El acuerdo de seguridad nacional con TikTok sufre más retrasos mientras crece la preocupación por los riesgos

TikTok afirma que espera concluir a tiempo su acuerdo con el gobierno estadounidense. FOTO: JESSICA PONS/ THE WALL STREET JOURNAL

Funcionarios estadounidenses afirman que la popular plataforma de redes sociales plantea una serie de problemas de seguridad, incluyendo cómo TikTok podría compartir información relacionada con el algoritmo que utiliza para determinar qué videos mostrar a los usuarios, y el nivel de confianza que Washington tendría que depositar en la empresa.


WASHINGTON- Un posible acuerdo entre el gobierno de Joe Biden y TikTok -esperado para fin de año- se ha topado con más retrasos, según personas relacionadas con la situación, a medida que crece la preocupación por los problemas de seguridad nacional que los funcionarios estadounidenses dicen que plantea la popular aplicación.

La revisión se ha alargado en medio de una serie de preocupaciones, incluyendo cómo TikTok podría compartir información relacionada con el algoritmo que utiliza para determinar qué videos mostrar a los usuarios, y el nivel de confianza que Washington tendría que depositar en la empresa, aseguraron estas personas. Los funcionarios estadounidenses no han vuelto a TikTok con demandas adicionales para abordar las preocupaciones recientes, dijeron algunas de las personas, dejando el camino a seguir poco claro.

Una representante de TikTok comentó que la compañía está esperando una “conclusión oportuna de nuestro acuerdo con el gobierno de EE.UU., gran parte del cual ya hemos comenzado a aplicar en serio, para que podamos poner estas inquietudes de lado”. Sostuvo también que el gobierno no ha compartido con la empresa ninguna preocupación pendiente.

El retraso está aumentando los riesgos políticos para TikTok y su propietario, ByteDance Ltd., con sede en Beijing, ya que tanto los funcionarios del gobierno de Biden como los republicanos del Congreso, recién investidos de poderes, amplifican su retórica sobre la firma. ByteDance ha gastado alrededor de US$ 9 millones en actividades de lobby en Washington en los dos últimos años, de acuerdo a los informes.

La empresa ya había alcanzado un acuerdo provisional con el gobierno estadounidense este verano, pero altos funcionarios estadounidenses, incluidos los del Departamento de Justicia, no creen que el pacto propuesto sea adecuado, según las fuentes con conocimientos en el asunto.

La parte estadounidense de las negociaciones está dirigida por el Comité de Inversiones Extranjeras en EE.UU., un panel secreto del gobierno que revisa los acuerdos comerciales por motivos de seguridad. El objetivo de las conversaciones ha sido reducir la influencia del gobierno chino en la operación estadounidense, sin romper por completo los lazos chinos de TikTok, de acuerdo a personas familiarizadas con las discusiones.

Ambas partes habían acordado en términos generales que los datos de TikTok sobre los usuarios de EE.UU. se almacenarán en los servidores de Oracle Corp. en EE.UU. TikTok, por su parte, ha dicho que espera eliminar los datos privados de los usuarios de EE.UU. de sus propios centros de datos en Virginia y Singapur, ya que dificulta para almacenar totalmente los datos con la infraestructura en la nube de Oracle.

La red social ha señalado también que el acceso a los datos de EE.UU. por parte de cualquier persona fuera de una división de nueva creación que rige la seguridad de los datos del país, estaría limitado y sujeto a sus protocolos, controlados y supervisados por Oracle.

Los defensores de TikTok dicen que el acuerdo daría al gobierno de EE.UU. el control y el acceso a mucha más información sobre TikTok de la que tienen con cualquier empresa estadounidense de redes sociales.

Sin embargo, algunos funcionarios del gobierno han tratado de hacer cualquier acuerdo de seguridad de TikTok más estricto en algunos aspectos, en respuesta a lo que dicen que son crecientes preocupaciones sobre el acceso de TikTok a los datos de los consumidores y su uso potencial para las operaciones de influencia, de acuerdo con las personas relacionadas con el asunto. Los republicanos, por su parte, han empezado a presionar para prohibir la aplicación por completo.

Según la representante de la firma, TikTok no recopila el historial de búsqueda y navegación fuera de la aplicación. La empresa sí recopila información dentro de la aplicación para que funcione correctamente, explicó, como por ejemplo, devolver resultados de búsqueda relevantes y garantizar que a un usuario no se le muestren los mismos videos más de una vez.

