Andras Uthoff no es partidario de un cuarto retiro, pero afirma que refleja “la falta de legitimidad del sistema de pensiones”

Andras-Uthoff

El economista dijo además que "tiene cierta lógica por la forma en que se vendió el sistema. Si hubiera sido un sistema mixto o de reparto esto no podría haber sido posible". Agregó que cualquier sistema que se diseñe tiene que tener un fondo, "y en la medida que vayamos mermando ese fondo, también vamos mermando las pensiones a futuro”.




El cuarto retiro de fondos previsionales se ha tomado la agenda en las últimas semanas. El proyecto que busca un nuevo rescate será votado a vuelta de Fiestas Patrias, y al parecer obtendría luz verde en la Cámara de Diputados. Los impactos que esto tendría en la economía y el bolsillo de las personas, se han puesto de manifiesto, y la amplia mayoría de los expertos son contrarios a esta medida. El economista y miembro del consejo consultivo previsional Andras Uthoff, dijo que hoy no se justifica el giro, que habrá un impacto en las pensiones futuros, pero dice que estos proyectos dejan en evidencia la falta de legitimidad que tiene el sistema de AFP.

Claramente la pensión autofinanciada por el trabajador va a ser cada vez peor, porque está sacando sus recursos para gastarlos ahora, a menos que esté haciendo un fondo que después lo pueda volver a incorporar a un sistema. La mayor parte de la gente está usándolos para consumo u otras cosas. En la medida en que el sistema se base en que el ahorro es individual, si estoy sacando el ahorro que tenía y ya tengo 50 años cada vez tengo menos posibilidades de ahorrar lo suficiente para tener una buena pensión. Tenemos que ver de dónde va a salir el dinero, va a ser el Estado que se va a poner con un Pilar Solidario más amplio que se está discutiendo o los empleadores van a poner un porcentaje que será para solidaridad. Los retiros no son para mejorarlas sino para empeorarlas en el sistema actual”, señaló.

Y agregó que “ha sido un tema tremendamente conflictivo desde la perspectiva previsional, y desde varias perspectivas creo que es muy malo retirar los fondos, pero lo que ocurre es que no hemos resuelto los problemas. El sistema no está legitimado. Al inicio de la pandemia el gobierno pensó que la pandemia era algo transitorio, y no se puso con los IFE necesarios que ahora están empezando a llegar a los montos y coberturas que corresponden. Lo principal es que el sistema no está legitimado. Hoy creo que no se justifican tanto, pero viene esto de si el sistema es legítimo o no”.

Por otro lado, enfatizó que si en el país hubiera un sistema de pensiones que no se basara únicamente en el ahorro individual, no hubiese sido posible que se llevaran a cabo los retiros.

“Por toda la vida le han dicho a la gente cuide sus ahorros que son suyos. Eso no es así, porque una vez llegado a la tercera edad, decía denme mis ahorros para comprar un departamento y te decían no, esto es para una renta vitalicia o retiro programado. Hasta hace poco le han dicho el ahorro es suyo, y frente a una emergencia el Congreso, que puede votar la posibilidad de una nueva ley de retiro, dice ‘bueno, si es suyo, úselo para esta emergencia’. Tiene cierta lógica por la forma en que se vendió el sistema. Si hubiera sido un sistema mixto o de reparto esto no podría haber sido posible. Era más fácil que ocurriera este riesgo político en el sentido que se decía que la propiedad del fondo es individual. No estoy en favor de esto ahora, pero ocurrió en un momento que fue importante. Haciendo el primero, era fácil que viniera el segundo, el tercero y tal vez el cuarto, pero no es lo mejor para la forma en que financiamos las pensiones. Cualquier sistema que crees tiene que tener un fondo, y en la medida que vayamos mermando ese fondo, también vamos mermando las pensiones a futuro”, enfatizó.

Reforma previsional

La reforma de pensiones que presentó el Ejecutivo lleva muchos meses entrampada en el Congreso. No se han logrado mayores avances. Se ha propuesto elevar en 6% las cotizaciones, pero a dónde va destinado dicho monto y quién lo administra ha sido una de las piedras de tope. Para el experto en pensiones, una futura reforma debe considerar un sistema mixto.

Lo que ocurre es que los sistemas en todo el mundo son multipilares o mixtos. No son situaciones extremas como la que hemos tenido como modelo desde 1981 hasta el 2006, cuando existía solo la capitalización individual y unas garantías muy mínimas. A partir de la reforma de 2008 producto de la Comisión Marcel se hizo el Pilar Solidario y ahí se mejoraron un poco las pensiones. Es un sistema basado en un extremo que es la capitalización individual subsidiada por el Estado, para quienes no tienen una buena pensión. Ese es un extremo. Lo que yo creo que va a venir es la construcción seria de un modelo mixto en que se combinen un montón de técnicas que hay para mejorar las pensiones. Uno es el esfuerzo individual a través de su cotización, otro el mecanismo a través del cual se administra y tres es lo que pueda hacer el gobierno a través de transferencias para mejorarlas”, dijo Uthoff.

Por un lado, afirmó que es de suma relevancia ir actualizando los parámetros acorde a la realidad.

