Banca sube provisiones más de 50% en medio de crisis social

Moody's

Moody's analizó las cifras preliminares de octubre, que reflejan una caída en las ganancias de los principales bancos.




A un mes del estallido de la crisis social, Moody's cuantificó los potenciales impactos de la problemática en el desempeño de los bancos locales. La clasificadora de riesgo advirtió que la decisión de crear provisiones voluntarias más altas indica un posible deterioro en la calidad de los activos e impacta en la capacidad para absorber potenciales pérdidas. Según Moody's, cifras preliminares de octubre de algunos bancos, como BCI, Banco de Chile, Santander e Itaú CorpBanca, apuntan una caída de 13% en sus ganancias, además de una fuerte alza de 54% en las provisiones. "Esperamos que la cobertura de reserva de estos bancos aumente a un estimado de 2,6% de los préstamos brutos, en comparación con el alza de 2,4% en septiembre pasado", indicó Moody's.

Respecto a los resultados anuales, la clasificadora de riesgo detalló que el rendimiento promedio de los activos podría disminuir cerca de 25 puntos base, desde un promedio de 1,2% apuntado en 2018.

La agencia crediticia agregó que los resultados de los bancos en 2019 no sólo incorporarán las disposiciones para cumplir con las nuevas regulaciones y requisitos para las PYMES, los préstamos estudiantiles garantizados por el gobierno (CAE), sino también los efectos de una inflación menor a la esperada durante el año.

Sobre los impactos a largo plazo, Moody's agregó que dependerán de cómo los disturbios afecten las perspectivas económicas este año y el próximo.

Previo al estallido de la crisis, la clasificadora de riesgo recortó sus proyecciones para la economía local desde 3,6% a un crecimiento de 2,9% para este año. "Ahora, tanto nuestro pronóstico de 2019 como nuestro 3% para 2020 tienen riesgos a la baja debido a la posibilidad de efectos indirectos de la crisis social y un deterioro del entorno externo", explicó Moody's.

Eso sí, un crecimiento económico más débil podría retrasar la expansión de los créditos de consumo y de pequeñas empresas, lo que ayudaría a los bancos a proteger la calidad de sus activos. "Sin embargo, el financiamiento al consumo en Chile era un 14% del total de pequeños préstamos a septiembre de 2019", concluyó Moody's.P

Comenta