Cinco reuniones por lobby, desafíos comunicacionales y políticos y el “regreso de la macro”: los primeros 70 días de Cerda en Hacienda

Asumió el 26 de enero en reemplazo de Ignacio Briones. Su horario laboral parte a las 8 de la mañana y generalmente se va pasada las 22 horas de Teatinos 120, aunque con la tramitación del nuevo bono de clase media sus jornadas se han extendido hasta la 1 de la madrugada. En lo político, lo previsional es su proyecto principal, y la aprobación del actual paquete de ayuda, su primera negociación.




Compatriotas. Esa debe ser una de las palabras que más ha utilizado el ministro de Hacienda Rodrigo Cerda para referirse a los chilenos en sus 70 días al mando de las finanzas públicas del país. “Tenemos que recuperar nuestra economía, pero sobre todo los trabajos de nuestros compatriotas”; “ojalá estos aumentos de pensiones puedan llegar en los próximos dos o tres meses, nuestros compatriotas lo necesitan”; “hemos tratado que nuestros compatriotas sientan que el gobierno y el Estado está cerca de ellos”, son algunas de las frases empleadas por Rodrigo Cerda en sus más de dos meses en el cargo.

Cerda asumió el 26 de enero en reemplazo de Ignacio Briones. Su horario laboral parte a las 8 de la mañana y generalmente abandona Teatinos 120 pasadas las 22 horas. Aunque en las últimas semanas, con la tramitación del bono clase media y las negociaciones con la oposición, su jornada se ha extendido hasta cerca de la 1 de la madrugada y ha incluido también fines de semana.

En poco más de 2 meses ha tenido cinco reuniones por lobby: la primera fue con la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef); la segunda con los representantes de los principales gremios de las pequeñas y medianas empresas, quienes le plantearon los problemas que afectan a su sector, sobre todo por la crisis económica. Esas dos primeras reuniones fueron protocolares y de presentación.

En la tercera, a Hacienda llegó la Federación Gremial Nacional del Transporte de Pasajeros (Fenabus). Con ellos, se abordó la eliminación de franquicias tributarias para el transporte de pasajeros. El cuarto encuentro fue con un grupo de empresarios para discutir sobre el desarrollo del comercio y las inversiones entre Chile y China, a la luz de los 50 años de relaciones entre ambos países. Cerda recibió a Charles Kimber, de Celulosa Arauco y Constitución, Francisco Silva, presidente del Security y José Guzmán, vicepresidente de Agrosuper, y Juan Eduardo Errázuriz, de Sigdo Koppers.

La última fue con la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio, AmCham Chile: el objetivo de la cita era presentar al nuevo presidente del directorio, Sergio Rademacher (CEO de Microsoft Chile), y conversar sobre las contribuciones que los inversionistas extranjeros y socios del gremio están realizando en el país para lograr una reactivación económica. Adicionalmente, se conversó sobre las iniciativas en torno al tratado de no doble tributación entre Chile y Estados Unidos, y otros temas de interés para los inversionistas extranjeros.

Esas son las primeras cinco audiencias reportadas en la plataforma de Ley de lobby. Pero su trabajo ha sido mucho más intenso que eso.

04 DE ABRIL DE 2021/VALPARAISO Los ministros Juan Jose Ossa (i), Rodrigo Cerda (c) y Karla Rubilar (d), durante la sesion especial del Senado, citada para discutir el proyecto que establece beneficios para la clase media afectados por la crisis económica causada por la pandemia del coronavirus. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Sus desafíos: lo comunicacional y político

El principal flanco de Rodrigo Cerda es el comunicacional. Sus cercanos afirman que él sabe lo importante que es comunicar bien, sobre todo en este momento de crisis. “Su mundo es lo técnico, por eso le ha costado relacionarse con los medios”, menciona un cercano a Cerda. El propio ministro lo admitía a Pulso a fines de febrero. “Mi perfil es mucho más técnico y no tanto el comunicacional, por lo que me voy a tener que esforzar. Tengo claro que es un desafío”, reconocía. En su equipo de prensa cuenta con dos periodistas de experiencia: Carola Palma, exjefa de Comunicaciones de la Dirección de Presupuestos (Dipres), quien tiene la función de ser su asesora personal, y Camila Miranda, quien tiene la labor de relacionarse y coordinar con los medios de comunicación.

En este período ha dado ocho entrevistas radiales: dos en T13 Radio, dos en Duna, dos en Cooperativa; una en Universo y otra en Agricultura. Ha asistido a tres programas de televisión: Estado Nacional de TVN, Mesa Central de Canal 13 y Meganoticias. Y ha dado dos entrevista en medios escritos: en El Mercurio y Pulso. Su puesta en escena ha tenido fluctuaciones: altos y bajos, comentan desde el gobierno. Todavía no ha asistido a ningún matinal, porque en su entorno dicen que no le acomoda ese formato. Pero él no lo descartaba. “No es una meta para mí, pero si eso ayuda a comunicar lo que estamos haciendo en el gobierno, lo haré”, confesaba en febrero sobre los matinales.

Su nivel de conocimiento se ha mantenido intacto desde que asumió. Si en la Cadem de enero debutó con un 40% de conocimiento, en marzo subió a 43%.

