La carta con la que el senador Carlos Montes explica su rechazo al cuarto retiro, tal cual está ahora, y los cambios que pide

Foto: Mario Tellez / La Tercera

“No puedo aprobar una medida que todos sabemos va a producir efectos tan negativos para el país”, expresó el senador PS en un texto que desde hace días circula entre dirigentes de partidos. Montes se opone al proyecto que fue aprobado por la Cámara de Diputados y llamó a sus colegas a "construir una salida distinta que limite los efectos negativos de esta medida y asegure que el ciclo de los retiros termine realmente aquí". Y agregó: " Todos sabemos que después del cuarto retiro se levantará la presión por el quinto, sexto, y así hasta que se terminen los fondos".


“Estoy consciente de que hay una enorme mayoría del país que espera este proyecto y sé que la oposición se ha inclinado por aprobarlo. No pretendo imponer mi voluntad contra la de todos los demás, pero creo tener argumentos y trayectoria para llamar a mis colegas en el parlamento a construir una salida distinta que limite los efectos negativos de esta medida y asegure que el ciclo de los retiros termine realmente aquí”. Con esas palabras el senador Carlos Montes (PS) finaliza una carta de cuatro páginas que desde hace días circula entre dirigentes de los partidos, en la que expone sus argumentos para rechazar el actual proyecto que busca retirar, por cuarta vez, otro 10% de los fondos previsionales.

En el texto, el senador PS expone que “el análisis para evaluar el apoyo o rechazo a un cuarto retiro no puede sólo centrarse en la elección presidencial y parlamentaria. Tenemos que actuar poniendo al centro el interés de las mayorías y del país, aunque ello tenga costos”.

Y añade que, “en estas condiciones, apoyar tal como está la propuesta de la Cámara de Diputados respecto al cuarto retiro me resulta imposible. Por responsabilidad, no puedo aprobar una medida que todos sabemos va a producir efectos tan negativos para el país. Por respeto a las personas que han votado por mí en tantas elecciones y por la tradición socialista de la que soy parte, me niego a refrendar pasivamente una decisión que es contraria al interés de los que viven de su sueldo”.

Según el dirigente, “la política tiene la responsabilidad de enfrentar los desafíos del país compatibilizando las decisiones de hoy con los impactos que éstas tienen en el mediano y el largo plazo, arbitrando soluciones que respondan a las necesidades de grupos específicos sin descuidar el interés del conjunto de la sociedad. No lo estamos haciendo bien y mi llamado es a no seguir en lo mismo”.

A su juicio, la aprobación del cuarto retiro puede aliviar la situación de miles de personas, pero “puede también perjudicar a muchas otras con el impacto que causará en el costo de la vida y la economía. Más grave aún, los mismos que hoy se benefician pueden verse perjudicados en el largo plazo por el efecto acumulado de los retiros en la viabilidad de un nuevo sistema previsional: mientras más retiros hagamos, más difícil será tener pensiones dignas, justas y solidarias para todas las personas”.

Cabe recordar que la Superintendencia de Pensiones ha advertido que si se aprueba un nuevo giro del 10%, la pensión de una mujer caería un 37%, versus sin retiros, mientras que la de un hombre, en cambio, bajaría en 28,5%. En tanto, el Banco Central alertó que “el costo económico de los retiros ha dejado de ser una hipótesis o una advertencia. Tengamos claro que esto ya ha ocurrido, ha tenido un efecto concreto que ya se puede observar en variables como el IPC, las tasas de interés y el tipo de cambio”

Senadores de la Comisión de Constitución aprueban idea de legislar el cuarto retiro de AFP solo con votos de oposición
El cuarto retiro fue aprobado en general el pasado 26 de octubre por la Comisión de Constitución del Senado, pero luego deberá volver para ser revisado en particular.

En su carta, Montes apunta que “si hemos llegado a este dilema es principalmente por la incompetencia y confusión que ha mostrado el gobierno para enfrentar la crisis de la pandemia y para responder al malestar ciudadano que se expresó en el estallido social. Las necesidades y demandas ciudadanas no han tenido respuesta o la han tenido muy tarde y a cuentagotas. En consecuencia, la rabia y la desconfianza en la política se han acumulado, y las personas han terminado aferrándose a soluciones efectistas y de corto plazo, como los retiros”.

“Por todas estas razones, los retiros son un tipo de política pública que no comparto. Si apoyé los proyectos anteriores fue porque no existía otra alternativa para aliviar las dificultades que estaba pasando la gran mayoría de las familias chilenas. Ahora, la situación es diferente. Vamos saliendo de la etapa más crítica de la pandemia, el empleo y la actividad están recuperándose y, en 2021, el IFE ha significado un apoyo público significativo para muchas familias”, dice el senador por Santiago.

Además, Montes hace hincapié en los efectos que está produciendo el último retiro en discusión. “El cuarto retiro, que es el peor de todos, representa fuertes riesgos para la capacidad del país de enfrentar estos desafíos. Antes del cuarto retiro ya están subiendo los precios y hay signos de una mayor inflación que afecta el poder de compra. También habrá impactos en el sector financiero. Se alteran los flujos, los precios de bonos y acciones, y los ahorros acumulados en el Fondo D y E se deterioran. Ya vemos los síntomas de eso. Y todo indica que los créditos y las deudas se están encareciendo”.

El senador se manifestó partidario de frenar el drenaje de recursos desde el sistema previsional. “Todos sabemos que después del cuarto retiro se levantará la presión por el quinto, sexto, y así hasta que se terminen los fondos. Mientras tanto, la discusión sobre un nuevo sistema de Seguridad Social sigue estancada”.

El proyecto que busca permitir el retiro de los fondos de pensiones por cuarta vez fue aprobado en general el pasado 26 de octubre por la Comisión de Constitución del Senado, pero considerando que no fue discutido en particular -a diferencia de los tres retiros anteriores-, ahora deberá ser votado en general en la Sala para luego volver a su revisión en particular en dicha comisión.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.