Ministro de Hacienda adelanta que gobierno analiza medidas para la clase media

Rodrigo Cerda asegura que “estamos listos para ir rápido en ayuda donde nuestros compatriotas más lo necesiten y en los próximos días habrá más decisiones al respecto”. En materia de reforma de pensiones sigue apuntando a un acuerdo, pero advierte que si este no resulta, “vamos a tener que seguir avanzando” igual. También se muestra optimista sobre el proceso constituyente.




Un mes en el cargo cumplió este viernes el nuevo ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda. Imbuido totalmente de su investidura, se mueve con soltura en el amplio despacho de Teatinos 120 y ya incluso escogió su sillón favorito -cada titular ha tenido el suyo- en el living donde suelen tener lugar las entrevistas. Pero en esta ocasión el secretario de Estado prefiere conversar en la mesa de trabajo donde tiene la prensa y sus apuntes.

En una semana donde una de las grandes noticias fue la extensión del rally que está experimentando el precio del cobre, Cerda opta por la cautela y dice que es muy prono para cambiar proyecciones y sacar cuentas alegres en materia de ingresos fiscales, hasta no ver cuan extenso será este ciclo del metal rojo. Mismo argumento usa para responderle al diputado Jackson y su idea de hacer una reforma tributaria exprés por este motivo.

Pero donde el ministro se muestra más arrojado, es en lo que viene relativo a las medidas que prepara el gobierno para seguir yendo en ayuda de la población todavía afectada en sus ingresos por la pandemia. Luego de que en la semana se anunciara la extensión del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a marzo y abril, Cerda anticipa que ya están sobre la mesa las medidas para la clase media y que el Presidente Piñera deberá definirá pronto al respecto. También señala que están ad portas los cambios a los subsidios de empleo.

Se presentó la extensión del IFE, pero la oposición criticó los requisitos y el hecho de que se postule por internet.

-Siempre consideramos todas las opiniones, pero hemos visto una cobertura del IFE muy amplia en enero y febrero, de casi 2,4 millones de hogares -entre 5 y 6 millones de personas-, por lo que no creemos que ahí exista un problema. Además, 9 de cada 10 personas que están postulando, obtienen el beneficio.

Pero esto es solo para la población más vulnerable…

-Así es, por lo que adicionalmente estamos trabajando en otro tipo de instrumentos, de ayuda, que vaya a la clase media. Hay muchas cosas que hemos estado evaluando junto con la ministra (Karla) Rubilar y ya tenemos identificadas distintas medidas para la clase media, de las cuales el Presidente decidirá cuál vamos a tomar.

¿Es probable que se repitan el bono y el crédito blando que ya entregaron el año pasado?

-El Presidente va a definir eso. Hay varias opciones, para lo cual estamos tratando de monitorear lo mejor posible la marcha del mercado laboral, de modo de ver qué pasa con el empleo y las remuneraciones de ese segmento, y en función de eso evaluar la decisión. Puede ser algo parecido a lo anterior, puede ser algo un poco distinto, va a depender de cómo esté la situación de esos hogares. Hay que considerar también que el escenario en este momento es diferente a la que vivíamos en junio-julio del año pasado, cuando había muchas más personas en cuarentena. Entonces, uno tiene que pensar en distintos instrumentos y llevar la ayuda a las personas que efectivamente lo necesitan.

¿Puede ser algo menos masivo que la cobertura que tuvo el bono clase media?

-Claro, esa es una alternativa. Pero también puede ocurrir que nos demos cuenta que el mercado laboral no va tan rápido como esperábamos y ahí vayamos con algo un poco más masivo. Es lo que el Presidente debe decidir pronto.

Pero la crítica el año pasado fue que llegaron tarde y no con todo lo suficiente en materia de ayuda económica, entonces esta vez no les puede pasar lo mismo.

-Uno siempre puede ser autocrítico y asumir que las cosas se pueden hacer mejor. Pero hay que reconocer que los paquetes fiscales que pusimos sobre la mesa fueron muy significativos si los comparamos a nivel mundial.