Un personero de gobierno indica que “lo que le falta es posicionar mejor el mensaje que quiere transmitir y así evitar quedar sujeto a las preguntas de los periodistas”. En la última tramitación del bono clase media, se complementó bastante con la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, logrando sortear un de alta exposición.

Otras fuentes dicen que debe perfeccionar su gestión política. Si bien mencionan que tiene llegada con varios parlamentarios de oposición y es respetado por su capacidad técnica y disposición al diálogo, sus redes políticas deben mejorar. Agregan que se debe aumentar la presencia de Hacienda para contener una serie de mociones parlamentarias que tienen relación con su cartera. “No se ha visto un rol activo de Hacienda en los proyectos del tercer retiro del 10% de los fondos previsionales, ni tampoco en el impuesto a los súper ricos. Ambas iniciativas siguen avanzando y no hay una contención clara de Hacienda”, comenta un exfuncionario de gobierno.

Su primera gran negociación ha sido el proyecto en trámite del bono clase media. Tuvo un rol protagónico buscando acuerdos con los senadores de la Comisión de Hacienda y con la presidenta de esa instancia, Ximena Rincón. Si bien para el gobierno había un pacto, la oposición lo niega. Tanto así que en la sala del Senado, durante la tramitación del domingo, los parlamentarios pidieron votar por separado dos artículos que delimitan las condiciones del bono clase media respecto de otros beneficios como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) entregado en enero y febrero. Mientras el ministro señalaba que la oposición estaba desconociendo un acuerdo, ellos respondían diciendo que no había ningún acuerdo, porque no había nada por escrito.

El análisis que hacen al interior de Hacienda se divide en dos: mencionan que tuvieron “una buena negociación” en la Cámara de Diputados donde se avanzó rápidamente. Sin embargo, cuando el proyecto llegó al Senado, la tramitación del bono coincidió con la iniciativa que postergaba las elecciones fijadas para este fin de semana, y eso cambió el “ambiente político y el escenario estaba mucho más complicado”. Pese a todo aquello, en Hacienda el saldo es positivo. “Se avanzó y eso es lo importante. Esperamos que hoy se puede seguir avanzando”.

Y así fue, ya que durante la tarde de ayer, la Sala de la Cámara aprobó y despachó a ley el proyecto de bono clase media.

Pensiones ha sido el proyecto donde Cerda más ha estado presente. De hecho, según cuentan diversas fuentes, Cerda era partidario de que si no había acuerdo con la oposición en el corto plazo, se debía seguir con el proyecto que había salido de la Cámara, que aumentaba en 6% las cotizaciones previsionales: 3% para ahorro colectivo y 3% para capitalización individual. Eso fue lo que terminó ocurriendo. En los pasillos de Hacienda cuentan que esa es la principal prioridad legislativa del ministro.

El presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, Daniel Núñez (PC), sostiene que “desde el punto de vista formal, Rodrigo Cerda es un ministro menos soberbio que sus antecesores. Sin embargo, sigue los dictados de la ortodoxia neoliberal y se opone al tercer retiro, al impuesto a los súper ricos y al royalty. Es difícil que en los temas claves pueda haber entendimiento”.

Los ministros Rodrigo Cerda y Karla Rubilar se desplegaron ayer en el Congreso. En la imagen, junto con la senadora DC y presidenta de la comisión de Hacienda, Ximena Rincón.

De regreso a la macroeconomía

Volvió la macro a Hacienda”. Según los inquilinos de Teatinos 120, esa es una frase que se ha vuelto frecuente entre los economistas locales. De hecho, un economista que sigue los temas macroeconómicos entrega como ejemplo las presentaciones que ha dado Rodrigo Cerda: “Son las clásicas, con proyecciones y análisis del escenario macro local e internacional. En cambio, cuando estaba Ignacio Briones, el foco era lo político”. El equipo macro ahora está liderado por Cristóbal Gamboni, quien llegó desde la Dipres. “Volvió a tener vida propia”, mencionan en Teatinos 120.

Desde que asumió, Rodrigo Cerda ha participado en tres seminarios: Perspectivas Económicas, organizado por Diario Financiero; el webinar “Reactivación post pandemia: el desafío de Chile”, de LarrainVial, y “Nuevos vientos de la economía 2021”, evento de la Sofofa y la Universidad del Desarrollo.

En este período el ministro renovó también a coordinadores, sumó asesores y recientemente tuvo la partida del Director de Presupuestos, Matías Acevedo. Así, además de Cristóbal Gamboni, quien llegó a ocupar la plaza que dejó vacante Luis Óscar Herrera en agosto del año pasado, se sumaron Silvia Leiva como coordinadora de Política Laboral; Daniela Veas, en la coordinación de Asuntos Internacionales; y Javiera Suazo en la coordinación tributaria.

Como asesor en el ámbito de materia institucional y de empresas públicas llegó Hugo Caneo, Lorena Palomo como asesora en materia de Finanzas Verdes y en lo laboral, Javiera Bravo.

Se mantuvieron en sus cargos el coordinador de Finanzas Internacionales, Andrés Pérez, quien además es el jefe de asesores; Andrés Hernando en Políticas Sociales; Joseph Nehme en Facilitación de Comercio y Política Comercial, José Riquelme como coordinador legislativo y Josefina Soto, coordinadora legal y administrativa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.