16 regalos para todo tipo de papás

El padre ya no es esa figura monolítica de antaño. Para esta nueva diversidad paternal, y basados en las recomendaciones de expertos, realizamos esta lista que de seguro hará feliz a (casi) cualquier estilo de papá.




Actualizado el 9 de junio de 2022.

Los papás pasaron de ser un fácil y predecible objetivo para regalar —con una corbata, un cinturón o un buen encendedor se podía salvar la Navidad o el Día del Padre— a convertirse en una compleja y multidimensional figura, no muy sencilla de estereotipar. La decadencia del pater familias ha tenido muchos beneficios para la sociedad, con hombres más libres en su masculinidad y también más comprometidos en su paternidad, pero pone complicadas las cosas para las fiestas: ¿qué se le regala a estos nuevos papás?

Basados en nuestros distintos artículos sobre regalos y en las recomendaciones de expertos y columnistas especializados, elaboramos esta lista con dieciséis objetos que pueden sacarle una sonrisa a casi cualquier clase de padre durante su día.

1. Pechera de cuero Rupestre 43x35 cm

Partamos con los papás parrilleros. No son todos pero siguen siendo hartos y cada vez más sofisticados. Si antes el orgullo radicaba en conseguir un gran asado con pocos implementos —algunos se jactaban de lograrlo solo con palos, fósforos y un pedazo de reja—, hoy los asadores se miden por la cantidad de accesorios que saben manejar y agregar a la preparación.

Pero no vamos a hablar aquí de termómetros, ollas de fierro o morteros, sino de un elemento que viene al rescate de la ropa más que al de la carne. Es la pechera, un gran regalo para evitar quemaduras de camisas y pantalones. Pero ojo: no puede ser cualquiera.

“Las de tela no cubren lo suficiente, se pueden quemar si cae alguna chispa y no te protegen mucho del calor”, nos dijo Izumi Horiuchi, una asadora profesional, en este artículo. “Ojalá que sea grande, para que cubran lo más posible. Y que sean de cuero pero no muy grueso, ya que sino resultan muy pesadas”.


2. Cuchillo Tramontina Century acero inoxidable 33,7 cm

Para cortar carne pero también para tenerlo como piedra angular de la cocina, un buen cuchillo será apreciado por cualquier papá que haga algo más que huevos revueltos. Nicolás Soldán, un youtuber parrillero más conocido como Mr. Wagyu, nos recomendó hace un tiempo la línea Century de Tramontina, unos cuchillos confiables, duraderos y a un precio razonable.

“Si uno quiere hacer un muy buen regalo, en esa línea lo va a encontrar”, nos dijo. Su hoja es de acero inoxidable templado, lo que le da un filo muy prolongado y preciso. “Es lo ideal, porque no hay nada más peligroso que un cuchillo con mal filo”, nos explicaba Mr. Wagyu.


3. Descorchador Pulltex Click Cut Monza

Si el padre en cuestión es bueno para la cocina, difícilmente será malo para la bebida. Y todos saben que sin descorchador no hay brindis. Las opciones hoy son muchísimas, algunas estrafalarias o eléctricas, pero el que nos sugirió Pablo Romanini, sommelier de viña El Principal, es un buen y sencillo descorchador de dos tiempos. “Es el único que te permite entrar el tirabuzón hasta el largo del corcho, sacarlo en línea recta y evitar que se quiebre”, dice. Si cuenta, como este Pulltex, con una navaja para remover el envoltorio y una abertura para destapar otro tipo de botellas, mucho mejor.


4. Aireador-decantador Centellino 125 ml

Los papás que saben de vino entienden que un ejemplar decantado y oxigenado sabe mucho mejor, sobre todo si es de guarda. Pero sabido es también que, una vez descorchada la botella, son pocos los que tienen la paciencia para esperar tantos minutos antes de beber una copa.

Para los ansiosos, la catadora y activista del vino, Carolina Leiva, nos recomendó el Centellino, “una bomba de vidrio inflada que se pone en el gollete de la botella. Viertes ahí la cantidad de vino que vas a servir y lo oxigena como si hubiese estado media hora en un decantador”.


5. Set de coctelería Fullbar Parisian Black (4 piezas)

No solo de vino vive el que bebe. Más aún durante estos últimos años, donde los cócteles sofisticados se hacen cada vez más demandados. Para este fin, nos decía nuestro columnista Álvaro Peralta, “nada mejor que tener una coctelera de acero igualita a la de los profesionales. Sours, martinis, pichunchos y más pueden salir de una buena coctelera, mostrando de paso las habilidades del barman casero”. Mejor aún si además cuenta con el set completo, que incluye colador, cuchara revolvedora y jigger. “Es un regalazo”.


