Senadores PS disconformes tras cita de Piñera con líderes del Congreso: "Si cree que con esta reunión está resuelto el problema, creemos que está equivocado"

A_UNO_1000893

Según los parlamentarios "debe existir una respuesta a la altura del daño provocado" e insisten en que el gobierno "se retracte de sus dichos".


Disconformidad hay en la bancada de senadores del Partido Socialista (PS) tras la reunión que ayer sostuvo el Presidente Sebastián Piñera con los líderes del Senado, Jaime Quintana (PPD), y de la Cámara, Iván Flores (DC).

La cita se dio en medio de la tensión del gobierno con el PS luego de que a inicios de semana la vocera Cecilia Pérez los acusara de querer "ocultar" sus presuntos vínculos con el narcotráfico mediante la acusación constitucional contra la titular de Educación, Marcela Cubillos.

El encuentro realizado en La Moneda no dejó conformes a los parlamentarios socialistas, esto debido a que el Mandatario no se refirió a los dichos de su vocera de Gobierno.

"Concordamos en la necesaria y debida relación de colaboración y respeto entre los distintos poderes del Estado. El Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial y también con las instituciones democráticas de la República", dijo Piñera ayer tras la cita.

El timonel y senador socialista, Álvaro Elizalde, sostuvo que "el gobierno ha estado lejos de ser un actor fundamental en la promoción de la preservación de un clima de respeto de la convivencia democrática".

Para Rabindranath Quinteros "a este Gobierno le cuesta reconocer sus errores. Esta actitud la tiene no solo con el PS y la oposición, sino que con toda la gente".

Su compañero, José Miguel Insulza, aseguró, en tanto, que el gobierno "tiene que entender que los insultos dirigidos son muy graves. El tema del narcotráfico es un problema grave en Chile y en el mundo y nosotros no estamos dispuestos a que se nos acuse en ese sentido. Por lo tanto, el Gobierno tiene que entender que mantendremos nuestra actitud mientras no se retracte de sus dichos. Se trata de un ataque artero, que lo vamos a responder como se merece".

Carlos Montes fue más duro con el encuentro, afirmando que "si el Presidente cree que con esta reunión está resuelto el problema, creemos que está equivocado. A nuestro entender debe existir una respuesta a la altura del daño provocado no sólo al Partido Socialista, sino también al sistema de partidos y sobre todo a la democracia".

Comenta