Dos, para lo que viene, nosotros nos hemos preparado durante todo este mes y lo hemos hecho con sentido de urgencia. Eso significa que estamos listos para ir rápido en ayuda donde nuestros compatriotas más lo necesiten y en los próximos días habrá más decisiones al respecto. Posiblemente algunas de estas cosas requieran ley y tener que pasar por el Congreso, por lo que ojalá ahí también podamos llegar a acuerdos rápidos con Chile Vamos y la oposición.

¿Están conscientes de que a partir de marzo se puede reactivar el tema de un tercer retiro de las AFP y que un elemento clave ahí será la ayuda con que ustedes lleguen a la clase media?

-A nosotros nos preocupa llegar con ayuda debido a la situación de nuestros compatriotas, y eso nos permitirá un poco más de alivio. Lo del tercer retiro es una cosa que va por otro carril, porque está fuera de nuestro ordenamiento constitucional y en eso el pronunciamiento del Tribunal Constitucional fue bien claro, pero además esta vez no va a ir en ayuda de los más vulnerables, porque la mayoría ya no tienen fondos.

Se pensaba que esta semana habría cambios a los subsidios de empleo. ¿Vienen pronto?

-El viernes tuvimos cifras de empleo que muestran que todavía queda mucho por hacer en la materia. Se crearon casi 100 mil empleos, pero no es tan rápido como quisiéramos ir. En ese sentido, estamos revisando los subsidios al empleo y pueden venir cambios, y lo haremos todas las veces que sea necesario. De todos modos, es un instrumento que está funcionando. En promedio, andan cerca de los 90 mil mensuales en la modalidad de nuevos contratos, pero tenemos que potenciarlo. Ahí no nos perdemos: vamos a ocupar todos los instrumentos que tengamos para que la mayor cantidad de nuestra población que perdió el empleo lo recupere.

Y en materia de inversiones, ¿también vendrán medidas?

-Separemos dos cosas. Hemos hecho un esfuerzo muy importante apurando la partida de la inversión del sector público. Ahí tenemos ya identicados -o sea autorizados y listos para empezar a ocuparse- poco más del 90% de los US$ 12 mil millones considerados en el Presupuesto 2021, a lo que se suman unos US$ 4 mil millones de las empresas públicas. Ese total representa este año del orden de 28% de la inversión completa, por lo que es muy relevante. Y tenemos comités de coordinación internos, con el resto de los ministerios, para apurar la ejecución. Entonces, estamos partiendo con acelerador a fondo en todo lo que es inversión pública.

En inversión privada estamos trabajando con el ministro Palacios y lo veremos también con el Presidente.

¿Pero puede venir algún tipo de estatuto o regla temporal para que no se afecte por la incertidumbre de la discusión constituyente?

-Una de las cosas que revisamos es eso. Ahora, tenemos que ver cuál es su factibilidad política. Pero la idea es plantear varias alternativas para que el Presidente tome sus decisiones y eso es parte del trabajo que hemos estado haciendo este mes. Sí es interesante advertir que de acuerdo a los últimos datos de medición de incertidumbre interna, vemos que esta ha estado disminuyendo, y por dos razones: por el tema de la vacunación, y segundo, el tema de tensiones más políticas se ha atenuado un poco.

¿Hay una mayor valoración de la institucionalidad del proceso de nueva Constitución?

-Es una buena noticia, porque nos habla de la madurez del proceso constitucional, pero también de la madurez de los chilenos. Cuando uno mira la historia de Chile, hemos tenido acontecimientos muy duros, pero también hemos tenido otros donde cuando llega el momento de conversar y ponernos de acuerdo, lo hemos hecho. Eso nos habla de que a veces tenemos mucha altura de miras y ante diferencias grandes, nos ponemos de acuerdo.

¿Usted está optimista al respecto?

-Creo que tenemos un gran desafío y una gran oportunidad. Y, en ese sentido, siento que estamos encauzando adecuadamente este proceso. Estamos ante una gran oportunidad de tener una muy buena Constitución para los próximos 30-40 años. Puede haber tensiones, pero lo que nos muestra nuestra historia más reciente es que cuando es necesario ponerse de acuerdo en grandes cosas, lo hacemos, y estoy seguro que lo vamos a lograr.

En las últimas semanas hay un mayor optimismo en materia de crecimiento en Chile por la vacunación y por el rally del cobre, asociado también a la recuperación mundial. ¿Comparte esa visión?