El expresidente Donald Trump intentó prohibir TikTok, a menos que pasara a ser propiedad de Estados Unidos. El Presidente Biden revocó esas órdenes tras su toma de posesión, alegando que eran inaplicables a raíz de los desafíos legales.

Prometió entonces un plan para hacer frente a los riesgos de seguridad de TikTok y otras aplicaciones basadas en países adversarios. El acuerdo que están negociando TikTok y el actual gobierno forma parte de ese plan más amplio. Otra parte -la publicación por parte de la administración de normas más generales para el tratamiento de datos por aplicaciones basadas en países potencialmente hostiles- podría producirse pronto, según algunas personas relacionadas con el asunto.

El director del FBI, Christopher Wray, mencionó la posibilidad de que el gobierno chino utilizara TikTok para recopilar datos sobre usuarios estadounidenses. FOTO: CARLOS OSORIO/ASSOCIATED PRESS

A su vez, la vicefiscal general Lisa Monaco dijo recientemente que las empresas chinas conectadas con la burocracia de inteligencia del país “no deberían ser confiables para manejar de forma segura nuestros datos personales y comunicaciones sensibles.”

Además, altos funcionarios del gobierno han expresado su profunda preocupación por los problemas de seguridad asociados a TikTok.

“Al FBI le preocupa la aplicación desde el punto de vista de la seguridad nacional”, declaró el viernes Christopher Wray, director de la Oficina Federal de Investigación, en la Universidad de Michigan. Citó la posibilidad de que el gobierno chino la utilice para recopilar datos sobre usuarios estadounidenses o manipular su algoritmo de recomendaciones para difundir propaganda o influir en los usuarios de forma más generalizada. También podría utilizarse para acceder a otros programas de los dispositivos de los usuarios y ponerlos en peligro.

Es probable que cualquier acuerdo al que llegue el gobierno de Biden con TikTok esté sujeto a la aprobación de Beijing, que no quiere que las empresas estadounidenses tengan acceso al algoritmo secreto de la red social y a otra propiedad intelectual que ha hecho tan popular a la aplicación. A su vez, los responsables de ByteDance no han consultado al gobierno chino sobre un posible acuerdo con Estados Unidos mientras duren las negociaciones, según fuentes relacionadas con el asunto.

Con respecto a los legisladores republicanos, estos han intensificado su retórica sobre TikTok y se preparan para presentar una ley que prohíba la aplicación en Estados Unidos, una medida que probablemente tendría una base jurídica más sólida que el mecanismo que intentó utilizar Trump. Han prometido llevar a cabo una supervisión rigurosa de las acciones del gobierno de Biden, lo que aumenta las apuestas políticas para la Casa Blanca.

Los representantes James Comer (republicano de Kentucky) y Cathy McMorris Rodgers (republicana de Washington), dos influyentes presidentes entrantes del comité, iniciaron una investigación sobre TikTok durante el verano. En noviembre, el representante Mike Gallagher (republicano de Wisconsin) y el senador Marco Rubio (republicano de Florida) dijeron que propondrían una ley para prohibir el uso de TikTok en EE.UU. Además, Rubio criticó a Biden por seguir trabajando con personas influyentes de TikTok y con la plataforma.

Los ayudantes de Gallagher, por su parte, señalaron que los riesgos de seguridad nacional superan el entretenimiento y los ingresos que los estadounidenses obtienen de TikTok. Los ayudantes afirmaron que las aplicaciones de redes sociales en general suben y bajan de popularidad rápidamente, y que los estadounidenses pueden encontrar fácilmente una alternativa a TikTok.

Algunos congresistas demócratas también han expresado su inquietud por TikTok. El senador Mark Warner (demócrata de Virginia) comparte la preocupación por las posibles operaciones de influencia, manifestó su representante, Rachel Cohen. “Creo que el Departamento de Justicia está tratando de encontrar una respuesta. Voy a echar un vistazo a una solución, pero tienen una enorme montaña que escalar”, aseguró Warner en Fox News el mes pasado.

TikTok es propiedad de ByteDance, con sede en Beijing, que ha gastado unos US$ 9 millones en ejercer presión en Washington en los dos últimos años. FOTO: NG HAN GUAN/ ASSOCIATED PRESS

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.