Swell Capital: La propuesta de reorganización que no convence a todos los acreedores

Este viernes 19 de noviembre esta citada una nueva junta de acreedores, a las 11:00 horas, igual que la anterior. Sin embargo, hasta ahora se mantienen las negociaciones pues el eje del planteamiento no convence a los acreedores.




El pasado lunes 8 de noviembre a las 11:00 horas se llevó a cabo la junta de acreedores de la fallida gestora Swell Capital. A la cita llegaron 41 acreedores, representantes del 100% de pasivos con derecho a voto, equivalente a $6.319.694.023. Sin embargo la junta no duró más de media hora, pues los asistentes en su mayoría votaron por suspenderla para continuar analizando la propuesta de reorganización presentada por la compañía. Hasta ahora no hay acuerdo y las negociaciones continúan.

Fue a fines de junio cuando Octavio Gamboa se autodenuncio ante el Ministerio Público por manipulación y uso de garantías de clientes en los fondos Norswell e Intra Trade, gatillando una crisis que hoy tiene a su empresa, Swell Capital, en proceso de reorganización judicial y a sus exsocios Juan Luis Montalva y Nicolás Iglesis, tratando de mantenerla a flote mientras negocian con sus acreedores.

La última propuesta de reorganización presentada por Swell a sus acreedores contempla la capitalización de las acreencias. Esto, mediante un aumento de capital, el que considera el incremento del capital en $6.007.450.047, emitiendo para ello nuevas acciones que se dividirán en una serie A y una serie B.

Con esto, se busca que las actuales 1.200 acciones en las que se divide el capital social se canjeen por nuevas acciones de la serie B, es decir quedarán en manos de los dos socios actuales. Pero los acreedores recibirán acciones serie A, las que no quedarán pagadas pues irán contra la capitalización de las acreencias

Esta serie A tendrá como preferencia derecho a percibir el 100% del recupero de la cuenta por cobrar que Swell tiene con Inversiones Boris Ltda.; (ii) percibir el 100% del retorno del capital destinado a invertir en las estrategias desarrolladas por Swell para el negocio de venta de señales de inversión, y la devolución del 50% del mismo; (iii) percibir el 40% del retorno del negocio de venta de señales de inversión; y (iv) participar en el gobierno corporativo de Swell con derecho a elección de 3 de los 5 miembros del directorio de la sociedad.

La serie B, en tanto, quedará en manos de dos de los actuales accionistas de Swell por un monto de $214.000.000, y tendrá derecho a : (i) recibir el 50% de la devolución del capital destinado a invertir en las estrategias desarrolladas por Swell para el negocio de venta de señales de inversión; (ii) percibir el 60% del retorno del negocio de venta de señales de inversión; (iii) participar en el gobierno corporativo de Swell con derecho a elección de 2 de los 5 miembros del directorio.

Es justamente la capitalización de las acreencias el aspecto que no convence a parte importante de los acreedores, por lo que durante estos días se han llevado a cabo negociaciones para modificar la propuesta.

Imagen fiscalia metropolitana oriente
El 20 de julio a las 9:10 de la mañana, Octavio Gamboa, quien se autodenunció por una serie de delitos que tienen a Swell Capital en proceso de reorganización y sometida a querellas de parte de sus aportantes, declaró ante el fiscal del caso Felipe Sepúlveda.

Cabe recordar que, además, la caída de Swell involucró a Sartor, pues ésta última era la administradora de los fondos, pero cuya gestión primaria recaía en Swell. Fue en septiembre cuando entre Sartor y los aportantes de los fondos llegaron a un acuerdo: la oferta de compra, por parte de Sartor, de la totalidad de las cuotas en los Fondos antes señalados, como una manera de anticipar el resultado de los juicios que se han iniciado contra Swell Capital SpA y/o sus personas relacionadas por los hechos constitutivos de delito.

La continuidad de Swell

Uno de los aspectos clave de la propuesta es asegurar la continuidad de la gestora. Así, el texto de la propuesta plantea que Swell se dedicará hacia el futuro principalmente en dos líneas de acción: perseguir y gestionar judicialmente la cuenta por cobrar contra Inversiones Boris Limitada, Octavio Gamboa Fernández y otros; y el desarrollo de un negocio de venta de señales de inversión”, dice el documento.

En esa línea, la iniciativa detalla que Swell ha interpuesto e interpondrá las acciones judiciales que estime necesarias para determinar la responsabilidad y obtener las indemnizaciones que correspondan por los daños causados a Swell y que originaron la situación patrimonial que justificó el inicio del proceso de reorganización judicial.

Junto con ello, el acuerdo establece que Swell Capital continúe como empresa, en particular con el negocio de venta de señales de inversión basada en las estrategias ya desarrolladas por Swell, a través de suscripciones mensuales.

En particular, los productos ofrecidos serán el envío de mensajes diarios a los clientes por whatsapp y/o correo electrónico que incluyan una señal de frecuencia diaria del algoritmo Norswell (USD/CLP). El valor de la suscripción mensual será de US$ 100 por suscriptor, cuando se trate de terceros no accionistas de Swell, y una suscripción gratuita durante el primer año para los accionistas serie A.

Siempre y cuando se apruebe la presente Propuesta, se destinarán $100.000.000 del capital a ser suscrito y pagado por los accionistas serie B para el desarrollo de esta línea de negocios.

Con todo, la propuesta también apunta que aquellos acreedores que no deseen capitalizar sus acreencias en Swell, podrán optar por un pago al contado del 5% de sus acreencias y la condonación del 95% restante.

Este viernes 19 de noviembre esta citada una nueva junta de acreedores, a las 11:00 horas, igual que la anterior.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.