Mercados mundiales viven peor día de 2021 por nueva variante del coronavirus y ven margen de reacción más acotado de bancos centrales y gobiernos

A screen above the floor of the New York Stock Exchange shows the closing number for the Dow Jones Industrial Average, Friday, Nov. 26, 2021. The Dow Jones Industrial Average lost 905 points. The S&P 500 index fell 2.3%, its worst day since September and the Nasdaq composite also had its worst drop in two months. (AP Photo/Richard Drew)

Los primeros efectos concretos han sido los cierres de frontera con el sur de África, lo que ha golpeado con especial fuerza al petróleo, con el WTI cayendo más de 13%.




La sensación en los mercados de que lo peor de la pandemia era cosa del pasado quedó sepultada en la jornada de este viernes. La nueva ola en Europa que venía generando cierta inquietud, se mezcló con el descubrimiento de una nueva cepa en Sudáfrica y ha desatado el pánico a nivel mundial, con el Dow Jones sufriendo una baja de 2,53% en su peor día el año, el IPSA sumándose a la mala jornada con una caída de 0,49% y el dólar subiendo 1,28% hasta $831,9.

Aunque aún están por verse las características de la nueva variante y su reacción frente a las vacunas, lo cierto es que los mercados ya se ponen en el peor escenario, advirtiendo que el soporte económico que en ese caso puedan prestar los países ya no es el mismo de antes.

“Lo que vemos hoy en las bolsas tiene que ver con el temor de que no hay muchas herramientas de política económica para poder enfrentar una nueva crisis. Los bancos centrales ya están de retirada con la política monetaria, en economías desarrolladas ya se está hablando de elevar tasas próximamente y en las en desarrollo ya se está subiendo tasas, mientras que por el lado fiscal los gobiernos tampoco tienen mucho margen”, explica Martina Ogaz, analista de inversiones de EuroAmerica.

Si bien algunos consideran que las últimas noticias sobre la pandemia podrían conducir a que particularmente la Reserva Federal tenga razones para detener la normalización de su política monetaria, Geoffrey Yu, estratega senior de mercado de BNY Mellon, también duda al respecto.

Consultado por CNBC, asegura que los movimientos del viernes muestran justamente que el temor es que no haya capacidad de reacción. “Todavía vamos a estar lidiando con esto durante algún tiempo y habrá rondas de aversiones al riesgo que afectarán a los mercados, debido a las preocupaciones sobre la pandemia”, agregó.

En una línea similar, Manuel Ugalde, jefe de estudios de XTB Latam, sostiene que “la reacción del mercado responde a que los inversionistas comienzan a asignar mayor probabilidad a un escenario donde la actividad económica vuelve a resentirse debido a nuevas medidas restrictivas”.

Sin embargo, el analista subraya que “difícilmente llegue a ser tan complejo como lo que vimos durante la primera parte de 2020″ y que “probablemente lo que ocurra sea más parecido a lo que vimos con la aparición de la variante Delta durante la última parte de 2020, donde el mercado norteamericano, por ejemplo, corrigió cerca de 10% para luego retomar su senda alcista al confirmar que no habría una disrupción drástica en la actividad económica ni en la movilidad”.

Medidas drásticas

El Reino Unido fue uno de los primeros en restringir vuelos con los países del sur de África.

De todas manera, los cálculos de los inversionistas internacionales en la jornada, que desatan una ola de ventas en la que Wall Street cede en torno a 2%, se dan en el marco de una reacción rápida de Europa frente a la nueva variante sudafricana.

Este viernes por la mañana, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, informó que “propondrán, en estrecha coordinación con los Estados miembros, activar el freno de emergencia para detener los viajes aéreos desde la región del sur de África”.

En tanto, en Alemania decidieron actuar sin esperar a sus compañero de la Unión Europea, limitando los viajes desde el Sur de África solo a sus ciudadanos, quienes al volver al país deberán cumplir una cuarentena de 14 días, independientemente de si están vacunados. Igualmente drásticas fueron las restricciones aéreas aplicadas por el Reino Unido, Italia, Holanda e Israel, a los que le seguirían más tarde Canadá y Estados Unidos.

Está primera reacción concreta a la nueva variante explica que el gran perdedor de este “viernes negro” sea el petróleo, con las mayores bajas diarias del año de 13,04% en el WTI y de 11,35% en el Brent, de manera que sus valores cayeron más de US$10 el barril, hasta US$68,17 y US$72,89, respectivamente.

En este escenario, además, resulta más complejo que la OPEP+ decida aumentar su producción en la reunión que sostendrá la próxima semana. La aparición de una nueva variante del covid que podría generar nuevos cierres y restricciones de viaje es precisamente el tipo de cambio en las condiciones del mercado que podría hacer que los ministros se desvíen de su plan” de agregar barriles, indicó Bob McNally, presidente de la consultora Rapidan Energy Group y exfuncionario de la Casa Blanca, según lo consignado por Bloomberg.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.