6. Navaja de acero con mango de roble Opinel N°9

Este quizá sea un regalo más simbólico que práctico. El mundo de hoy no parece un lugar para objetos idiotas como una navaja —que para ocuparlos bien requieren de inteligencia— sino más bien para productos inteligentes como un smartwatch —que para usarlo correctamente no hace falta más que conexión a internet. Pero todavía estas cuchillas ejercen un poderoso magnetismo en ciertas personas, sobre todo en hombres y especialmente en los padres, que ven en este objeto un pasadizo a cierto impulso ancestral, ese rol cazador y guerrero que el teletrabajo o la pega frente al computador tienen completamente reprimidos.

“Ya sea para llevarla en la guantera del auto, tenerla en la caja de herramientas o en la mochila para un fin de semana de camping, una buena hoja hará la diferencia cuando tengamos que cortar algo de emergencia, ya sea un cable o una fruta, un trocito de queso o una pata de jamón”, nos decía Peralta. Con la navaja tenemos la sensación de estar siempre listos, ya sea para aventuras que nunca sucederán, “para maestrear en casa o simplemente para darnos un repentino gusto culinario”.


7. Perfume 212 Men de Carolina Herrera EDT

¿Cómo elegir un buen perfume para hombres? No es tan difícil como parece: en este artículo, un par de expertos enseñan a distinguir entre distintas fragancias, para poder así escoger el más apropiado según la personalidad y estilo de quien se la rocíe en el cuerpo. De acuerdo a su lógica, si tu papá es jovial e innovador, si es arriesgado o intenso, entonces su los toques de almizque amaderado floral del Carolina Herrera 212 serán ideales.


8. Agarraderas para flexiones Domyos

No, no es un aparato de electroshock. Son “agarraderas”, una herramienta para realizar flexiones de brazos, las famosas lagartijas —o push ups, para los globalizados—, pero cuya gracia, según la personal trainer Rocío Cabello, es que evita el dolor y la eventual lesión de muñecas. Este modelo también cuenta con ruedas desmontables, que permiten mover las agarraderas y complejizar el ejercicio. Perfecto para papás fitness pero tímidos, que prefieren ejercitarse en el living que ir al gimnasio.


9. Harina de fuerza 00 NuTerra 5 kg

¿Qué pasó que durante la pandemia muchos hombres, la mayoría papás, se pusieron a hornear pan casero? No se explica solo porque no se podía salir o que varios negocios estaban cerrados. Más parece que el triunfo de la automatización y el delivery, en el que todo lo preparaban máquinas o lo traían mensajeros, dejó un vacío existencial que se intentaba llenar con pan. Ocupar las manos, volver a tener paciencia y proveer alimento al hogar. Dos panaderos nos recomendaron acá que, para obtener mejores sabores y fermentados, lo ideal es usar harina de fuerza. Así que un buen saco de ella será un buen regalo para el padre amasador y para la familia comedora.


10. Afeitadora eléctrica Philips S5582

Para muchos hombres, afeitarse es un ritual que debe realizarse mecánicamente. Pero hay otros, que cada vez son más, para los que cortarse los pelos de la cara es un trámite que debe hacerse de la forma más rápida e indolora posible. Regalarle a ellos una buena afeitadora eléctrica será todo un éxito.

¿Pero cuál logra bien el cometido? La gama alta de las buenas marcas —como Braun o Philips— cuestan más de $200 mil. Sus versiones intermedias, eso sí, entregan resultados muy satisfactorios. “Philips es una buena marca”, nos decía en este artículo el barbero Francisco Gutiérrez, “tiene respaldo y calidad. La serie 5000 no es la más económica, pero lo barato, en este caso, suele salir caro. Cumplen con lo principal, que es ser a prueba de agua y una buena interacción entre los cuchillos metálicos”.


