Freno económico: actividad vuelve a niveles de julio de 2021 y expertos anticipan caída del Imacec en agosto

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

De acuerdo al Banco Central, la actividad económica subió apenas 1% en 12 meses, su alza más acotada desde principios de 2021. Con esto, la serie desestacionalizada cayó 1,1% respecto del mes precedente, su peor caída mensual en más de dos años, y completa 7 de los últimos 8 meses con bajas. Para el octavo mes del año, las estimaciones apuntan a una caída interanual de entre 1,2% y 1,5%.


La economía entró derechamente a su proceso de desaceleración o ajuste dejando atrás las altas tasas de crecimiento que exhibió durante buena parte de 2021 y que se extendió hasta el primer semestre de este año. El aterrizaje ya está en marcha. La primera señal se dio en el crecimiento de junio con un alza de 3,3% y en julio, esa trayectoria de frenazo se aceleró.

De acuerdo al Banco Central, la actividad económica subió apenas 1%, su nivel más bajo desde principios de 2021. Con esto, la serie desestacionalizada cayó 1,1% respecto del mes precedente, la mayor baja desde mayo de 2020, en los peores meses de la pandemia.

En este contexto, el índice desestacionalizado llegó a su nivel más bajo desde julio de 2021. Además, el indicador ajustado por estacionalidad registra caídas mensuales en siete de los últimos ocho meses (salvo marzo), es decir, cada mes la economía está más baja que el mes anterior.

En el detalle de la variación interanual se menciona que el aumento del Imacec se explicó principalmente por las actividades de servicios. En contraste, el comercio y la minería cayeron, compensando parcialmente el resultado anterior. Por su parte, la caída del Imacec en términos desestacionalizada fue incidida por los servicios y la minería.

Los economistas coinciden en que ya la desaceleración llegó e incluso resaltan que se acentuó con la caída de 1,1% que registró la actividad en términos desestacionalizada. “Se confirma y agudiza, sobre todo al observar la significativa caída del Imacec de -1,1% en su medición mensual. “Que el crecimiento anual haya sido positivo fue un accidente meramente estadístico”, afirma el economista de Euroamerica, Felipe Alarcón.

Felipe Ruiz, economista de Bci, puntualiza que “en este registro, se reconoce una contracción algo más marcada de lo anticipado en la minería y en el consumo, siendo este último un reflejo de la recesión esperada para la demanda interna”.

En Scotiabank argumentan que el bajo Imacec se debió “en parte al bajo dinamismo de servicios personales, especialmente salud y educación, que junto con la menor demanda por atenciones de salud en el mes sufrió el efecto de una semana adicional de vacaciones de invierno en los colegios”. Y agregan que “el ajuste a la baja de la actividad sigue siendo saludable, condicional a que se respete la consolidación fiscal este año en un contexto de fragilidad económica y un mercado laboral que está mostrando un menor dinamismo”.

Priscila Robledo, economista jefe en Fintual, destaca en su análisis que la caída desestacionalizada de 1,1% que tuvo la actividad es “la mayor desde el impacto inicial de la pandemia en marzo-mayo de 2020, y es también mayor que el -0,5% que esperaba el consenso de los analistas”.

Piñera-en-empresa-Tusa-6111653.jpg
Andres Perez - Andres Perez

¿Cómo seguimos?

“Lo peor está por venir”, dicen en Scotiabank. Explican que “el exceso de liquidez que había en el primer semestre ya fue utilizado y el mercado laboral ha perdido dinamismo en lo más reciente. A partir de agosto, la actividad económica comenzará a mostrar caídas interanuales que se extenderían al menos hasta la segunda parte del próximo año”.

En Santander prevén una caída en agosto. “Los sectores ligados al consumo seguirán retrocediendo conforme los ingresos laborales se han debilitado, el exceso de liquidez ha sido drenado y el crédito sigue muy castigado”, dicen. Argumentan que “los sectores asociados a la inversión también tendrán disminuciones por cuanto este componente de la demanda sigue muy castigado”.

Así, la variación mensual que esperan en términos mensuales es -0,5% y con ello, la variación anual del Imacec sería en torno a -1,5%, la primera cifra negativa desde la pandemia. “De ahí en adelante, veremos tasas negativas hasta, por lo menos, la segunda parte del próximo año”, puntualizan.

Felipe Alarcón espera una contracción de 1,3% y Pavel Castillo, Gerente Intelligence en CORPA menciona que luego de este Imacec se ajustó a la baja las expectativas para agosto. Ahora esperan una caída de -1,2% en 12 meses, y una contracción de -0,9% para el tercer trimestre del año.

Felipe Ruiz, prevé registros negativos para los próximos meses en términos anuales y “el crecimiento PIB del tercer y cuarto trimestre se ubicaría en torno a -2%, respectivamente”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este domingo se llevó a cabo la 4ª versión del Creating Games Fest. El evento sumó de concursos, zona de arcade, puesto de ventas y empresas nacionales de la industria de los videojuegos.