Exgerente de CLC Fredy Jacial contraataca: tras ser sobreseído presenta querella calumniosa contra Alejandro Gil

Hace ocho meses, Jacial fue sobreseído de una acción judicial interpuesta por el actual presidente de Clínica Las Condes. Lo acusaba de haber recibido más pacientes Covid de los exigidos por la autoridad, causando un perjuicio millonario a la entidad. Ahora, sin causas pendientes, tomó la posta: el lunes se querelló contra Gil y el ex gerente Jerónimo García, por imputarles un hecho falso.




Un nuevo capítulo empezó a escribirse la semana pasada. Fue hace un año cuando el actual presidente de Clínica Las Condes (CLC), Alejandro Gil, se querelló en contra del exgerente general, Fredy Jacial, a quien acusó de recibir más pacientes Fonasa de los exigidos por la autoridad durante la pandemia del Covid-19; causando un perjuicio millonario a la clínica. La acción judicial se diluyó poco a poco, hasta terminar con el sobreseimiento definitivo de Jacial…pero el tema no concluyó ahí.

El lunes de la semana pasada, el exgerente general tomó la posta. Interpuso una querella contra Alejandro Gil y el, en ese entonces, gerente general, Jerónimo García, quien dejó la clínica en abril. A ambos los acusa de haber presentado una querella calumniosa. En líneas generales: de imputarle falsamente un hecho objetivamente típico y actualmente punible. “Interpongo querella criminal en contra de Alejandro Gil Gómez, Jerónimo García Bacchiega, y de todos quienes resulten responsables como autores, cómplices o encubridores de los hechos que se describirán, los que constituyen el delito de querella calumniosa”, señala la acción judicial interpuesta ante el 4° Juzgado de Garantía.

Una larga historia

Fredy Jacial llegó a CLC de la mano de Alejandro Gil. Se conocían hace años. A fines de 2019, luego que el grupo Auguri –liderado por la pareja de Gil, Cecilia Karlezi- tomara el control de la clínica, Alejandro llegó al directorio. Jacial también. Al poco andar, en mayo de 2020, pasaría a ser gerente general; cargo en el que permanecería hasta agosto de ese año.

En marzo de 2020, estalló la pandemia y la autoridad asumió el control de una red que integró a todos los prestadores de salud, tanto públicos como privados. Según se lee en la acción interpuesta por Jacial, en ese entonces el gobierno detectó que algunos prestadores privados no estaban aumentando su capacidad de camas críticas en los niveles que en ese momento requería el país y les exigió ponerse al día. Si el sistema público, había duplicado la cantidad, en la atención particular con atención cerrada y unidades de alta complejidad, el alza bordeaba el 10%, dijo el ministro de Salud de ese entonces, Jaime Mañalich, recuerda la querella.

El 17 de mayo de 2021, Gil en calidad de presidente y Jerónimo García, como gerente general en ese momento, presentaron una querella contra de Fredy Jacial y contra todos quienes resultaran responsables por un supuesto delito de administración desleal. En líneas generales, se le acusaba de admitir un número significativo de pacientes Covid por sobre el límite impuesto por el gobierno, lo que habría generado un perjuicio económico a la clínica de unos $ 8.598 millones.

“Pese a la gravedad de la acusación dirigida en contra del señor Jacial y el alto monto del perjuicio supuestamente ocasionado a CLC, en la querella suscrita por los señores Gil y García no se ofreció acompañar ningún documento que permitiera sustentar su imputación”, se lee en la acción judicial interpuesta por Jacial. “Durante los días siguientes, la querellante tampoco acompañó a la Fiscalía antecedentes que permitieran dotar a su libelo de verosimilitud”, añade.

Tal fue así que el 4 de junio de 2021 el Ministerio Público le requirió expresamente al abogado querellante una serie de antecedentes, entre los que se encontraban las actas de las sesiones de directorio citadas, contratos de trabajo de quienes se desempeñaron como gerentes generales durante el periodo investigado y la forma en que se había llegado a determinar el supuesto perjuicio patrimonial denunciado. CLC –dice la querella de Jacial- no dio respuesta a lo solicitado por la Fiscalía dentro del plazo de 20 días otorgado para ello. “Es más, CLC solo respondió dicho requerimiento más de dos meses después, el día 19 de agosto de 2021, cuando ya se encontraba fijada audiencia para debatir el sobreseimiento definitivo de la causa solicitado por la defensa del señor Jacial”.

Lo mismo ocurrió con un segundo requerimiento de antecedentes el que solo fue respondido cinco días antes de la audiencia de sobreseimiento.

El 20 de septiembre pasado, el ex gerente general fue sobreseído. Y el tribunal condenó a CLC a pagar las costas del proceso. Además, en enero se sancionó a la clínica con el pago de 199 UF en favor de Jacial. El fallo aseguró que CLC “no tuvo razón para interponer una querella por los hechos que describió en su libelo”.

En esa resolución, la magistrada aseguró que la acción afectó el prestigio profesional de Jacial. “Era evidente que un hecho de esta envergadura, una denuncia en contra de quien era gerente general de CLC por los hechos que se reseñaron, era un hecho que tendría impacto en la opinión pública y en los medios de comunicación social”, subrayó la jueza.

De hecho, en el contexto de la investigación se estableció que actuó conforme a la normativa vigente, “sin observar en su conducta que se haya desplegado alguna actividad en torno a perjudicar a Clínica Las Condes”, consigna la acción judicial de Jacial. “Resulta claro que la imputación sostenida por los señores Gil y García en la querella de CLC es falsa, careciendo de todo sustento fáctico y normativo”, agrega.

Con todo –señalan- “los hechos descritos previamente configuran el delito de querella calumniosa previsto y sancionado en el artículo 211 CP”. “En este caso, don Alejandro Gil Gómez y don Jerónimo García Bacchiega imputaron falsamente al señor Jacial Ellis un comportamiento que, de ser efectivo, habría configurado el delito de administración desleal respecto al patrimonio de una sociedad anónima abierta, hipótesis sancionada con una pena de crimen”, destacan.

Dado ello, los abogados de Jacial -liderados por Trinidad Luengo- acusaron querella calumniosa. “Pido tener por interpuesta querella criminal en contra de Alejandro Gil Gómez, Jerónimo García Bacchiega y de todos quienes resulten responsables como autores, cómplices o encubridores del delito de querella calumniosa; admitirla a tramitación y remitirla al Ministerio Público, para que el órgano persecutor investigue, formalice y acuse a los querellados y demás responsables por los hechos que le sirven de fundamento, solicitando en la oportunidad procesal correspondiente el máximo de las penas que el legislador ha establecido para ese delito”.

Los abogados de Jacial pidieron al tribunal que se cite a declarar a Gil, García, y a los directores y exdirectores Jonás Gomez Pacheco, Paola Bruzzone, Juan Gamper, Carlos Lizana, Juan José Subán, Renata Harasic, Juan Enrique Allard, Christian Traeger y Jaime Mañalich.

El miércoles pasado, la querella fue declarada admisible.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.