11. Recortadora y desvelladora Wahl Groomsman Pro

Ya que hablamos de cortar pelos, el grupo de hombres y padres preocupados de mantener su peinado futbolero-trapero a raya se va haciendo mayoritario. Son cortes que requieren de retoques semanales para mantener impecable ese delicado degradado, y como no todos son Arturo Vidal para tener a un barbero a mano metido en el hotel, lo mejor que les puede pasar es tener una trimmer o recortadora de cabello, perfecta para detalles y diseños como los que tan de moda están hoy. Jonathan Hazard, de la barbería Gallo de Oro, nos contaba que allí usan las de la marca Wahl, diseñadas no solo para hacer terminaciones y delineados, sino que para funcionar por varias horas al día, todos los días.


12. Crema hidratante Vitalift Men Expert de L’Oreal 50 ml

Un hombre que se echa crema no es menos hombre. Tampoco es más hombre. Solo es un hombre que se echa crema. Pero según la cosmetóloga María Cecilia Richter, que nos habló en este artículo sobre cuidados dermatológicos masculinos, es posiblemente un hombre más inteligente.

“La agresión diaria del afeitado, la polución, las radiaciones UV y la luz azul —que emiten en mayor medida las pantallas de los equipos electrónicos— hacen necesario el uso de productos específicos”, dice. Como este de L’Oreal, que tiene efecto anti-age, que hidrata, reafirma y aporta luminosidad a la piel. Quizá a tu padre no le guste mucho como regalo al principio, pero en algunos años más, cuando su piel sea más como la de George Clooney que como la de Carlos Larraín, seguro te lo agradecerá.


13. Taladro percutor Bosch GSB 120-Li

Sí, sabemos que es un anticuado regalo para papás: una herramienta eléctrica para la casa, siguiendo la idea machista de que es el hombre adulto el que se hace cargo de los desperfectos o mejoras en el hogar. Pero más que asumir ese rol por defecto, hay papás a los que genuinamente les gusta arreglar, construir o modificar cosas o muebles, y para ellos un taladro es como la guitarra para un cantautor.

Rosario Allende —la popular Mamá Chasquillanos recomendó hace un tiempo los taladros inalámbricos. Aunque son menos potentes y no permiten trabajar por mucho tiempo continuado, para el uso doméstico son más convenientes y seguros. Con ellos se puede acceder a rincones más complicados o taladrar en el exterior sin que un cable cruce toda la casa.


14. El gesto de Héctor - Luigi Zoja

Con la caída del patriarcado también se ha derrumbado el papel tradicional de los padres: hoy, a diferencia de las madres, más empoderadas y vigorizadas que nunca, ser papá significa caminar en las sombras, cuestionar el aprendizaje recibido y armar un sistema de crianza y autoridad basado en la cautela, la autoayuda y la intuición.

Dicen que para saber adónde vamos hay que saber de dónde venimos, y en eso este libro de Luigi Zoja, reconocido psicoanalista italiano, es insuperable: basado en la mitología griega y en la evidencia antropológica, repasa la construcción y evolución de la figura del padre en la historia de la humanidad. “Su observación”, nos dijo la escritora y psicóloga Constanza Michelson, “es que el ser humano es la única especie animal en la que existe un padre: en las demás hay madre, pero no existe la paternidad”.

El gesto de Héctor (Fondo de Cultura Económica, 344 pp.), de Luigi Zoja.

15. Un hombre con suerte - Jamel Brinkley

Otro libro que será buen regalo para padres lectores es este del estadounidense Jamel Brinkley. “Sus cuentos”, nos recomendó el librero Gerardo Jara, “son un buen ejercicio para entender cómo y dónde aprieta hoy la idea de ‘ser hombre’. Los personajes son amigos, padres e hijos, niños enfrentados a sus primeras situaciones y conflictos cotidianos”. Como dice su contratapa, en sus relatos se explora la masculinidad y sus nuevos significados, planteando preguntas pertinentes e irresolubles como “¿qué costos hay que pagar y qué leyes romper para ser fiel y lograr habitar de un modo nuevo la propia raza, el propio género?”.


16. Camisa de lino Snog Regular fit

La hegemonía de las camisas está siendo amenazada por las poleras, que dejaron de ser una prenda informal y deportiva para ganarse su lugar en espacios de trabajo, eventos sociales e incluso instancias formales. Pero las camisas siguen ahí, defendiendo su lugar, y para cualquier padre es esencial contar con alguna para echar mano según se presente la ocasión. ¿Cuál puede servir para todo tipo de momentos? Pablo Corral, dueño de una camisería, nos sugirió las camisas de lino, “que dan un poco de formalidad y al mismo tiempo toda la onda cuando son usadas con jeans”.


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 13 de diciembre de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.