-Hay varios agentes del mercado que efectivamente han estado aumentando las proyecciones de crecimiento para Chile en los últimos días, lo que es muy bueno. Pero nosotros somos autoridad, no somos analistas. En Hacienda tenemos una estimación del 5% que no hemos cambiado, pero que hemos dicho que vamos a hacer todo lo posible por crecer más que eso. Vemos que el mundo, sobre todo las economías más desarrolladas, como EE.UU., pero también China e India, están acelerando, lo que nos puede dar un impulso adicional y ante eso lo que tenemos que hacer es aprovecharlo, mediante buenas políticas públicas. Si lo hacemos bien, podemos crecer más de ese 5%, pero no es algo garantizado. Tenemos que trabajar.

¿Y cómo analizan el precio del cobre en torno a US$ 4? ¿Ven factores estructurales para que siga allí?

-Sin duda es un aumento muy significativo, pero, de nuevo, no es algo garantizado. Uno ve en la historia del precio del cobre mucha volatilidad, por eso hemos dicho que tenemos que ser prudentes. Si efectivamente el cobre se queda arriba por un buen tiempo, tendremos más inversión y más gasto fiscal, porque tenemos más recaudación, pero debemos esperar a ver cómo será este ciclo. Todavía nos falta información.

“Tenemos un espacio para llegar a acuerdo en pensiones”

Parte marzo y se retomará la discusión sobre la reforma de pensiones. ¿Hay de verdad alguna posibilidad de acuerdo?

-Para nosotros es muy importante poder mejorar las pensiones de los chilenos y de la clase media en particular, en el corto plazo. Y entiendo que a la oposición también le interesa lo mismo. Por eso vemos que tenemos un espacio para llegar a acuerdo en la reforma de pensiones. Eso sería muy bueno para el país, porque demostraría que nos ponemos de acuerdo en cosas relevantes. Por eso vamos a seguir haciendo todo lo posible por alcanzarlo.

¿Pudo avanzar algo con la oposición este mes?

-Conversamos con algunos de ellos y vamos a retomar en los próximos días. El otro día estuvo acá la senadora Rincón. Ella vino a plantear temas de pensiones y tuvimos una buena reunión. Espero que ese diálogo continúe. Sin que necesariamente estemos de acuerdo, podemos tratar de entendernos.

¿El gobierno va a hacer pronto un nuevo planteamiento o va a insistir con el proyecto que está en el Congreso?

-La política tiene sus vaivenes, a veces estamos más cerca, otras más lejos. Lo que sí creo es que, más allá de que logremos un acuerdo o no, tenemos que tratar de avanzar y aumentar esas pensiones, esa es nuestra meta. Ojalá tengamos el acuerdo, porque eso lo haría bastante más fluido. Pero si no hay acuerdo en pensiones, vamos a tener que buscar la forma de seguir adelante y ahí tenemos que evaluar el cómo.

¿Será posible ese acuerdo en marzo o en el primer semestre?

-Ojalá lo tengamos, pero si no lo tenemos, vamos a tener que seguir avanzando.

Propuesta de Jackson por cobre: “Hay que ser más cautos”

Ante el incremento del cobre, el diputado Giorgio Jackson propuso hacer una reforma tributaria exprés para extraer más renta. ¿Qué le parece?

-Me parece válido que se planteen estos temas y se conversen, pero lo que sí, por lo que ya hablamos, es una discusión que necesita madurar más de tiempo, porque no sabemos cuan volátil es este aumento del cobre. Podemos estar hablando de rentas o mayores ingresos que podrían no estar ahí. Hay que ser más cautos y pacientes. Además, la segunda pregunta es, incluso si este ciclo fuera persistente, cómo es la comparación internacional. Cuál es la carga impositiva del sector en otras partes del mundo, porque los capitales mineros son móviles.

¿Avanzará en remover exenciones tributarias, luego del trabajo que entregó la comisión liderada por Rodrigo Vergara?