Hoy tenemos varios problemas que tiene el sistema y que habrá que analizarlos. En la parte contributiva uno de los problemas que hay es que sus parámetros nunca fueron actualizados, y en cualquier sistema de pensiones los parámetros deben ser actualizados. Desde 1981 venimos cotizando un 10% y no se ha subido. La edad de jubilación se ha mantenido en 60 para mujeres y 65 para hombres. Un sistema de reparto generalmente tiene un tercer parámetro que es la tasa de reemplazo que se ofrece, pero que acá no se ofrece ninguna sino que es resultado del ahorro que hiciste. Esos parámetros que no se han actualizado en la medida en que la sociedad va cambiando, tienes que ir haciendo ajustes”, indicó.

También insistió en que debe hacerse un análisis serio sobre la relación del mercado del trabajo con el sistema de pensiones, y que el sistema que se cree a futuro debe estar legitimado por la ciudadanía. “Esto que hablamos de los retiros, ya vamos por el cuarto, posiblemente se acaben las AFP y no sabemos lo que va a pasar, pero significa que el sistema no está legitimado, que la gente no lo siente suyo. Conozco mucha gente que tiene ahorrado $30 millones, pero dicen qué voy a obtener con $30 millones, prefiero retirarlos. Hay un tema de legitimidad del sistema, que la sociedad sienta que el tema es mío, entender como funciona. Hoy es una caja negra. Ese es otro tema, de como legitimar de modo que el afiliado no sienta que es abusado”, sostuvo.

Este no es el primer gobierno que pone en tabla una reforma de pensiones. En el segundo mandato de la presidenta Michelle Bachelet, el Congreso discutió este tema, pero sin aprobación. Es decir ya son varios años en los que un cambio al sistema previsional se ha instalado de lleno en el debate, pero hasta ahora sin mayor éxito. Uthoff quien ha estado en la Comisión de Trabajo de ambas cámaras, asesorando o participando, dice que ha primado mucho la ideología en los distintos sectores políticos, lo que ha impedido que se avance en esta materia.

“La verdad es que se llegan a situaciones un poco extremas, ideológicas. Una defensa ideológica del sistema, una defensa ideológica de algún cambio. Obviamente hay bastante ideología, hay bastante política de por medio, pero hay razones técnicas para cambiarlo que son significativas. Ha habido una defensa a ultranza de no cambiar la capitalización individual como la estábamos discutiendo antes, y que creo que no puede seguir y en consecuencia hay que hacer algo distinto. Esto no quiere decir que la gestión financiera de los fondos si lo pueden hacer gestores privados. Ahí está la esencia de lo que viene, y el porqué no se ha hecho una reforma, es porque hay grandes intereses involucrados. Hay un tema macroeconómico que es fundamental. Hay un fondo de pensiones que llegó a representar casi el 80% del PIB que obviamente tiene repercusiones sobre el costo del crédito, la estabilidad macroeconómica, entonces no es llegar y destruir todo y cambiarlo, hay que hacerlo con cuidado. Cuánto defiende uno unas cosas u otras ha sido difícil hacerlo en las comisiones. Uno de los eslabones que falta es lo que se llama el diálogo social, es decir, ponernos de acuerdo qué es lo que queremos como sistema de pensiones”, dijo.

Ley corta de pensiones

El Ejecutivo anunció hace unas semanas una ley corta de pensiones. La iniciativa ingresará después de Fiestas Patrias al Congreso para su discusión. Apunta a ampliar la cobertura del Pilar Solidario del 60% al 80%. Incluye un seguro de lagunas previsionales, y además será financiado mediante la eliminación de algunas exenciones tributarias.

Si bien Uthoff afirma que hay temas confidenciales de los que no puede referirse, por ser parte del consejo consultivo, dice que es un primer paso para llegar a quienes reciben ingresos más bajos, y por ende peores pensiones. A su juicio hay que ir avanzando hacia políticas públicas más universales.

“Va en el buen sentido, yo hubiera sido un poco más generoso que lo que se hizo. Hay gente que dice ‘mi vecina está recibiendo $170 mil y yo que trabajé toda la vida recibo $150 mil’. Nuevamente tienes una crítica al sistema, por qué le dan al que no cotizó $170 mil y a mí menos. Todo esto de la focalización, que ha sido un tema esencial del modelo neoliberal, creo que hay que ir abandonándolo por políticas universales o por una técnica un tanto distinta. Es decir, más bien saquemos a los ricos, pero no nos concentremos en los pobres. Que los ricos no reciban el subsidio, pero que la mayoría de la gente lo pueda hacer, y ahí discutir cuál es el nivel y la estructura que puede tener esta pensión universal garantizada. Estar avanzando del 60% al 80% significa que reconocemos que por lo menos casi el 80% de la población no recibe buenos ingresos y merece ser compensada. Estar llegando al 80% es estar llegando a la clase media, ese aumento de la cobertura es muy importante. En algunas candidaturas estábamos proponiendo hasta un 90%. El Estado va en ayuda de un sistema que fracasó, más bien que mejorar el sistema en sí mismo”, señaló.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.