Senado rechaza indicación que creaba la denominada “visa de turismo laboral”

Foto: La Tercera/Archivo

La votación del polémico artículo -que se dio de forma separada por petición de la senadora UDI, Luz Ebensperguer- no logró consenso en la oposición. Y así quedó plasmado en el resultado final donde la indicación fue rechazada por 16 a favor, 25 en contra y 0 abstenciones.




Una jornada clave se vivió este martes en la sala del Senado en el marco del debate del proyecto que moderniza la política migratoria del país.

Esto luego de que los parlamentarios rechazaran una indicación impulsada por los senadores Juan Ignacio Latorre (RD) y su par Isabel Allende (PS), que creaba una nueva categoría migratoria para que los extranjeros pidan una visa laboral al momento de llegar a Chile. Dicha enmienda fue calificada por el oficialismo como una visa de “turismo laboral”, rechazando que se llegue a implementar.

De hecho durante este lunes y martes el gobierno salió en reiteradas oportunidades a referirse a este debate migratorio, rechazando esta indicación y otra, también impulsada por la oposición, que propone una regulación extraordinaria de migrantes que estén de forma irregular en el país. La cual, según el Ejecutivo, produjo un “efecto llamada” que aumentó los ingresos clandestinos al país por la zona norte.

La votación del polémico artículo de la denominada “visa de turismo laboral” -que se dio de forma separada por petición de la senadora UDI, Luz Ebensperguer- no logró consenso en la oposición. Y así quedó plasmado en el resultado final donde la indicación fue rechazada por 16 a favor, 25 en contra y 0 abstenciones.

Seis parlamentarios de la oposición no respaldaron la enmienda, de ellos tres representan a regiones del norte del país que se han visto afectadas por el aumento de los ingresos ilegales: Jorge Soria (PPD-Tarapacá), Pedro Araya (IND.-Antofagasta) y Alejandro Guillier (IND.-Antofagasta). En tanto, José Miguel Insulza (PS-Arica) visó la indicación.

El pasado 9 de septiembre el Senado había aprobado un artículo que creaba la visa consular para oportunidades laborales, que permite que extranjeros puedan solicitar ante los consulados chilenos en el exterior un permiso de residencia temporal. Artículo que era visto como una “solución intermedia” por parte de la oposición a la polémica enmienda impulsada por Allende y Latorre.

De hecho, este punto fue destacado por el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, que estuvo presente en la discusión. “El objetivo que aquellas personas que vienen a buscar oportunidades a nuestro país tengan una vía regular para poder hacerlo. Y eso está en el artículo 70 número 5 del proyecto de ley ya aprobado”, indicó.

Por otro lado, el Senado también aprobó el artículo 58 por 39 votos a favor y dos en contra, que establece que “los titulares de permiso de permanencia transitoria que se encuentren en el país no podrán postular a un permiso de residencia, salvo que cumplan con los requisitos establecidos en el artículo 69”.

Gobierno valora rechazo de indicación

El subsecretario Galli valoró el resultado respecto a la polémica enmienda de “turismo laboral” y pidió lo mismo con la que propone una regularización extraordinaria de migrantes ilegales en Chile.

“Valorar que en el Senado hemos logrado convencer a la gran mayoría de los senadores de la inconveniencia de la indicación que se había aprobado en la Comisión de Hacienda”, sostuvo el subsecretario.

Para agregar que "esperamos que en el resto de la discusión en el Senado también se rechace una indicación como la del octavo transitorio que permite o da las señales que nosotros creemos incorrectas, que ha dado la sensación de que va a haber una ventana de oportunidad para poder regularizar la situación migratoria en Chile para todas aquellas personas que ingresen hasta 90 días después de aprobado el proyecto de ley”.

El ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, por su parte, aseguró que “es muy importante que el Senado haya rechazado la visa de turismo laboral que plantearon algunos miembros de la oposición. Con esa fórmula las personas se embarcaban como turistas, pero al momento de llegar al país pedían una visa de trabajo. En el futuro las visas de trabajo van a tener que ser otorgadas por la Cancillería en el extranjero. Es un paso muy importante para una migración ordenada y regular”.

Debate

La discusión estuvo centrada principalmente por las críticas de la oposición respecto al lenguaje ocupado por el gobierno durante los últimos días en la materia. Mientras que desde el oficialismo se cuestionó la normativa y que fomentara la migración sin control.

La senadora Ximena Rincón (DC), afirmó que "yo entiendo qué está en las manos de quien gobierna, del Ejecutivo de turno, de fijar las condiciones en las cuales se establecen los permisos de entrada. Hemos transmitido a la opinión pública una sensación que no corresponde (...) Pero sin lugar a duda, señalar que nosotros estamos fomentando que lleguen con nuestras declaraciones, cuando el mismo Presidente ha hablado y establecido figuras que han hecho que haya una gran migración en nuestro país, llama al menos a ser justo con la palabras y medirlas”.

Su par de la UDI, Iván Moreira aseguró que "el Estado tiene derecho a decidir quién entra, a qué entra y por cuánto tiempo”. Para agregar que “nosotros estamos por la migración, pero no por cualquier tipo ni a cualquier costo ni a cualquier precio”.

Su compañero de bancada Juan Antonio Coloma, afirmó que "aquí se violentan dos conceptos. Primero que basta que una persona entre a un paso fronterizo de Chile para decir ‘yo quiero buscar una oportunidad de trabajo y a menos de que haya un país que tenga una situación excepcional, hay una obligación de darle la visa. Eso me parece una cuestión impensada. Entiendo el derecho a migrar, pero no entiendo el derecho a recibir migración sin ninguna lógica de Estado. Y lo segundo, sin un documento identificatorio del país del que recibe la migración, es decir sin rut”.

Isabel Allende (PS), impulsora de la indicación, declaró, en tanto, que "llama la atención que cuando habíamos retomado la conversación de este tema tan complejo y necesario, como es tener una ley de migraciones que efectivamente logre generar una migración ordenada y regular, llama la atención la ofensiva comunicacional de parte del gobierno durante los últimos días, la cual está enfocada en general en contra de la migración”.

Y su par del PPD, Ricardo Lagos, aseguró que este era un tema complejo, especialmente "cuando un sector y yo lo entiendo desde el punto de vista político, más no lo comparto y lo condeno, y lo entiendo de la lógica básica, simple, casi ordinaria de la política, que es decir ‘aquí tengo un ángulo que hay que explotar políticamente porque me va a redituar’ y cuál es: la xenofobia, el racismo, el susto al extranjero, viene la delincuencia. Y eso lo hizo con todas sus letras, en dos oportunidades el otrora candidato Sebastián Piñera”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.