Las apuestas de León Vial y Eduardo Fernández en la bolsa mejoran, pero no lo suficiente

Leonidas Vial es uno de los controladores de la sociedad de inversiones Santana S.A. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Entre el primer y el segundo trimestre, los empresarios aumentaron su posición en Itaú, pero vendieron acciones en Falabella y AES Gener.




A pesar de mejorar los resultados entre abril y junio, las inversiones de Santana, la sociedad controlada por Leonidas Vial y Eduardo Fernández León, continúan siendo golpeada por la crisis económica.

La compañía anotó ganancias por $1.441 millones en el segundo trimestre del año, lo que significa una caída de 50% respecto del mismo período del 2019, aunque revierte en parte las pérdidas que había registrado en los tres primeros meses del año.

Así, en el semestre, Santana acumula una merma de $5.272 millones en su última línea, lo que se compara negativamente con las ganancias de $5.510 millones obtenidos durante los primeros seis meses del ejercicio pasado.

Según el análisis razonado de la compañía, las pérdidas del período fue resultado de varios factores: los principales que afectaron positivamente fueron los ingresos por intereses de los pagarés en dólares y de las cuentas corrientes empresas relacionadas de $ 2.537 millones más los ingresos por dividendos recibidos de acciones y fondos de inversión $ 2.637 millones, más la utilidad obtenida en la compra venta de acciones de $ 1.124 millones.

Sin embargo, los efectos negativos “que tuvo la pandemia covid-19 en la actividad económica y los mercados en general, que significó para Santana reconocer pérdidas por menores valores razonables de sus inversiones tanto en acciones, de $5.357 millones, como en cuotas de fondos de inversión y bonos, de $4.083 millones. Otro factor importante fue el resultado neto obtenido entre la utilidad por diferencia tipo de cambio de los activos en dólares; como son los pagaré y algunos fondos de inversión, y la pérdida obtenida por liquidaciones de operaciones forwards tomados para compensar estas variaciones del tipo de cambio, que resultó ser una pérdida neta de $3.167 millones”.

Entre el cierre de marzo y el cierre de junio, Santana aumentó su participación en Itaú, desde 964 millones de acciones a 1.794 millones, con una valorización de $3.980 millones, en tanto mantuvo sus posiciones en las serie A y B de Embonor, Volcán, Oro Blanco, Cencosud y Enel Generación.

Sin embargo, se desprendió de varias posiciones. A marzo mantenía $423 millones en Falabella y $1.342 millones en AES Gener, acciones que no figuran ya en los estados financieros de junio.

En el primer semestre, el valor de su cartera en acciones chilenas es de $24.684 millones, muy por debajo de los $32.871 millones del cierre de 2019.

Mantiene $45.200 millones en fondos de inversión, $47.704 millones en pagarés de Alto Maipo, y efectivo por $46.699 millones.

Comenta