Materias primas ‘on fire’: retornos son mayores al de las acciones y eso que las bolsas están en máximos históricos

El cobre acumula un alza de más de 95% en doce meses y aunque este retorno es más que significativo, no es tan impresionante como el 125% del gas natural o el 170% del petróleo.




El cobre es por estos días el commodity que más atención genera en Chile (y presumiblemente también en Perú, Australia y/o El Congo). No podría ser de otro modo toda vez que es el principal producto de exportación del país y buena parte de las esperanzas de mayores ayudas sociales están depositadas en las buenas perspectivas que hay para él.

Lo del cobre, no obstante, no es aislado. Es parte de un boom de materias primas que cruza al mundo de los metales, la energía y también la agricultura, y que tiene como gran soporte la evidente recuperación de las mayores economías del mundo gracias, a su vez, a las políticas expansivas, el fin de las cuarentenas y el proceso de vacunación (en el que Chile destaca).

El cobre acumula un alza de más de 95% en doce meses y aunque este retorno es más que significativo (en especial para nuestro país), no es tan impresionante como el 125% del gas natural o el 170% del petróleo, commodity también muy relevante para Chile debido a que importa cerca más del 90% de lo que consume.

El cobre tocó máximos de una década hoy, pero el Bloomberg Commodity Spot Index también.

Las alentadoras expectativas mundiales han empujado al alza a las bolsas. Wall Street ha roto en varias ocasiones máximos históricos este año mientras que las acciones mundiales se situaron en niveles récord hace muy poco. Sin embargo, las materias primas han sido más rentables aún. El índice MSCi World que reúne a unas 50 bolsas del mundo acumula un alza de 44% en doce meses, frente al 47% de las materias primas.

Bloomberg dijo que en el caso específico de los metales han subido a medida que aumenta la fabricación y el regreso de los automovilistas a las carreteras eleva los precios de la energía. En tanto, los precios de cultivos como el maíz, el trigo y el azúcar han aumentado ante la falta de agua que perjudica plantaciones en Brasil, Estados Unidos y Europa, mientras China devora los suministros. Los fondos de cobertura han estado aumentando sus apuestas alcistas sobre los productos básicos, lo que indica una renovada apuesta inflacionaria.

“Definitivamente hay optimismo para que una perspectiva económica mejorada conduzca a una aceleración de la demanda”, dijo en una entrevista Greg Sharenow, gerente de cartera de Pacific Investment Management Co. Las curvas de futuros para varios productos básicos apuntan a una escasez de suministros, agregó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.