La SEC de EEUU suspende las ofertas públicas iniciales de firmas chinas hasta conocer los riesgos

Dijo que las recientes medidas del Gobierno chino contra las emisiones de acciones en el extranjero y su anuncio de mayores revisiones de la ciberseguridad son “relevantes para los inversionistas estadounidenses”.




La Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos suspendió las ofertas públicas iniciales de empresas chinas hasta que proporcionen más información sobre los riesgos de inversión.

El presidente de la SEC, Gary Gensler, dijo que las recientes medidas del Gobierno chino contra las emisiones de acciones en el extranjero y su anuncio de mayores revisiones de la ciberseguridad son “relevantes para los inversionistas estadounidenses”. Informó que le pidió al personal de la SEC que solicite información adicional a las empresas chinas antes de aprobar sus declaraciones de registro para vender acciones.

“Creo que este tipo de información es crucial para la toma de decisiones de inversión informada y está al centro del mandato de la SEC de proteger a los inversionistas en los mercados de capitales estadounidenses”, declaró Gensler el viernes en un comunicado.

Pekín ha tomado medidas drásticas contra las empresas privadas, incluido el floreciente sector de la educación privada, lo que ha provocado una venta masiva de acciones a medida que los inversionistas evalúan hasta dónde llegará el Gobierno para reforzar su control sobre la economía. Las pérdidas en las acciones chinas de tecnología y educación han superado US$1 billón desde febrero.

Mientras tanto, la SEC se ha enfrentado a una intensa presión del Capitolio para aumentar el escrutinio de las empresas chinas después de que las acciones de Didi Global Inc. se desplomaran a principios de este mes, perjudicando a los inversionistas estadounidenses. Tras la salida a bolsa de la empresa de transporte compartido en EE.UU., China anunció que estaba realizando una revisión de la seguridad. Los legisladores estadounidenses han instado a la SEC a investigar a Didi por no haber informado adecuadamente los riesgos a los inversionistas.

Las empresas chinas que cotizan en Nueva York han sido una lucrativa fuente de ingresos para los bancos de Wall Street que suscriben los acuerdos. Este año ya es el segundo mejor de la historia para este tipo de cotizaciones, con una recaudación de al menos US$15.700 millones, más que el total de 2020, según datos compilados por Bloomberg.

Pero China propuso a principios de este mes nuevas normas que exigen que casi todas las empresas que quieran cotizar en el extranjero se sometan a una revisión de ciberseguridad, una medida que mejoraría significativamente su supervisión. Este control más estricto ha echado por tierra los planes de cotización de muchas empresas chinas, que han acudido a EE.UU. por la mayor profundidad de sus mercados de capital, sus procesos de cotización más ágiles y una base de inversionistas más amplia.

Entre las víctimas de estas medidas se encuentra el gigante chino de bicicletas compartidas Hello Inc., que anunció a principios de esta semana que había descartado formalmente los planes para una OPI en EE.UU. Hello está respaldada por Ant Group Inc., del magnate chino de la tecnología Jack Ma.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.