pareciera que lo masculino o lo femenino pueden ser discursos normativos”, discutió Juan Antonio Coloma (UDI).

Jaime Quintana (PPD) adujo en su turno que “aspiro a una sociedad diversa y que aspirar a terminar con sesgos, prejuicios… llamo a este Congreso a favor de la igualdad y un derecho humano. Votar en contra sería perpetuar la violencia, la discriminación y la marginación”.

El senador David Sandoval (UDI) se quejó de que el proyecto de ley incorpora a menores de 18 años, señaló que con ello “solo se busca generar conflicto”.

“No hay nada aberrante en una persona diferente…no podemos ningunear al otro”, manifestó Felipe Kast (Evópoli) en clara alusión al senador Iván Moreira quién calificó de “aberrante” el proyecto. Además, aclaró que la iniciativa no contempla ni cirugías, ni tratamientos hormonales. “Este proyecto se hace cargo de una realidad que existe”, adicionó.

#Tags


Seguir leyendo