-Con respecto a los cambios tributarios, las prioridades para el país en este momento son otras, que son las que hablamos. Pero eso no significa que no sigamos trabajando en los otros temas. Recibí el informe de exenciones tributarias y aprovecho de agradecer a los miembros de la comisión. Lo que sí, cuando uno mira ese informe, ve que faltan números sobre el impacto de esos cambios y algunos en materia de recaudación , que es información no disponible. Entonces, armamos una mesa de trabajo entre Hacienda, Dipres y el SII para buscar esos números para después, eventualmente, tomar decisiones.

Pero en el Senado la oposición quiere avanzar con el tema y la Comisión de Hacienda recibirá el informe.

-No es un tema que esté descartado, pero primero necesitamos tener buenos números sobre la mesa. Luego de eso puede haber una discusión en el Congreso, y dependiendo de los planteamientos y de si hay o no puntos de acuerdo, veremos si seguimos adelante con esto, en qué momento, etc. Por lo tanto, no es un tema que hayamos parado, pero falta más trabajo para después analizar y tomar las mejores decisiones. P

“Mi perfil es más técnico y no tanto el comunicacional”

Está cumpliendo un mes a cargo de Hacienda. ¿Cómo ha sido este tiempo de instalación?

-Es una responsabilidad enorme, que se siente la verdad, y uno trata de estar a la altura de otros ministros de Hacienda que hicieron una gran labor y de la situación que enfrenta el país. En ese contexto, este primer mes ha sido muy importante, porque me ha permitido pensar los desafíos que se nos vienen por delante y los caminos para abordarlos, de la mano de muchas conversaciones con los otros ministros, pero sobre todo con el Presidente Piñera. Eso me ha dado un primer eje respecto de cómo ir haciendo las cosas. También he conversado con muchas organizaciones para entender cómo apoyar de la mejor forma en la reactivación. De trabajadores y de empresarios grandes y chicos, y también de mujeres, porque ellas han estado en el centro de la crisis laboral. Por último, también he buscado robustecer los equipos internos del ministerio.

¿Y por qué tantos cambios en el equipo? ¿Usted quiso trabajar con otras personas?

-El ministro Briones formó un buen equipo acá y yo he seguido trabajando con varios de ellos, pero hubo otros que partieron a acompañarlo en su campaña. Pero para mí también es relevante armar un equipo de confianza y que se ejerza la meritocracia. Acorde con ello, varias personas que ya estaban en el ministerio ahora tomaron jefaturas.

Usted se estrenó esta semana en la encuesta Cadem, marcando un 40% de conocimiento y de aprobación, pero con un rechazo mayor a eso. ¿Le preocupa?

-Yo quiero ser muy respetuoso de lo que las personas opinan de uno y, por lo tanto, creo que sí hay que mirar ese tipo de cosas, preocuparse y tratar de hacer cada día lo mejor, para tener la mayor aprobación posible. En mi caso, eso es tratar de reactivar la economía y seguir con la red de protección social. Si el día de mañana las personas no me evalúan tan bien, lo entiendo, porque también tengo un rol de cuidar la responsabilidad fiscal y a veces esas no son buenas noticias. Pero ojalá la gente entienda que, junto con el corto plazo, también tengo que resguardar el mediano plazo. Lo único que puedo prometer a las personas y al Presidente es que voy a trabajar y esforzarme al máximo para ayudar a mi país.

¿Tiene alguna aspiración política como su antecesor?

-Mi antecesor efectivamente termina como candidato presidencial, pero cuando ingresó acá no venía con esas aspiraciones, sino que es algo que se fue dando y lo felicito. En mi caso, siempre he pensado mi vida de otra forma. Mi camino siempre ha sido la academia y el mundo técnico. Hay otras personas que tienen mucho mayor talento para la política que yo. Ahora, no desconozco que hoy mi labor también es política y desde ese punto de vista voy a dar lo mejor.

Usted también tiene un perfil menos mediático que el exministro Briones. ¿Eso le puede jugar en contra?

-Efectivamente, mi perfil es mucho más técnico y no tanto el comunicacional, por lo que me voy a tener que esforzar. Tengo claro que es un desafío, principalmente, porque es importante que las personas entiendan nuestro mensaje.

¿Lo veremos entonces más seguido en matinales?

-No es una meta para mí, pero si eso ayuda a comunicar lo que estamos haciendo en el gobierno, lo haré.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.