Microsoft planea recompra de hasta US$ 60 mil millones en acciones

A 3D-printed Microsoft logo is seen on a computer motherboard in this picture illustration taken July 22, 2021. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration

El más reciente plan de compra de Microsoft se produce después de que dos altos senadores demócratas propusieran un impuesto del 2% sobre las recompras de acciones corporativas como parte de un intento de ayudar a financiar un proyecto de ley de presupuesto de Estados Unidos.




Microsoft Corp., el mayor fabricante de software del mundo, anunció el mayor programa de recompra de acciones de su historia, por hasta US$ 60.000 millones, en un momento en que los legisladores estadounidenses están estudiando un impuesto sobre las recompras.

El reciente resurgimiento de la empresa le ha dado un valor de mercado superior a los US$ 2,2 billones, convirtiéndola en la segunda empresa más valiosa que cotiza en bolsa tras un alza del 35% de sus acciones durante 2021.

Su anterior plan de recompra, presentado en septiembre de 2019, fue de US$ 40.000 millones.

El más reciente plan de compra de Microsoft se produce después de que dos altos senadores demócratas propusieran un impuesto del 2% sobre las recompras de acciones corporativas como parte de un intento de ayudar a financiar un proyecto de ley de presupuesto de Estados Unidos de US$3,5 billones.

El posible impuesto, anunciado el viernes, fue dado a conocer por el presidente del Comité de Finanzas del Senado, Ron Wyden, de Oregón, y el presidente del Comité Bancario del Senado, Sherrod Brown, de Ohio, en un intento de impulsar la inversión de las empresas y reducir la evasión fiscal.

Aunque Microsoft no dijo en su comunicado del martes cómo financiaría la recompra, actualmente cuenta con más de US$ 130.000 millones de caja que ha utilizado para financiar adquisiciones y para impulsar los dividendos y las recompras.

La recompra actual no tiene fecha de vencimiento, y puede terminarse en cualquier momento. Microsoft también aumentó su dividendo trimestral en 6 centavos, a 62 céntimos por acción.

Microsoft también nombró al presidente y director jurídico, Brad Smith, como vicepresidente.

Smith, que se unió a Microsoft en 1993 y se convirtió en consejero general en 2002, seguirá reportando al presidente y director ejecutivo, Satya Nadella, informó el martes la compañía con sede en Redmond, Washington, en un comunicado. El nuevo rol de Smith lo convierte en vicepresidente de la compañía, no de la junta, y no se convertirá en director, dijo Microsoft.

En los últimos años, Smith ha asumido la supervisión de una lista cada vez más amplia de cuestiones políticas, gubernamentales y jurídicas en Microsoft, incluidas las relaciones con Gobiernos extranjeros como el de China, las donaciones políticas y los programas para ampliar el servicio de banda ancha rural y el acceso a las competencias laborales.

También ha sido un destacado representante de los puntos de vista de Microsoft sobre la sostenibilidad, la inmigración, los derechos de voto, los pagos de los motores de búsqueda de noticias y la privacidad de los datos.

Smith, que pasó años trabajando para resolver las disputas antimonopolio de Microsoft en todo el mundo, ha ayudado hasta ahora a alejar a la empresa de la nueva ola de escrutinio regulatorio que ha perseguido a rivales como la matriz de Google, Alphabet y Amazon.

Desde que Nadella tomó el timón de Microsoft en 2014, ha revitalizado el liderazgo de la compañía en la industria tecnológica al crecer en negocios clave como la computación en la nube, las aplicaciones móviles y la inteligencia artificial.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.